PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 22 de julio de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Bestiario'
  • Ficha técnica

    Título: Bestiario | Autor: Guillaume Apollinaire  | Traductor: Seve Calleja  |  Ilustrador: Daniel Tamayo   | Editorial: El Desvelo | Colección: Última Thule  | Páginas: 80  | Formato: rústica | ISBN: 978-84-946138-9-0 | Precio: 17,00 euros  |  Fecha:  2017 |
  • Foto de Guillaume Apollinaire
  • Biografía

  • Foto de Seve Calleja
  • Biografía

  • Foto de Daniel Tamayo
  • Biografía

'Bestiario'

Guillaume Apollinaire

Seve Calleja

Daniel Tamayo

EL DESVELO

El libro reúne treinta estrofas, casi todas de cuatro versos en dobles pareados en la versión original francesa, y que están dedicadas a Orfeo y a los animales que acompañan su música. El pintor Daniel Tamayo, renunciando al color, vuelve a estampar sus personales trazos y el escritor Seve Calleja adapta literariamente a partir de la versión original. El Bestiario o Cortejo de Orefeo, que Guillaume Apollinaire publicó en 1911 con los grabados sobre madera del pintor Raul Dufy, es buen ejemplo de su estilo simbolista y de su devoción por la cultura medieval, con sus contantes referencias al lenguaje de los animales, tanto en la literatura como en el arte.  

 

El mito de Orfeo y los bestiarios

Si buscamos en el diccionario los términos bestiario ("colección de fábulas, referentes a animales reales o fantásticos) y cortejo (conjunto de personas que forman el acompañamiento de una ceremonia) y los asociamos ambos a la figura de Orfeo (el hijo de Apolo, dios de la música, a quien su hermano Lino le entregó su lira fabricada por Hermes con el caparazón de una tortuga. Capaz de apaciguar y enamorar con su música, muchos mosaicos grecolatinos lo representan amansando a las fieras con su música), nos encontramos con un con junto de animales que, cada cual en su relato, trenzan el mosaico en el que un semidiós convoca a su alrededor a un conjunto de personajes fabulosos, cuyas historias conforman un sugerente mosaico. Y eso es esta obra, cuyo autor carga de un sentido simbólico para que el lector lo desentrañe, según sea su código moral, pues es sabido que los animales de las fábulas, que en el mundo cristiano ejemplifican la creación del mundo y, desde la E. M., guardan relación con las virtudes y los vicios humanos, como podemos advertir en los capiteles, los códices y la antigua obra pictórica.

El bestiario, por tanto, es una referencia al lenguaje simbólico de los animales en la literatura y el arte cristianos de occidente. Y así los descubrió y luego recreó Guillaume Apollinaire, en cuya obra la Torre Eiffel se hace imponente pastora de un rebaño de puentes; los autobuses se transforman en mansos bueyes; la fidelidad se representa en el dogo; la peligrosa belleza femenina, en una pantera, cuando no en la mansedumbre de una gallina, y el hombre-caballo relincha de amor ante ella. La presencia de la mujer, tan reiterada, se reconoce en las sirenas, asociadas a la música. 

[Principio del libro]


[Etiquetas: Bestiario, Cortejo de Orfeo, Apollinaire, El Desvelo, Poesía, Clasicos]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres