PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 26 de septiembre de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Diario de Sintra'
  • Ficha técnica

    Título: Diario de Sintra | Autores: Auden, Isherwood y Spencer | Traducción: David Paradela | Editorial: Gallo Nero | Colección: Narrativas | Páginas: 248  | Formato: 14 x 19 | ISBN: 978-84-1652942-1 | Precio: 19,00 euros  |  Fecha:  mayo 2017 |
  • Foto de Auden, Isherwood y Spencer
  • Biografía

'Diario de Sintra'

Auden, Isherwood y Spencer

GALLO NERO

En 1935, W. H. Auden, Christopher Isherwood y Stephen Spender, los tres escritores ingleses más importantes de su generación llegan a Sintra, antigua capital de Portugal. Su idea es alquilar una casa grande donde poder vivir todos juntos para siempre. En la localidad lusa se dedican a escribir y a conversar, y mantienen un diario común de diciembre de 1935 a agosto de 1936 en el cual todos son responsables de contar historias y anotar sus observaciones. La guerra está de fondo, muy cerca: en julio de 1936 estalla la guerra civil española, prueba general de la Segunda Guerra Mundial. La política y los sentimientos se funden y chocan mientras vuelcan en el diario inspiraciones que luego se trasladarían a sus obras. Son páginas rescatadas del olvido: Matthew Spender, hijo de Stephen, se ha hecho cargo de la edición y el resultado es un texto en el que el lector podrá vivir en primera persona los destinos de algunas personalidades excepcionales de la cultura del siglo xx.

Sintra evocaba grandes  guras literarias como el libertino William Beckford, que compró aquí una villa y creó un jardín, o Byron, que en Sintra escribió parte de Las peregrinaciones de Childe Harold... todos ellos contribuyeron a hacer de la ciudad un sinónimo de libertad, un lugar mítico con tintes nostálgicos.

Los tres intelectuales huyen de una Inglaterra homófoba (donde el delito de homosexualidad no se abolió hasta 1967) y encuentran en Sintra un espacio ideal para vivir libremente. El diario refleja ese deseo de encontrar un lugar fuera del mundo mientras Europa se desmorona.

 

INTRODUCCIÓN

Matthew Spender 

Poco antes de las navidades de 1935, Christopher Isherwood y su amigo Heinz Neddermayer, junto con Stephen Spender y su amigo Tony Hyndman, viajaron de Ámsterdam a Lisboa para alquilar una casa en las afueras de Sintra, la antigua capital de Portugal. Los dos escritores querían irse de Inglaterra y encontrar un lugar alejado de los circuitos habituales en el cual poder trabajar. Tenían la esperanza de que ahí se les unieran otros amigos: Brian Howard, que no llegó a hacerlo, y Wystan Hugh Auden, que sí lo hizo. Es más, buscaban una casa grande para comprarla y vivir todos juntos para siempre, pero esta fantasía no sobrevivió a las rencillas que muy pronto surgieron en el seno del grupo.

     Sintra era un lugar de recuerdos ligados a antiguas figuras literarias que habían llegado ahí huyendo de las convenciones. Después de que un escándalo homosexual lo obligara a abandonar Inglaterra, el libertino del siglo XVIII William Beckford compró una villa en la que creó un gran jardín. Veinte años más tarde, Byron la visitó y compuso en ella algunas de las estrofas de Childe Harold. Sir Francis Cook, el excéntrico millonario del sector textil, además de coleccionista, fue propietario de una extensa finca en las afueras de la ciudad. Su mujer, la formidable Tennessee Celeste Claflin, era feminista, corredora de bolsa y vidente, y puede que su presencia influenciara a las ancianas del lugar, que parecían compartir su obsesión por el espiritismo. 

     En el ocaso del Imperio británico, Sintra se empleaba a fondo por resplandecer. Quienes vivían ahí todo el año invitaban a amigos y familiares durante la Season. Había campeonatos de bridge, conciertos benéficos para la iglesia anglicana local y distinguidos militares que llegaban al hotel en busca de entretenimiento. Se organizaban torneos en el club de golf y multitud de espectáculos de aficionados. Fuera de temporada, la gente viajaba a Inglaterra o, como en el caso de lady Carrick, hacia las zonas periféricas del Imperio, donde vivían muchos de sus amigos. Un largo poema de Juliet Ogilvie, amiga de la anterior, termina así:

Hotel, casino, villas, ¿estáis ahí?
El sonido de las risas viene y va.
Regresar quisiera a Estoril,
en la marea que viene y va.

[Principio del libro]


[Etiquetas: Diario de Sintra, Auden, Isherwood, Spencer, Gallo Nero, novela, escritores, Portugal, siglo xx, diario]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres