Skip to main content
Blogs de autor

Las intenciones no cuentan

Por 1 de septiembre de 2008 diciembre 23rd, 2020 Sin comentarios

Víctor Gómez Pin

No hay referencia ética o estética sagradas a las cuales el trabajo y la creación deban adecuarse. La tarea, el esfuerzo, la lucha por trascender la pereza, la inercia y la costumbre, todas ellas vinculadas a esa alienación que el ego constituye… esa superación constituye la primera condición de posibilidad de la obra de arte y ha de erigirse en primer imperativo, imperativo del cual, a modo de corolario, resulta una legitimidad moral.

Delicado asunto, desde luego, para todos aquellos que estamos convencidos de la imposibilidad de compartimentar la apuesta por la realización plena del espíritu humano. En base a la convicción griega de que el hombre sólo puede actualizar su esencia en el marco de la pólis, pensar en la realización a través de la obra de arte exige pensar en la dignidad del marco social en el que tal obra se despliega. Esta es la base de lo que se ha dado en llamar arte comprometido. Y desde Los fusilamientos del dos de mayo al Guernica, pasando por Fidelio hay ejemplos admirables de tal exigencia.

Mas ha de quedar claro que el compromiso del arte no puede efectuarse a expensas del arte mismo. La obra de arte comprometida es, en primer lugar, obra de arte. En términos kantianos: lo que pertenece al registro de la Facultad de Juzgar no puede ser ventilado en el registro de la Razón Práctica. Y en otros términos: nada más grotesco que el artista que encubre su pereza o su impotencia con las buenas intenciones. Pero lo que aquí nos está indicando el Narrador va más allá, y lo abordaré mañana.

profile avatar

Víctor Gómez Pin

Victor Gómez Pin se trasladó muy joven a París, iniciando en la Sorbona  estudios de Filosofía hasta el grado de  Doctor de Estado, con una tesis sobre el orden aristotélico.  Tras años de docencia en la universidad  de Dijon,  la Universidad del País Vasco (UPV- EHU) le  confió la cátedra de Filosofía.  Desde 1993 es Catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), actualmente con estatuto de Emérito. Autor de más de treinta  libros y multiplicidad de artículos, intenta desde hace largos años replantear los viejos problemas ontológicos de los pensadores griegos a la luz del pensamiento actual, interrogándose en concreto  sobre las implicaciones que para el concepto heredado de naturaleza tienen ciertas disciplinas científicas contemporáneas. Esta preocupación le llevó a promover la creación del International Ontology Congress, en cuyo comité científico figuran, junto a filósofos, eminentes científicos y cuyas ediciones bienales han venido realizándose, desde hace un cuarto de siglo, bajo el Patrocinio de la UNESCO. Ha sido Visiting Professor, investigador  y conferenciante en diferentes universidades, entre otras la Venice International University, la Universidad Federal de Rio de Janeiro, la ENS de París, la Université Paris-Diderot, el Queen's College de la CUNY o la Universidad de Santiago. Ha recibido los premios Anagrama y Espasa de Ensayo  y  en 2009 el "Premio Internazionale Per Venezia" del Istituto Veneto di Scienze, Lettere ed Arti. Es miembro numerario de Jakiunde (Academia  de  las Ciencias, de las Artes y de las Letras). En junio de 2015 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco.

Obras asociadas
Close Menu