PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 26 de enero de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Lobo negro'
  • Ficha técnica

    Título: Lobo negro. Historia de una amistad salvaje | Autor: Nick Jans | Traducción: Miguel Ros González | Editorial: Errata Naturae | Colección: Libros salvajes | Formato: 14 × 21,5 | Páginas: 416 | Fecha: abr/2017 | ISBN: 978-84-16544-38-7 | Precio: 21,50 euros

  • Foto de Nick Jans
  • Biografía

'Lobo negro'

Nick Jans

ERRATA NATURAE

Un libro referencial de la narrativa sobre naturaleza. El extraordinario relato de una amistad en la improbable frontera entre la naturaleza salvaje y la civilización.

Durante muchos años, Nick Jans llevó una vida de aventurero y cazador, recorriendo zonas árticas en el seno de una naturaleza extrema, viviendo en las pequeñas aldeas iñupiaq que aún quedan diseminadas por el Gran Norte y compartiendo con estos hombres y mujeres su ancestral modo de vida. Sin embargo, poco a poco comenzó a albergar dudas sobre una estrategia de supervivencia que le obligaba a matar aquello que adoraba: el rito nigiluk, que concilia al cazador con el animal, había perdido su fuerza.

Entonces decidió cambiar definitivamente el rifle por una cámara con teleobjetivo e irse a vivir a un barrio residencial a las afueras de Juneau, capital de Alaska. Después de pasar tanto tiempo rodeado de animales salvajes, especialmente de lobos, de los que había realizado más de cien avistamientos, pensó que tardaría bastante en volver a ver otro. Pero la vida puede ser muy extraña.

Al poco de mudarse, un lobo negro apareció a las puertas de su nueva casa, algo insólito, incluso en Alaska. Desde los primeros días, Nick se dio cuenta de que el animal no buscaba ni aceptaba comida, cuidados o refugio, aparentemente sólo estaba interesado en jugar y disfrutar de la compañía de perros y humanos. Aquello era inaudito, pero sólo era el comienzo: el animal decidió quedarse, permanecer durante siete años franqueando a diario la frontera entre lo salvaje y la civilización, arriesgando cada día su vida para pasar un rato con Nick, sus vecinos y sus perros. Nadie había registrado nunca un comportamiento parecido en un animal ajeno a toda domesticación, los biólogos y los etólogos no tenían respuestas...

Ésta es, por tanto, la historia que vivió Nick durante aquellos siete años, el relato de una amistad increíble y maravillosa, así como la biografía de uno de los animales salvajes más extraordinarios de los que jamás hemos tenido noticia: es el lobo que puedes ver en la portada de este libro.

Reseñas:

«Nick Jans es un narrador excepcional. Ningún autor que escriba sobre naturaleza puede batirle en términos de pura fuerza emocional. Incluso los momentos más íntimos y cotidianos están narrados con una fuerza arrebatadora». The New York Times

«Perspicaz y filosófico, Jans nos muestra la conexión entre la Naturaleza salvaje y la civilización, además de nuestra responsabilidad con las criaturas indómitas de la tierra». Publishers Weekly

 

PRÓLOGO

«¿Estás seguro de lo que vamos a hacer?», susurró mi mujer, Sherrie. Miró por encima del hombro hacia el resplandor reconfortante de nuestra casa a orillas del lago, y luego volvió a mirar al frente, al lobo negro que se recortaba contra el hielo en el crepúsculo creciente. Nos habíamos llevado sólo a uno de nuestros tres perros, a Dakotah, la labrador dorada, agazapada contra el frío del sureste de Alaska; siempre se portaba muy bien y obedecía nuestras órdenes en presencia de animales salvajes, de osos a puercoespines.

A pesar de sus comprensibles nervios, Sherrie estaba tan emocionada que casi no cabía en sí. Después de tantos años de intentos en vano, allí estaba: su primer lobo. Perfecto, pensé, y más fácil que nunca. Sin embargo, a medida que nos adentramos en el hielo, las cosas cambiaron. El lobo, en lugar de observarnos desde el límite del bosque, como había hecho varias veces conmigo, miró en nuestra dirección y empezó a acercarse al trote. Luego aceleró a una carrera contenida, levantando la nieve con las patas a su paso y la boca abierta de par en par. Acerqué a Sherrie a mí y agarré el collar de Dakotah; la vista se me afinó y las sinapsis restallaron en mi cerebro. Había visto bastantes lobos a lo largo de mi vida, algunos muy de cerca, y el pánico nunca se había apoderado de mí. Sin embargo, quien diga que no sentiría un subidón de adrenalina al ver a un lobo acercarse a la carrera, sin tener un arma ni un sitio adonde huir, y estando en compañía de seres queridos a los que defender, es un descerebrado o está mintiendo.

En cuestión de unos pocos latidos, el lobo estaba a treinta y cinco metros. Se quedó con las patas rígidas y la cola levantada, clavándonos su mirada, sin parpadear: una postura dominante, muy poco tranquilizadora. Entonces, lanzando un gemido y dando un tirón, Dakotah se liberó de los dos dedos con que la agarraba del collar y se fue directa hacia el lobo. Con un tono desesperado que agudizó su voz, Sherrie la llamó una y otra vez, pero no hubo forma de parar a la perra. La labrador frenó deslizándose, a unos pocos metros del lobo, y se quedó erguida, con la cola recta. Mientras observábamos la escena boquiabiertos, el lobo bajó la suya a la misma altura. Ahora que estaban tan cerca, pude ver con claridad lo grande que era. Dakotah, el clásico labrador hembra, bajo y fornido, pesaba unos musculosos veinticinco kilos; estaba frente a frente con el lobo negro, cuyo peso la doblaría de largo. Sólo su cabeza y su cuello eran igual de grandes que el tronco de ella. Unos cincuenta y cinco kilos, calculé. Quizá más.

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: Lobo Negro, Nick Jans, Errata Natura, naturaleza, amistad, salvaje, animales, ]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres