PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 14 de diciembre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'La utopía de las normas'
  • Ficha técnica

    Título: La utopía de las normas| Autor: David Graeber | Traducción: Joan Andreano Weyland| Editorial: Ariel | Formato: 14,5 x 23 cm. | Presentación: Rústica con solapas | Páginas: 256 | ISBN: 978-84-344-2279-7 | Precio: 19,90 euros| Ebook: 12,99 euros

  • Foto de David Graeber
  • Biografía

'La utopía de las normas'

David Graeber

ARIEL

Un libro imprescindible para los tiempos que vivimos, que nos arma de argumentos en el debate presente sobre el cambio de modelo y que nos señala el camino hacia un mundo mejor y más justo.

¿Cuál es el origen de ese afán por regular, imponer normas y burocratizar todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida? Y lo más importante, ¿hasta qué punto nos arruina la vida toda esa cantidad de formularios, procedimientos y documentación? Graeber pone luz a las distintas formas con las que la burocracia se inmiscuye en nuestro día a día, revelando hasta qué punto llega a determinar nuestras vidas. Un interminable y abominable papeleo que anula la creatividad y consume gran parte del tiempo.

El avance tecnológico se ha descubierto así como otro mecanismo más de control, mucho más poderoso, al que sin embargo nos hemos plegado sin oponer resistencia, seducidos por sus encantos.

Navegando desde el influjo de la economía liberal de la segunda mitad del siglo xx hasta el significado oculto tras personajes como James Bond, Sherlock Holmes o Batman, este libro es un notable trabajo de teoría social en la tradición de autores como Foucault, Marcuse o el mismo Marx.

1

Zonas muertas de la imaginación: un ensayo sobre la estupidez estructural

Déjenme comenzar con una historia acerca de la burocracia. En 2006 mi madre sufrió una serie de infartos. Pronto se hizo evidente que sería incapaz de vivir sola en casa sin ayuda. Dado que su seguro no cubría cuidados en casa, una serie de trabajadores sociales nos aconsejaron que la inscribiéramos en Medicaid. Sin embargo, para poder recibir ayuda de Medicaid, la fortuna total de uno sólo puede llegar a los seis mil dólares. Decidimos transferir sus ahorros (esto era, supongo, técnicamente, un tipo de estafa, aunque un tipo peculiar de estafa, dado que el gobierno emplea miles de trabajadores sociales cuyo trabajo principal parece ser explicar a los ciudadanos exactamente cómo perpetuar dicha estafa), pero poco después sufrió un infarto muy serio y se encontró en una residencia, bajo un largo proceso de rehabilitación. Cuando salió de aquello, quedaba claro que necesitaría atención en casa, pero había un problema: le depositaban el cheque de la Seguridad Social directamente, y ella apenas era capaz de firmar con su nombre, por lo que a menos que yo obtuviera poderes sobre su cuenta corriente, y de este modo pudiera pagar su alquiler mensual por ella, el dinero se iría acumulando y quedaría descalificada para Medicaid, pese al enorme fajo de documentos que tuve que rellenar para su solicitud.

Fui a su banco, rellené los formularios necesarios y los llevé a la residencia. Había que validarlos. La enfermera de planta me informó de que la residencia tenía una notaria, pero que debía pedir cita; cogió el teléfono y me hizo hablar con una voz incorpórea que, a su vez, me pasó con la notaria. Ésta procedió a informarme de que primero necesitaba tener autorización del jefe de trabajadores sociales y me colgó. De modo que busqué su nombre y número de despacho, bajé en el ascensor y aparecí en su oficina... sólo para descubrir que el jefe de trabajadores sociales era, en realidad, la voz incorpórea que me había remitido a la notaria. El jefe de servicios sociales cogió el teléfono, dijo «Marjorie, era yo, estás volviendo loco a este hombre con tanta tontería, y me estás volviendo loco a mí también» y, tras un pequeño gesto de disculpa, procedió a darme cita para principios de la semana siguiente.

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: La utopía de las normas, David Graeber, Joan Andreano Weyland, Ariel, Ensayo, Planeta, Ciencias sociales, pensamiento, Economía, Política, Actualidad ciencias políticas, Sociología]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres