PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 20 de abril de 2014 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Historia de la identificación de las personas'
  • Ficha técnica

    Título: Historia de la identificación de las personas | Autores: Ilsen About y Vincent Denis | Traducción: Ana Herrera Ferrer | Editorial: Ariel | Colección: Ariel Historia | Género: Ensayo | ISBN: 978-84-92649-34-1 | Páginas: 160 | Formato:  16 x 24 cm. | Encuadernación: Rústica con solapas | PVP: 21,00 € | Publicación: 10 de Marzo 2011
  • Biografía

    Biografía

'Historia de la identificación de las personas'

Vincent Denis

Ilsen About

ARIEL

Distinguir los individuos unos de otros, reconocer la identidad de una persona, identificarla: estas operaciones que hoy nos parecen banales son el resultado de procesos históricos complejos. Según las épocas, el desarrollo de formas específicas de identificación ha jugado un papel relevante en el ejercicio del poder y en la organización y regulación de las sociedades. La historia de la identificación arroja nueva luz sobre la génesis de la modernidad democrática.

Esta obra pretende demostrar la transformación continua, desde la Edad Media hasta nuestros días, de las formas de identificar, de la evolución de los conceptos, prácticas y actores que las constituyen, así como los debates que suscitan. Se trata de la primera síntesis, en el ámbito de una investigación en pleno auge, que expone la actualidad de los estudios sobre este tema y presenta métodos para una historia de la identificación, situada en el punto de encuentro de muchas disciplinas.

 

INTRODUCCIÓN  

   Reconocer la identidad de una persona, enseñar un documento de identidad: estos actos corrientes pautan, a veces como de pasada, la vida cotidiana, y parecen tan enraizados en el mundo contemporáneo que ya no nos damos cuenta siquiera. Presentado a veces como un sinónimo de modernidad, el reconocimiento exacto de los individuos parece participar del progreso: garantiza un acceso protegido a determinados derechos, permite a los individuos beneficiarse de una identidad oficial y reconocida, hace posible también la persecución de los criminales y puede prevenir el crimen por su efecto intimidatorio. Por otro lado, inspirados quizá por los relatos de ciencia-ficción, que imaginan las desviaciones inquietantes de la identificación total, algunos investigadores de las ciencias sociales analizan los riesgos para la sociedad de la difusión de las tecnologías contemporáneas de la identificación. Para algunos, la identificación permanente señala el advenimiento de una sociedad de la vigilancia y el control, encarnada por unas tecnologías cada vez más invasoras que conducen al reino de la seguridad en perjuicio de las libertades públicas [Lyon, 2001]. 

   En este debate, se requiere a menudo al historiador que aporte tal o cual dato esclarecedor sobre la historia de las técnicas y los documentos de identificación. Más raramente se le interroga sobre el origen y el funcionamiento de los sistemas de identificación en el pasado. A primera vista, la acción de identificar, la «identificación», no abarca en efecto una dimensión histórica particularmente evidente. Su significado es igual de complicado para la definición del término «identidad», sujeto a múltiples interpretaciones, a veces contradictorias, que le confieren un estatus particular y ambiguo en el vocabulario de las ciencias sociales. La polisemia del término «identificación» empleado en el vocabulario corriente, tanto en el psicoanálisis como en la antropología, la sociología y la historia, contribuyen también a la dificultad de una definición unívoca.

   La identificación designa, en el dominio histórico, la acción de identificar a una persona, una operación que tiene diversos sentidos. Identificar a alguien es establecer las características propias de una persona con el fin de demostrar su singularidad y su carácter único: identificar es «singularizar». También consiste en distinguir a un individuo de otro, es decir, «diferenciarlos». Y por último, es comparar unos datos y unas características conocidas y determinadas con una persona, para asegurarse de que es la misma en un momento u otro y en un lugar y otro: identificar es «reconocer».

[Páginas del libro]


[Etiquetas: ensayo, historia, identificación]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2014 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres