Ficha técnica

Título: Una historia natural del piano. De Mozart al jazz moderno | Autor: Stuart Isacoff | Editorial: Turner  | Colección: Música | Género: Ensayo | ISBN: 978-84-7506-903-6 | Páginas: 384 | Formato:  13,5 x 21 cm.| Encuadernación: Rústica con solapas | PVP: 19,80 €

Una historia natural del piano

TURNER

Un viaje por la historia del piano -desde las espinetas hasta los teclados digitales, desde Mozart hasta Thelonius Monk- desbordante de pasión, entusiasmo y agudeza.

Un estudio muy personal de la evolución, tanto del instrumento como del talento de sus compositores, a través del particular sonido del piano.

Un regalo no sólo para los amantes del piano o sus intérpretes, sino para todo aquel que quiera disfrutar de un viaje cargado de emoción y conocimientos. 

Es como estar escuchando a un narrador fascinante que te informa, te divierte y conoce su tema a fondo […]. Esta historia del piano le hará ¡Parar!, ¡Leer! y luego irse a ¡Escuchar!.- The Washington Post 

 

I

UN ENCUENTRO DE TRADICIONES 

Cuando el cuerpo empezó a fallarle, el piano fue una cuerda de salvación para Oscar Peterson (1925-2007). El instrumento había sido un fiel compañero durante mucho tiempo: había dado forma a sus sueños de juventud, le había brindado un lugar en los libros de historia y le había permitido abrirse camino en un mundo marcado por los conflictos raciales. Ahora, a los ochenta y un años, parecía agotado. Peterson llegó al escenario de Birdland, en Nueva York, en una silla de ruedas, después de que varios derrames lo hubieran debilitado, afectándole a las piernas y a la mano izquierda, y tuvo que hacer un gran esfuerzo para sentarse en la banqueta, frente al piano.

     Y sin embargo, en cuanto tuvo el teclado a su alcance, incluso antes de que se hubiera terminado de sentar, extendió la mano derecha y tocó unas cuantas notas. Al oír la señal, el bajista, el batería y el guitarrista se pusieron a tocar el primer tema. Y de repente apareció aquel sonido. Todavía conservaba una personalidad musical impresionante, enraizada en la tradición pero reconocible, inconfundiblemente propia.

     Durante décadas, el virtuosismo de Peterson y su intuición musical habían provocado en otros pianistas el mismo temeroso asombro que él sentía hacia su ídolo, el difunto Art Tatum. En una ocasión, comparó al viejo maestro del piano con un león: un animal que te da un miedo terrible aunque no puedes evitar acercarte para oírlo rugir. (Los incendiarios pianistas de música clásica Sergei Rachmaninoff y Vladimir Horowitz fueron a escuchar a Tatum y salieron igual de intimidados). Y esto hacía que su regreso fuera aún más complicado. 

[ADELANTO DEL LIBRO EN PDF]