PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 28 de octubre de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Liberación animal'
  • Ficha técnica

    Título: Liberación animal | Autor: Peter Singer | Editorial: Taurus | Colección: Taurus Pensamiento | Género: Ensayo | ISBN: 9788430608003 | Páginas: 384 | Formato:  15 x 24 cm. | Encuadernación: Rústica |  PVP: 19,00 € | Publicación: 2 de Febrero 2011
  • Foto de Peter Singer
  • Biografía

'Liberación animal'

Peter Singer

TAURUS

Este revolucionario libro inspiró, desde su publicación original en 1975, un movimiento mundial de defensa de los derechos de los animales que aspira a transformar nuestra actitud hacia ellos y eliminar la crueldad que les infligimos.

En Liberación animal, Peter Singer denuncia el «especismo» (el prejuicio de creer que existe una especie, la humana, superior a todas las demás) y expone la escalofriante realidad de las granjas industriales y los procedimientos de experimentación con animales, echando abajo las justificaciones que los defienden y ofreciendo alternativas a un dilema moral, social y medioambiental.
 
Este libro es un persuasivo llamamiento a la conciencia, la decencia y la justicia y una lectura esencial tanto para el ya convencido como para el escéptico.
 
«La documentación de Singer no es ni retórica ni emocional, sus argumentos son rigurosos y formidables, ya que no basa su caso en principios personales o religiosos, ni en principios filosóficos altamente abstractos, sino en posiciones morales que la mayoría de nosotros ya aceptamos.» New York Times Book Review
 
«Un libro importantísimo que cambiará el modo en que muchos de nosotros miramos a los animales y, en última instancia, a nosotros mismos.» Chicago Tribune
 
 
PRÓLOGO A ESTA EDICIÓN
 
En 2008, millones de estadounidenses vieron en las noticias de la tarde, horrorizados e incrédulos, una grabación con cámara oculta en la que se mostraba cómo ganado demasiado enfermo siquiera para andar era pateado, electrificado con varas eléctricas, golpeado en los ojos con porras y trasladado de un lado a otro en carretillas elevadoras con el fin de acercarlo lo suficiente a la caja en la que se le da muerte para luego ser procesado como carne. 
 
   El vídeo fue grabado en el matadero de Westland/Hallmark en Chino, California, una gran empresa -supuestamente líder en tecnología punta- y la mayor proveedora del National School Lunch Program, situada no en algún retrasado remanso rural, sino a tan solo unos cincuenta kilómetros de Los Ángeles. Como comer carne de vacas que no pueden andar constituye un riesgo para la salud, el vídeo provocó la mayor retirada de carne en la historia de Estados Unidos.
 
   Esta revelación vino a constituir una dramática confirmación de las tesis de este libro. Tras declararse culpable de los cargos de crueldad contra animales, Daniel Ugarte Navarro, el encargado del matadero, que aparece en las imágenes golpeando y propinando a las vacas enfermas descargas eléctricas en la cara, y utilizando una carretilla elevadora para moverlas, dijo que no había hecho nada malo y que «solo estaba haciendo su trabajo». Es una excusa que ya hemos oído antes, pero que no deja de tener una pizca de incómoda verdad. Por despreciables que fuesen las acciones de Ugarte, hay algo fundamentalmente peor en la ética, y en la ley, que determina cómo tratamos a los animales. Si la gente quiere comer criaturas sensibles y existe una competición por suministrar carne al precio más bajo posible, entonces, el sistema recompensará a aquellos que cumplan con esta demanda. En ese sentido, Ugarte estaba simplemente haciendo su trabajo. Y de no haber sido por la «mala suerte» -para él y para Westland/Hallmark- de que un investigador de la Humane Society of the United States estuviera filmando secretamente sus actos, Ugarte hubiera seguido maximizando efectivamente las ganancias de su empleador.
 
   La repulsión que este y otros vídeos de abusos sobre animales grabados ocultamente provocan en la mayor parte de la sociedad sugiere que es la ignorancia, y no la indiferencia, la que permite que se mantenga la crueldad generalizada, institucional, hacia los animales en Estados Unidos. Ahora que los medios de comunicación están tomándose más seriamente los asuntos de los animales, esta ignorancia comienza a resquebrajarse. Pero ha sido necesario un largo esfuerzo hasta alcanzar esta situación. Desde que este libro se publicó por primera vez, en 1975, el arduo trabajo de un incontable número de activistas ha cosechado beneficios que se manifiestan no solamente en una mayor concienciación pública hacia los abusos sobre los animales, sino también en mejoras concretas para los propios animales. En la década de 1980, bajo presión del movimiento animal, las corporaciones de cosméticos comenzaron a invertir dinero en busca de alternativas a la experimentación con animales. El desarrollo de métodos experimentales que prescinden de los animales tiene ahora una dinámica propia dentro de la comunidad científica y es en parte responsable del menor número de animales utilizado. Pese a la afirmación de la industria de que «la piel ha vuelto», la venta de pieles todavía no ha recuperado el nivel que alcanzó en la década de 1980, cuando el movimiento animal comenzó a centrarse en ella. Los dueños de animales de compañía han mejorado su educación y son más responsables, y el número de animales indeseados o abandonados que son sacrificados en refugios y perreras, pese a ser aún demasiado alto, ha descendido drásticamente.

[Principio del libro]


[Etiquetas: ensayo, derechos, animales, moral, ética]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres