PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 9 de diciembre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Roma'
  • Ficha técnica

    Título: Roma. En torno a las siete colinas | Autor:  Julien Gracq | Traducción: José Miguel Parra | Editorial: Confluencias | Colección: Zocos |  Páginas 110 | Formato: 10,5 x 17 cm  |  Encuadernación: Rústica   | ISBN: 978-84-944761-0-5 | Precio: 12,00 euros   |  Fecha:  2015 |
  • Foto de Julien Gracq
  • Biografía

'Roma'

Julien Gracq


Visité Roma con setenta años, lo cual no manifiesta ningún sentimiento de urgencia verdaderamente febril. Sin duda anidaba en mí desde hacía mucho tiempo la sospecha de que allí existía -en el mapa- un agresivo punto de interrogación que sería bueno hacer desaparecer por mí mismo, a la vez que el convencimiento de que era necesario dejar la mayor cantidad de espacio posible entre los recuerdos escolares y esta visita. Cuanto más tarde mejor. Nada me metía prisa. Nada, en este viaje de reconocimiento sin nada verdaderamente en juego, me urgió nunca. Y nada hay demasiado decantado cuando se aborda una ciudad en la que la luz transparente no puede hacer olvidar que hay en ella demasiado polvo en perpetua suspensión. Julien Gracq.  

INTRODUCCIÓN

     La civilización grecolatina comienza a desvanecerse un poco para nosotros, porque los programas educativos ya no toman como base, más que en contadas ocasiones, sus lenguas originales, y porque a cada decenio que pasa su legado anima un poco menos directamente las vivencias diarias. Hoy día, a un investigador le resultaría difícil suscitar con su tema de estudio las reacciones apasionadas, violentas, que seguían siendo las de la penúltima generación de escritores. Solo voy a mencionar las palabras atribuidas a André Breton, que tienen todos los motivos para ser consideradas auténticas: «Monsieur Breton, ¿por qué se ha negado siempre a visitar Grecia?». «Porque, madame, jamás visito a los ocupantes. Hace dos mil años que estamos ocupados por los griegos.» Y, por otro lado, tenemos el testamento de Montherlant, pidiendo que tras su incineración sus cenizas fueran dispersadas por las calles de Roma: testamento de un alumno de retórica (latín-griego) que me dejó estupefacto en su momento. Por mi parte, visité Roma con setenta años, lo cual no manifiesta ningún sentimiento de urgencia verdaderamente febril. Sin duda anidaba en mí desde hacía mucho tiempo la sospecha de que allí existía -en el mapa- un agresivo punto de interrogación que sería bueno hacer desaparecer por mí mismo, a la vez que el convencimiento de que era necesario dejar la mayor cantidad de espacio posible entre los recuerdos escolares y esta visita. Cuanto más tarde mejor. Nada me metía prisa. Nada, en este viaje de reconocimiento sin nada verdaderamente en juego, me urgió nunca. Y nada hay demasiado decantado cuando se aborda una ciudad en la que la luz transparente no puede hacer olvidar que hay en ella demasiado polvo en perpetua suspensión.
     En Roma todo es aluvión, y todo es alusión. Los depósitos materiales de los sucesivos siglos no solo se superponen, sino que se imbrican, se penetran, se reestructuran y se contaminan los unos a los otros; se diría que no hay toba original, del mismo modo que tampoco hay estrato realmente primitivo en la geología de nuestro subsuelo.

[Principio del libro]


[Etiquetas: Roma. En torno a las siete colinas, Gracq, Confluencias, Literatura de viajes, Roma]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres