PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 12 de diciembre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Brújula'
  • Ficha técnica

    Título: Brújula | Autor: Mathias Enard | Traducción: Robert Juan Cantavella | Editorial: Literatura Random House | Formato: tapa blanda con solapa | Páginas: 448 | Medidas: 136 X 229 mm | Fecha: Agos/2016 | ISBN: 9788439731818 | Precio: 22,90 euros | Ebook: 10,99 euros

  • Foto de Mathias Enard
  • Biografía

'Brújula'

Mathias Enard

LITERATURA RANDOM HOUSE

La nueva novela de Mathias Enard, galardonada con el prestigioso Premio Goncourt 2015, es una declaración de amor a Oriente Próximo, mezcla de memorias, libro de viajes y dietario sentimental.

Una historia inolvidable sobre las mil y una maneras en que Oriente enamoró a Occidente.

En su apartamento de Viena, mientras empieza a nevar sobre la ciudad, el reconocido musicólogo Franz Ritter evoca todo lo vivido y aprendido mientras sus pensamientos vuelan hacia Estambul, Alepo, Palmira, Damasco o Teherán, lugares que han marcado su biografía intelectual y sentimental.

Durante esta noche de insomnio desfilan por su mente amigos y amores, músicos y literatos malditos, viajeros y mujeres aventureras de procedencia y destino inciertos, todos tocados por el hechizo de Oriente Próximo. De entre todos ellos, es Sarah la que ocupa sus pensamientos más profundos: veinte años ha estado Franz enamorado de esta mujer, con la que ha compartido una intensa relación marcada por los viajes y por la cultura oriental.

Merecedora del prestigioso Premio Goncourt, esta novela nocturna, envolvente y musical, de una erudición generosa y un humor agridulce, es un viaje y una declaración de amor, una búsqueda del Otro en nosotros y un tender la mano para construir un puente entre Oriente y Occidente, entre el ayer y el mañana, en este presente tan frágil para ambos mundos. Enard rinde homenaje «a todos aquellos que, partiendo hacia el Levante o el Poniente, cayeron en las redes de la diferencia hasta el punto de sumergirse en las lenguas, las culturas o las músicas que iban descubriendo, a veces hasta perderse en cuerpo y alma».

Críticas:
«Un fabuloso texto, digno de Las mil y una noches, sobre las mil y una maneras en que Oriente revolucionó el arte, la literatura y la música.» Le Nouvel Observateur

«Un atlas alucinante. [...] A la ambición de Enard se une un talento igualmente extraordinario. [...] Su elegante escritura es de una precisión admirable y de unainteligencia clara, sin concesiones.» Alberto Mangel, Babelia, El País

«Brújula posee el aliento de las grandes novelas que abordan sin miedo los grandes temas.» Rafael Narbona, El Cultural

«La erudición, lejos de desalentar la lectura, encaja perfectamente dentro de la ficción, haciéndola brillar con miles de anécdotas.» Livres Hebdo

«Una grandiosa pero trágica historia de amor.» Les Inrockuptibles

«La lectura de Brújula es una triple ducha verbal con aguas que llevan tres perfumes: el de la erudición, el de la sensibilidad y el de la pasión.» Màrius Serra, La Vanguardia

«El nuevo libro de Mathias Enard es hermoso como un cuento árabe, y parece haber recogido una vida entera de viajes. Con su corazón en Palmira. Más necesario ahora que nunca.» Grazia

[Fragmento del libro]

Somos dos fumadores de opio cada uno en su nube, sin ver nada fuera, solos, sin comprendernos jamás fumamos, caras agonizantes en un espejo, somos una imagen congelada a la que el tiempo confiere la ilusión del movimiento, un cristal de nieve deslizándose sobre una bola de escarcha cuyas complejas marañas no hay quien entienda, soy esa gota de agua condensada en el cristal de mi salón, una perla líquida que rueda y nada sabe del vapor que la engendró, ni menos todavía de los átomos que la componen y pronto servirán a otras moléculas, a otros cuerpos, a las nubes que tanto pesan esta noche sobre Viena: quién sabe sobre qué nuca goteará esta agua, contra qué piel, sobre qué acera, hacia qué río, y esta cara indistinta sobre el vidrio no es mía más que por un instante, una de las mil posibles configuraciones de la ilusión; mira, el señor Gruber pasea a su perro a pesar de la llovizna, lleva un sombrero verde y el impermeable de costumbre; se protege de las salpicaduras de los coches dando unos saltitos ridículos en la acera: el chucho cree que quiere jugar, así que brinca hacia su dueño y se lleva un buen sopapo cuando pone su pata mugrienta sobre el impermeable del señor Gruber, que acaba a pesar de todo por acercarse a la calzada para cruzar, las farolas alargan su silueta, charco ennegrecido en medio del mar de sombras de los grandes árboles, desgarrados por los faros sobre la Porzellangasse, y herr Gruber parece dudar de si hundirse o no en la noche del Alsergrund, como yo si abandonar o no mi contemplación de las gotas de agua, del termómetro y del ritmo de los tranvías que descienden hacia Schottentor.

La existencia es un reflejo doloroso, un sueño de opiómano, un poema de Rumi cantado por Shahram Nazeri, el ostinato del zarb hace vibrar ligeramente el cristal bajo mis dedos como la piel de la percusión, debería proseguir con mi lectura en lugar de mirar al señor Gruber desapareciendo bajo la lluvia, en lugar de prestarles mis oídos a los melismas arracimados del cantante iraní, cuya potencia y timbre podrían ruborizar a tantos de nuestros tenores. Debería parar el disco, imposible concentrarme; por más que he releído esta separata por décima vez no comprendo su misterioso sentido, veinte páginas, veinte páginas horribles, escalofriantes, que llegan a mis manos precisamente hoy, hoy que un médico compasivo puede que le haya puesto nombre a mi enfermedad y declarado mi cuerpo oficialmente enfermo, casi aliviado tras haberles asignado -beso mortal- un diagnóstico a mis síntomas, un diagnóstico que conviene confirmar iniciando un tratamiento, me dijo, para seguir la evolución, la evolución, en eso estamos, contemplando una gota de agua que evoluciona hacia la desaparición para reintegrarse en el Gran Todo.

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: Brujula, Mathías Enard, Literatura Random House, novela, oriente, memorias, viajes, dietario, Premio Goncourt]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres