PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 19 de septiembre de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'El síndrome de Frankfurt'
  • Ficha técnica

    Título: El síndrome de Frankfurt | Autor: Sergio Vila-Sanjuan | Páginas: 160 | 13,5 x 21,0 cm rústica | Precio: 16 € | ISBN: 9788489662346 | Editorial / Colección: RBA / Reportajes | Fecha de publicación: 01/09/2007

'El síndrome de Frankfurt'

EDITORIAL RBA 

La Feria del Libro de Frankfurt es una gran reunión anual de profesionales del mundo editorial y literario, y a la vez un fenómeno cultural, social, económico y político único. Pero poca gente conoce su historia y sus peculiaridades. ¿Desde cuándo se celebra? ¿Cómo ha conseguido una repercusión tan extraordinaria? ¿Cuáles han sido sus momentos más decisivos? ¿Qué tipo de asistentes reúne? ¿Qué papel juega en el lanzamiento internacional de los escritores? Desde hace trece años, Sergio Vila-Sanjuán acude a la Feria como enviado especial del diario La Vanguardia. Conoce, pues, buena parte de sus secretos.

 

Extracto del libro: Capítulo 2

DE LA GUERRA FRÍA AL SIGLO XXI

"Cuando visité por primera vez la Feria del Libro de Frankfurt en 1951, la edición comercial alemana atravesaba un periodo de agitación. Me instalé en una pequeña pensión y me abrí camino hacia la feria a través de las ruinas. La ciudad había sido destruida, el transporte escaseaba y la gente dormía en las calles. Todo el mundo parecía gris, hambriento y abatido". Son palabras de George Weidenfeld, un judío vienés que escapó de los nazis y llegó con lo puesto, en 1939, a Gran Bretaña, donde en pocos lustros se convertiría en una de las grandes figuras del mundo del libro. Director y copropietario de Weidenfeld & Nicolson, amigo de Graham Greene, Nabokov e Isaiah Berlin, acabaría siendo el editor de las memorias de Harold Wilson, Adenauer, De Gaulle, Golda Meir, Helmut Kohl y el papa Juan Pablo II.

"La feria -continúa Weidenfeld en su libro de memorias Remembering My Good Friends - llevaba funcionando unos pocos años, pero todavía era muy primitiva, aunque había esperanza y ambición en el aire". Por aquel entonces las editoriales inventaban ingeniosas fórmulas para superar sus deficiencias materiales, como la escasez de papel. Rowohlt, uno de los grandes editores alemanes, publicaba clásicos de la literatura universal en papel de periódico. Algunos sellos estaban recuperando las obras de importantes autores europeos y americanos que habían sido prohibidos por el régimen de Hitler. No pocos editores de gran prestigio lo habían perdido por sus relaciones nazis, mientras que otros quedaron al otro lado del Telón de Acero. "Pero un incierto número de supervivientes de la Alemania de Weimar -añade Weidenfeld- estaba ahí".

La evocación de lord Weidenfeld nos da algunas de las claves que definen la Feria del Libro de Frankfurt. Nace en una ciudad arrasada (por los bombardeos aéreos de 1944) en el corazón de la vieja Europa, y en el seno de una sofisticada cultura del libro que intenta olvidar, o al menos reformular, su inmediato pasado marcado por un régimen respecto al que no todos tenían la conciencia tranquila ni mucho menos. Y desde el principio, entre las ruinas, se destaca la ambición y la esperanza que sus organizadores han puesto en ella.

Tras el desastre de la guerra, el sector del libro de la RFA , con claro apoyo de las autoridades americanas de ocupación, había decidido tomar medidas para rehabilitar su comercio. La creación de la Buchmesse fue la más importante. La primera convocatoria fue del 18 al 23 de septiembre de 1949 por iniciativa de dos libreros, Alfred Grade y Heinrich Cobet, y bajo los auspicios del land de Hessen. Se instaló de forma precaria en la Paulskirche , la antigua iglesia evangélica del centro de la ciudad cargada de simbolismo, ya que en 1849 había celebrado allí su reunión el primer Parlamento Alemán. A partir de la segunda convocatoria se hizo cargo del encuentro la tradicional Börsenverein, la Asociación de Libreros y Editores Alemanes que existía desde 1825 y que tras la pérdida de las editoriales que habían quedado en zona comunista también se estaba reconstruyendo. Además de la finalidad directamente mercantil de poner en contacto a editores y libreros, sus organizadores la veían como una apuesta que sirviera de símbolo a la rehabilitación de Alemania como "nación cultural" tras los años infames. Existía al mismo tiempo una voluntad deliberada de mirar hacia Occidente. Pero ¿por qué allí?

[Documento completo en PDF]


[Etiquetas: no ficción]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres