PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 15 de noviembre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'La literatura y su relación con la sociedad'
  • Ficha técnica

    Título: La literatura y su relación con la sociedad | Autora: Madame de Staël | Traducción: Xavier Roca-Ferrer | Editorial: Berenice | Colección: Clásicos | Tamaño: 14,50 x 22,00 cm | Encuadernación: rústica con solapas | Publicación: oct/2015 | Páginas: 464 | ISBN: 9788415441908 | Precio: 25 euros
  • Foto de Madame de Staël
  • Biografía

'La literatura y su relación con la sociedad'

Madame de Staël

BERENICE

Después de más de 200 años, contamos con una versión en español de uno de los libros más interesantes e importantes que se hayan escrito sobre la literatura: La literatura y su relación con la sociedad de Madame de Staël, editado por Berenice.

El catedrático de la Sorbona e historiador de la literatura europea, Antoine Compagnon considera esta obra como la que marca el nacimiento de la historia literaria: "La conciencia histórica de la literatura como institución social no aparece antes de que madame de Staël, en De la Littérature... (1800), subraye la influencia de la religión, de las costumbres y de las leyes en la literatura. Funda a la vez la filología y la historia literaria, que comparten la idea de que el escritor y su obra deben comprenderse en su situación histórica."

Así, La literatura y su relación con la sociedad debe considerarse el primer ensayo que describe el panorama intelectual de lo que conocemos como la Europa moderna y por brindar al lector un pionero y completo estudio de literatura comparada de Occidente, realizado justo en torno a 1800, en el paso del siglo de la Luces al siglo del Romanticismo.

"Me he propuesto examinar cuál es la influencia de la religión, las costumbres y las leyes sobre la literatura, y cuál la de la literatura sobre la religión, las costumbres y las leyes. Hay en lengua francesa tratados sobre el arte de escribir y sobre los principios del gusto que no dejan nada que desear, pero me parece que no se han analizado suficientemente las causas morales y políticas que modifican el espíritu de la literatura. Pienso que todavía no se ha estudiado lo bastante cómo las facultades humanas se han ido desarrollando a través de las obras ilustres de todos los géneros compuestas a partir de Homero hasta nuestros días." Así introduce Mme. de Staël su propia obra.

La obra ha sido traducida y prologada por Xavier Roca-Ferrer, reputado traductor y autor de una reciente y pionera biografía de la baronesa, también editada por Berenice, Madame de Staël: La baronesa de la libertad.

 

Prefacio a la segunda edición (1)

Me he visto obligada a contestar mediante notas puestas en la segunda edición de dicha obra a ciertos comentarios dirigidos contra las opiniones que contiene. Con ello he procurado hacer este libro más digno de la aprobación que los ilustrados le han querido reconocer hasta el día de hoy.

He citado en las notas añadidas a la obra las autoridades sobre las cuales he fundamentado las opiniones literarias que han sido atacadas:(2) me limitaré, pues, en este prefacio, a hacer algunas reflexiones generales sobre las dos maneras de considerar la literatura, que hoy constituyen algo así como dos partidos distintos, y sobre el extrañamiento que produce en ciertas personas el sistema de la perfectibilidad de la especie humana.

Se me ha reprochado haber dado preferencia a la literatura del norte sobre la del sur, y esta opinión ha recibido el nombre de «una poética nueva». Es conocer mal mi obra suponer que he intentado hacer una poética. He dicho ya en la primera página que Voltaire, Marmontel y La Harpe no dejan nada que desear en este extremo. Lo que yo he querido ha sido mostrar la relación que existe entre la literatura y las instituciones sociales de cada siglo y cada país, un tema sobre el cual no se ha escrito hasta hoy libro alguno. He intentado también demostrar que la razón y la filosofía no han cesado de adquirir nuevas fuerzas gracias a los infortunios innumerables por los que ha pasado la especie humana. Mis gustos sobre poesía importan poco al lado de esos resultados. Los versos de Thompson me emocionan más que los sonetos de Petrarca y las poesías de Gray más que las canciones de Anacreonte. Sin embargo, esta manera de sentirse afectada por estos autores sólo tiene una relación muy indirecta con el plan general de mi obra, y los que sostengan opiniones completamente contrarias a las mías sobre los placeres de la imaginación, pueden darme la razón sobre las comparaciones que he hecho entre la constitución política de los pueblos y sus literaturas. Cabe, pues, que estén de acuerdo conmigo en mis observaciones filosóficas y el encadenamiento de ideas que me han servido para trazar la historia del progreso del pensamiento desde Homero hasta nuestros días.

_________________________________

(1) El traductor es responsable de todas las notas al pie, salvo que en ellas se indique que han sido puestas por la autora.

(2) Estas notas contienen las pruebas de que: I. Los romanos estudiaron filosofía y tuvieron historiadores conocidos, oradores célebres y grandes jurisconsultos antes de tener poetas. II. Sus autores trágicos se limitaron a imitar a los griegos. III. Desarrollo un hecho que me parece demasiado auténtico para que deba ser explicado: que los cantos de Ossian ya eran conocidos en Escocia e Inglaterra por hombres de letras que sabían el idioma gaélico antes de que Macpherson los convirtiera en un poema, y que las fábulas islandesas y las poesías escandinavas, prototipo de la literatura nórdica en general, están estrechamente relacionadas con el carácter de la poesía de Ossian. Pueden encontrarse todos los detalles que permiten conocer las poesías escandinavas en la excelente introducción de Mallet a la Historia de Dinamarca. Finalmente, en una nota a la segunda parte de mi obra, trato de señalar cuáles son las reglas que hay que seguir a la hora de adoptar palabras nuevas en una lengua. (Nota de la Autora.)

 

[Adenalto del libro en PDF]


[Etiquetas: La literatura y su relación con la sociedad, Madame de Staël, Berenice, Almuzara, Literatura, sociedad, escribir, ensayo]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres