Ficha técnica

Título: Diario | AutorJuan Bernier | Edición: Juan Antonio Bernier| Editorial: Pre-Textos | Colección: Narrativa Contemporánea | Género: Autobiográfia | ISBN: 978-84-15297-12-3 | Páginas: 516 | Ref:  1129 / 94 | Peso: 628 gr. | Formato:  23 x 15 cm.| Encuadernación: Rústica | PVP: 25,00 € | Publicación: Abril de 2011

Diario

PRE-TEXTOS

Durante los años decisivos de su juventud, el poeta del grupo Cántico Juan Bernier (La Carlota, 1911 – Córdoba, 1989) escribió un diario íntimo y secreto que se publica íntegramente en este volumen por vez primera. El hecho de que lo mantuviera oculto hasta poco antes de su fallecimiento, momento en el que se decidió a corregirlo para su posterior publicación, es un indicio de la sinceridad radical con la que se refugió en estas páginas durante los tiempos sombríos de la guerra y la posguerra española. Tiempos lúcidamente descritos por un intelectual librepensador y homosexual de la talla de Juan Bernier.

La muerte sorprendió a su autor poco antes de concluir la corrección de esta apasionante obra autobiográfica, lo que constituye una prueba de su consideración de la misma como obra artística, así como de su deseo de que finalmente fuera editada la que, en rigor, es su primera obra literaria. En ella, junto a Bernier, son parte fundamental nombres bien conocidos por los lectores de poesía, entre los que destacan los miembros fundadores de la futura revista Cántico Pablo García Baena y Ricardo Molina. Sin duda se trata de una obra de indudable valor artístico y documental. Al que hay que añadir su valor como testimonio humano, posiblemente el único que le llevó a escribir este texto “hijo de las mismas ansias que impulsan el alma a buscar en los brazos ajenos una compensación a la absoluta soledad de los sueños, los deseos o los vicios”.

Por su lucidez, desnudez, valentía, sinceridad y radicalidad, el Diario de Juan Bernier constituye una de las cimas de la literatura autobiográfica en España.

 

ESCRIBIR ES UN DESAHOGO 

Escribo tranquilamente mis impresiones en la mesa de café, y habrá muchos que me dirían que hay otras cosas más interesantes que contar. Pero es legítimo que cuando un hombre ha sufrido toda su vida el ser distinto de los otros, cuando toda su persona y conducta ha estado bajo estos duros complejos, es preciso, digo, que tenga una satisfacción, un desahogo, y puede ser impelido a escribir el caos profundo de su pensamiento, de sus actos incomunicables, mudos, secretos… Así yo busco en estas memorias algo así como alguien, un amigo en quien confiarse.

Estoy, por otra parte, convencido de que mi caso no es más interesante que el de otros muchos que no cito, o bien que sus sucesos, más o menos secretos, pudieran ser mejor contados. La vida entera es una recta monótona y los momentos en que se curva o se quiebra son los que para mí merecen contarse. Por otra parte, no quiero, como otros, hacer entrar en otros cerebros lo que hay en el mío. No quiero turbar los valores morales establecidos, buscando cambiar lo que se llama blanco por lo que se llama negro. Se dice que “hay una excepción, cuando el caso particular es distinto a la regla general”. Pero no veo que en la Naturaleza exista una tendencia a la simplicidad. Las excepciones no son raras, pues. La moral, la religión, no admite, en cambio, las diferencias y sus reglas son más estrictas. Pero cada hombre es una diferencia. Esto lo será “dentro” de él. Dentro de nosotros. Dentro de mí.

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]