PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 24 de abril de 2017 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'La esposa joven'
  • Ficha técnica

    Título: La esposa joven | Autor: Alessandro Baricco | Traducción: Xavier González Rovira   | Editorial: Anagrama | Colección: Panorama de narrativas Páginas: 200  |  ISBN: 978-84-339-7967-4 | Precio: 16,90 euros  | Código: PN 936 | Fecha:  noviembre 2016 |
  • Foto de Alessandro Baricco
  • Biografía

'La esposa joven'

Alessandro Baricco

ANAGRAMA

Tras cumplir dieciocho años, y según lo acordado previamente, la Esposa joven regresa de Argentina y se presenta en casa de la Familia para poder casarse con el Hijo, su prometido. Sin embargo, hay un pequeño problema: éste ha partido en viaje de negocios y nadie sabe con exactitud cuándo va a volver, ni si lo hará. Se inicia así una larga espera en una villa italiana, a principios del siglo XX, en la que la joven tendrá la oportunidad de ir conociendo en profundidad al Padre, empeñado en mantener en orden un mundo con tendencia al caos y a la hipérbole, pese a la fragilidad de su corazón; a la Madre, cuya exuberante belleza está en el origen de no pocas locuras y bancarrotas, y experta en formular silogismos inescrutables; a la Hija, que mantiene en secreto su propia espera, pese a una discapacidad que aumenta su voluntad de gozar de la existencia; y, en fin, al Tío, sumido en un sueño del que sólo despierta ocasionalmente para actividades cotidianas o para dar sabios consejos. Todo ello bajo la atenta mirada de Modesto, el mayordomo, quien es capaz, con sus golpes de tos, de asesorar a la Esposa joven para moverse en ese excéntrico mundo.

Una de las novelas más audaces de Baricco, con ese sabor agridulce propio de sus obras, en la que se combinan sabiamente páginas de un erotismo inaudito, divertidas escenas de vida familiar, reflexiones sobre el arte de vivir, y también de morir, y digresiones de un narrador que medita, a la par que los crea y les da voz, sobre esos personajes y esos mundos de ficción tras los que se enmascaran sus propias experiencias.

«¿Cómo podemos definir la novela de Alessandro Baricco? ¿Un apólogo surrealista, un relato entre filosófico y libertino, una caprichosa y audacísima historia de amor?» (Lorenzo Mondo, La Stampa).

«Oscilando entre la ironía y la melancolía, el escritor observa a sus personajes desde lejos para fundirse de inmediato mejor con sus almas y sus cuerpos... Un triunfo absoluto» (Jeanne de Ménibus, Elle).

«Baricco vuelve con una nueva novela de sabor épico y arcaico» (Benedetta Marietti, La Repubblica).

«Su forma de escribir resulta tan poética y tan atípicamente perfecta que es un placer leerlo» (Cristina Biolcati, OublietteMagazine.com).

«Baricco urde un cuento libertino de atmósfera gótica y mezcla entre los hilos de la intriga una reflexión sobre la escritura» (S. J. R., Livres Hebdo).

 

PÁGINAS DEL LIBRO

     Los escalones para subir son treinta y seis, de piedra, y el anciano los sube despacio, circunspecto, casi como si fuera recogiéndolos uno a uno para conducirlos hasta el primer piso: él es un pastor; ellos, sus tranquilos animales. Modesto es su nombre. Sirve en esa casa desde hace cincuenta y nueve años; es, por tanto, su sacerdote.

     Al llegar al último escalón se detiene frente al amplio pasillo que se prolonga sin sorpresas ante su mirada: a la derecha, las habitaciones cerradas de los Señores, cinco; a la izquierda, siete ventanas, cerradas con postigos de madera lacada.

      Es justo el amanecer.

      El anciano se detiene porque tiene una enumeración personal que debe actualizar. Lleva la cuenta de las mañanas que ha inaugurado en esa casa, siempre de la misma manera. Así que añade otra unidad que se pierde entre los millares. La cuenta es vertiginosa, pero no está preocupado: oficiar desde siempre el mismo ritual matutino le parece coherente con su trabajo, respetuoso con sus inclinaciones y típico de su destino.

      Después de pasar la palma de las manos sobre la tela planchada de los pantalones -en los costados, a la altura de los muslos- adelanta la cabeza casi imperceptiblemente y pone en movimiento de nuevo sus pasos. Ignora las puertas de los Señores, pero al llegar a la primera ventana, a la izquierda, se detiene para abrir los postigos. Lo hace con gestos suaves y exactos. Los repite con cada ventana, siete veces. Sólo entonces se vuelve, para juzgar la luz del amanecer que entra en haces a través de los cristales: se sabe todos los matices posibles y por su naturaleza sabe cómo será el día: puede deducir, a veces, borrosas promesas. Dado que van a fiarse de él -todo el mundo-, es importante la opinión que se forme.

[Principio del libro]


[Etiquetas: La esposa joven, Baricco, Anagrama, novela, Argentina, familia]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres