Ficha técnica

Autor: Guillermo Cabrera Infante | Título: El cronista de cine | Editorial: Galaxia Gutemberg | ISBN: 978-84-8109-893-8 | Páginas: 1.536 | Encuadernación: 13 x 21 cm.| Tapa dura con sobrecubierta | PVP (con IVA): 38,46 euros | PVP (sin IVA): 40,00euros

El cronista de cine

Guillermo Cabrera Infante

GALAXIA GUTEMBERG

 

Caín «vive ahora en la provincia de la nada». Con esta frase concluyente, Guillermo Cabrera Infante despedía a un personaje, G. Caín. su álter ego, con el que firmó centenares de páginas durante los años en que ejerció la crítica cinematográfica. Este primer volumen de las Obras completas del autor de Tres tristes tigres le está íntegramente dedicado.

Dentro de la producción de Guillermo Cabrera Infante, el cine ocupó desde siempre, desde la propia infancia, un papel destacadísimo, primero como espectador y crítico, y, más adelante, como guionista y ensayista. El cine del cronista se centra en su época de crítico de la revista Carteles, 1954-1960, en la que, por problemas con la censura del dictador Batista, tuvo que inventarse un seudónimo formado por la inicial de su nombre y las dos primeras sílabas de sus apellidos para poder publicar sus artículos. Este volumen se vertebra alrededor de uno de los principales libros que Cabrera Infante publicó en vida, Un oficio del siglo xx, una selección de aquellas críticas acompañada de una especie de biografía imaginaria del personaje de Caín, que su autor definió como «una pieza de ficción ligeramente subversiva», y cuya tesis principal se proponía probar «que la única forma en que un crítico puede sobrevivir en el comunismo es como ente de ficción».

Esta obra magistral, verdadero cambio de orientación en la escritura del autor cubano, viene acompañada de más de setecientos textos -críticas, artículos, entrevistas, reportajes- nunca antes publicados en libro, que sin lugar a dudas contribuirán a incrementar la verdadera dimensión de uno de los autores fundamentales de la literatura en lengua española. 

 

 

Prólogo
Retrato del crítico como ente de ficción

Este volumen de escritos cinematográficos de Guillermo Cabrera Infante, el primero de sus obras completas, se vertebra alrededor de uno de sus principales libros publicados en vida, Un oficio del siglo XX, y de la creación de un personaje, el crítico G. Caín, trasunto de nuestro autor. Si sus dos libros fundamentales Tres tristes tigres y La Habana para un infante difunto bastarían para situar su literatura como una de las más importantes y más singulares del pasado siglo, Un oficio… resulta, a mi juicio, su libro fundacional, un compendio de las dos pasiones que animaron la vida del escritor desde su juventud hasta su muerte −el cine y la literatura−, y también una palpable demostración de lo que con el tiempo se han convertido en las señas de identidad de su estilo: el humor y la inteligencia.
Un oficio del siglo XX  es una selección de las críticas aparecidas en el semanario Carteles entre 1954 y 1960, es decir, entre la dictadura de Batista y el triunfo de la Revolución. Pero no es únicamente eso: a partir de la figura de un personaje inventado, ese G. Caín, seudónimo con el que firma, Cabrera Infante crea una trama argumental en la que, desdoblándose, discute, dialoga, polemiza y discrepa de su álter ego en una especie de quest sobre el autor del manuscrito, un juego de espejos que le sirve para ofrecernos un texto autobiográfico de primer orden, convenientemente camuflado con recursos que serán constantes constitutivas de su producción posterior.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]

profile avatar

Guillermo Cabrera Infante

Guillermo Cabrera Infante nació en Gibara, provincia de Oriente, Cuba, el 22 de abril de 1929 y falleció en Londres el 21 de febrero de 2005. Su vocación literaria fue muy temprana. Estudió periodismo y en 1954, con el seudónimo de G. Caín, empezó a ejercer como crítico cinematográfico en la revista Carteles, de la que llegaría a ser jefe de redacción. Fue fundador y director del magazine literario Lunes de Revolución hasta su cierre en 1961. En 1962 viajó a Bélgica como agregado cultural. Regresó a Cuba, en 1965, a los funerales de su madre, renunció a la diplomacia y se exilió en Europa. Desde 1966 vivió en Londres en compañía de Miriam Gómez, con quien se había casado en 1961, y que se convertiría en su compañera inseparable.   Su obra literaria se inició con el volumen de relatos Así en la paz como en la guerra (1960), al que siguieron, entre otros títulos, la novela Tres tristes tigres, que obtuvo en 1964 el premio Biblioteca Breve, Vista del amanecer en el Trópico (1974), La Habana para un infante difunto (1979), o sus libros de cuentos recogidos en el volumen Todo está hecho con espejos (1999). Su obra ensayística se extiende por todo tipo de registros: los escritos sobre cine Un oficio del siglo XX (1963), Arcadia todas las noches (1978) o Cine o sardina (1997); colecciones de artículos y ensayos, como O (1975), Exorcismos de esti(l)o (1976); y las reflexiones de índole política Mea Cuba (1992). Mención aparte merece su memorable homenaje al tabaco Holy Smoke, escrito originalmente en inglés (1985) y que años más tarde vería la luz en español con el título de Puro humo (2000). También escribió varios guiones, entre ellos el de la película de culto Vanishing Point (1971). Considerado como una de las voces más brillantes y personales de la literatura en lengua española, recibió el premio Cervantes en 1997. En 2009, Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores publicó una de sus novelas póstumas, La ninfa inconstante. 

Obras asociadas