Ficha técnica

Título: Sobre el arte y el artista | Autor: Oscar Wilde | Editorial: Elba | Colección: Elba | Formato: 12,5 x 20 cm | Páginas: 128 | ISBN: 9788412107500 |  Precio: 19.00 euros

Sobre el arte y el artista

Oscar Wilde

ELBA

 

Brillante ensayista, dramaturgo, poeta y narrador, el arte en el que más luce el talento de Oscar Wilde es el del aforismo. Su obra, una singular combinación de profundidad y ligereza, de candor y de incisiva provocación, está sembrada de reflexiones que iluminan no sólo la realidad social de su época, sino también de la nuestra. Su visión del arte y el artista resulta especialmente sugerente, puesto que él mismo se identificaba con la elevada idea que tenía del artista, para el que el arte es «la única forma real de individualismo que conoce el mundo». Arte, artistas, literatura, crítica y público conforman el escenario sobre el que el escritor irlandés proyecta sus aspiraciones y también sus frustraciones, y su encaje -o más bien sus desajustes- respeto a la sociedad, la materia prima que inspira sus recomendaciones, a la vez poéticas y pragmáticas, pero siempre lúcidas. Esta selección ofrece la quintaesencia del credo estético de Wilde, un verdadero ideario sobre la creación, los creadores y las circunstancias que los alientan y los constriñen, invitando al lector a pensar sobre el sentido del arte su relación con la vida.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]

profile avatar

Oscar Wilde

Oscar Wilde nació en Dublín en 1854. Se educó en Oxford y de ahí se mudó a Londres, donde su actitud provocativa y su innata suspicacia le reportaron la entrada a los círculos sociales más sofisticados. Defensor del esteticismo, puso en práctica su talento de escritor en varios géneros: poesía, drama, ensayo, cuento, periodismo, y en una novela, El retrato de Dorian Gray. De esa producción, sin lugar a dudas fueron sus obras de teatro (La importancia de llamarse Ernesto, Una mujer sin importancia, El abanico de lady Windermere), sus relatos breves ("El gigante egoísta", "El fantasma de Canterville") y el ensayo De profundis los que le concedieron un lugar destacado entre los inmortales de la literatura victoriana. Famoso asimismo por tener a flor de boca una batería inextinguible de frases ingeniosas y por manejar un humor filudo como corvo, Wilde también desafió los cánones morales de su época al no ocultar su homosexualidad tras haberse casado y haber sido padre de dos hijos. El precio que pagó por ello fue demasiado alto: se le condenó a dos años de trabajos forzados en la cárcel de Reading y, al salir en libertad, convertido ya en un harapo humano, abandonó Inglaterra y murió en París en tristísimas y miserables circunstancias, el año 1900, a la mezquina edad de 46 años.  

Obras asociadas