Ficha técnica

Título: La parte soñada | Autor: Rodrigo Fresán | Editorial: Literatura Random House |
Formato: tapa blanda con solapa | Páginas: 592 | Medidas: 136 X 230 mm | ISBN: 9788439731184  | Fecha: mar/2017 | Precio: 22.90 euros | Ebook: 11,99 euros

La parte soñada

Rodrigo Fresán

LITERATURA RANDOM HOUSE

La parte soñada busca respuestas a esta pregunta explorando las visiones vigilantes de alguien cansado de perseguir la interpretación de su vida sonámbula y de esperar a que su obra en trance recupere el sentido. O tal vez sigue el tránsito de alguien con demasiada energía para reinterpretarlas y reescribirlas a su manera mientras cuenta mucho, mucho más que ovejas.

Una misteriosa fundación que se dedica a la preservación de los cada vez más escasos y valiosos sueños, una terrorista psycho-lírico-fotofóbica, una canción de cuna eléctrica y mercurial, tres hermanas lunáticas (y un hermano eclipsado) escribiendo desde el lado oscuro de las más profundas y borrascosas cumbres del espacio, una reclusa alucinada y una familia alucinante, un genio adicto a las mariposas y un agente del FBI adicto a ese genio, un tío ácido y lisérgico y unos padres modelos pero nada modélicos, una revolucionaria puesta en escena de Shakespeare para hijos de guerrilleros-chic, una ciudad de librerías insomnes, y un escritor que tal vez sea centenario. O no.

Ese escritor que ya no escribe ni duerme y que intenta recuperar la trama de una noche de su infancia. Esa noche en la que abrió los ojos para siempre, para ya nunca cerrarlos, para no dejar de soñar con esa noche y para, tal vez, despertarse y por fin descansar en paz.

Reseña:
«Rodrigo Fresán es un escritor maravilloso.» John Banville

 

[Comienzo del libro ]

El sueño es, aquí, el cuerpo del texto.

Ahí está.

El cuerpo: en reposo y dormido, pero aun así siempre alerta.

El texto, en la más suspendida de las animaciones, abriendo sus ojos al abrir el libro, cada vez que se lo lee, como si al entrar ahí se encendiese una luz para que la luz salga. En shhhilencio. Sin hacer más ruido que un onomatopéyico y contagioso boquiabierto ajúm, y estirando los brazos de tanto en tanto, hasta que los huesos crujen.

Y eso es todo en lo que hace al afuera cuando la procesión va por dentro, oración a oración, orando.

Por eso, siempre, luego de siglos de leer en voz alta, se comprendió que era mejor leer sin hacer ruido: apenas moviendo los labios, dejando escapar el aire entre los dientes, y poco más. Con esa mezcla de devoción y temor con la que se contempla en las sombras a un luminoso e iluminador ser querido durmiendo. Y, sólo entonces, admitiendo y siendo plenamente conscientes, en nuestra oscuridad, de que aquel a quien amamos nunca nos será del todo claro, conocido, legible y comprensible.

Cuando alguien duerme, ese alguien es un misterio y, al mismo tiempo, es como es de verdad. Sin las poses sofisticadas y artificiosas de la vigilia, cuando se es tan vigilante del cómo se es percibido.

Dormido, en cambio, pocas variables: boca abajo o boca arriba o de costado y estirado o en contraída pose fetal, como cuando se flotaba dentro de ese cascarón de madre y fantaseando allí, como Hamlet, con ser «rey de un espacio infinito» en el que no tienen cabida los malos sueños. Fácil de percibir pero, aun así, en esa engañosa sencillez, un cuerpo al que, como a los contados versos de un poema, podríamos recitar de memoria, sí; pero, de nuevo, jamás entendiéndolo por completo. Como sucede en y con muchos poemas.

 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]

profile avatar

Rodrigo Fresán

Nació en Buenos Aires en 1963 y es autor de Historia argentina, Vidas de santos, Trabajos manuales, Esperanto, La velocidad de las cosas, Mantra, Jardines de Kensington (traducida a más de ocho idiomas, entre ellos, Inglés -USA e Inglaterra-, francés, alemán, italiano y sueco, etc.) y El fondo del cielo. Varios de ellos han sido publicados, con gran éxito de crítica, en numerosos países.  Fresán vive desde 1999 en Barcelona, colabora para numerosos medios periodísticos nacionales y extranjeros, y ha traducido, prologado y anotado libros de Anne Beattie, Roberto Bolaño, John Cheever, Denis Johnson y Carson McCullers entre otros. El jurado de Best Translated Book Award alabó La parte inventada con la citación: «Fresán es un maestro». En 2017, Fresán recibió en Francia el Prix Roger Caillois a la totalidad de su obra por ser un «escritor atípico, transgresor e ineludible».

Obras asociadas