PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 17 de diciembre de 2017 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Tres vidas'
  • Ficha técnica

    Título: Tres vidas | Autora: Gertrude Stein | Traducción: Marta Pérez | Estudio de Pablo Álvarez y María Agra | Editorial: Sitara | Páginas: 304 | Tamaño: 15x23 | Encuadernación: Rústica con solapas | Fecha: oct-2017 | ISBN: 978-84-17035-00-6 | Precio: 19.70 euros | Ebook: 4.90 euros
  • Foto de Gertrude Stein
  • Biografía

'Tres vidas'

Gertrude Stein

 
 «No me parezco en nada», exclamó Gertrude.

«Tranquila, con el tiempo te acabarás pareciendo», respondió Picasso.

Gertrude Stein es la mujer retratada por Picasso que descubrió a Matisse, a Cézanne o a Renoir y al mismo Picasso; que dio nombre a la «Generación Perdida» formada por John Dos Passos, Ezra Pound, Erskine Caldwell, William Faulkner, John Steinbeck, Sherwood Anderson, Francis Scott Fitzgerald y Ernest Hemingway; compañera de Alice B. Toklas que recogió el París de los años veinte en su salón de arte. De vida apasionante e impetuosa, de pluma indiscutible, conocedora del ser humano y del arte, que merece ser reconocida.

Tres vidas
Este libro recorre las historias de «La buena de Anna», «Melanctha» y «La afable Lena». Página a página, vamos diseccionando y comprobando las consecuencias de estar vivo. Las tres mujeres son de una baja condicional social y su capacidad de decisión se ve menguada por las dificultades de la vida. Encontramos drama y reflexión, amor e indolencia, relaciones humanas y una necesidad sincera de conocer las pasiones y debilidades que las llevan por los caminos que recorren.

El mundo dibujado en Tres vidas es un mundo manejado por mujeres que, aunque en su papel sumiso, por lo subterráneo y en lo esencial, son los que manejan y mueven todos los hilos.

Los personajes son perfectamente dibujados en adjetivos y en actos, con tres trazos de feroz expresividad. La constante muestra descriptiva, con claros rasgos físicos que parecen marcar el carácter, nunca retrasan las acciones. El movimiento de las descripciones es ágil, nunca innecesario ni recargado; la palabra justa para recoger el acto y su consecuencia, entender el por qué y cómo se llega a ese preciso momento.
Sutil e infinita en sus posibilidades, Stein enjuicia la pasividad y la sumisión de una manera en que el lector casi deja de ser consciente, se deja llevar y los ojos pasean por las palabras mientras asisten a la visión de una sociedad que atiende a lo más intrínseco del ser humano como son sus pasiones y debilidades.

Mediante esta posición de espectador en otra vida, Gertrude nos guía destruyendo las divisiones maniqueas, dándonos las herramientas de observación para comprender y analizar, para sacar nuestras propias conclusiones. Todo comportamiento es un arma de doble filo, sin que el bien y el mal estén determinados pero donde, en ningún caso, se presentará la ausencia de moralidad. El replanteamiento de todo aquello que podríamos aceptar como verdadero quiere llevarnos a la crítica hacia la responsabilidad de uno mismo, el análisis pormenorizado para comprender como camino a la libertad de acción. La aceptación de las normas sociales y sentimentales impuestas es sólo la más grotesca de las condenas humanas.

«Melactha» es la segunda narración y la más extensa, posee un interés añadido en su originalidad porque es el relato minucioso de un amor tóxico donde, esta vez, es el hombre quien enloquece tratando de complacer a la incomprensible mujer; una historia de negros que nace de la observación y la creación de un estilo creado con repeticiones e imágenes cubistas:

Entonces fue cuando miss Stein tuvo que asistir a partos, y con ello conoció a los negros y visitó los lugares que, luego, aparecerían en la segunda historia, la de Melanctha Herbert, de Three Lives, es decir la historia donde iniciaría su revolución técnica literaria

.
Autobiografía de Alice B
. Toklas

Y es que Gertrude Stein podía hablar del mundo femenino y de la presión social con conocimiento, porque ella y Alice B. Toklas fueron compañeras hasta el final, llevaron su relación de forma abierta y con naturalidad. Gertrude y Alice son un ejemplo de valentía en mundo homosexual.

Inmortalizada recientemente por Woody Allen en su reconocida película "Medianoche en París" dando centro al mundo artístico parisino en su salón del número 27 de Rue des Fleurus. Su amistad con Picasso, con Juan Gris, relacionada con todos los escritores americanos afincados en París bajo el nombre de la «Generación Perdida» que ella misma puso y Hemingway, el que era su debilidad, se ocupó de difundir, su intensa vida, el altísimo sentido que tuvo para el arte hacen de Gertrude Stein una figura imprescindible de nuestro tiempo.

 

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: Tres vidas, Gertrude Stein, Marta Pérez, Pablo Álvarez, María Agra, Sitara, Relatos, mujeres, ]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres