PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 26 de septiembre de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Pedigrí'
  • Ficha técnica

    Título:  Pedigrí | Autor: Georges Simenon | Traducción: Núria Petit | Editorial: Acantilado | ColecciónNarrativa del Acantilado, 258 | Encuadernación: Rústica cosida | Formato: 13 x 21 cm | Páginas: 616 | ISBN: 978-84-16011-64-3 | Precio: 36 euros

  • Foto de Georges Simenon
  • Biografía

'Pedigrí'

Georges Simenon

ACANTILADO

Pedigrí es la novela más extensa, insólita y atrevida de Simenon, uno de sus mayores logros como cronista del individuo y la sociedad modernos. A principios de 1940 Simenon empezó a escribir sus memorias de infancia en Bélgica. Cuando mostró las primeras páginas del proyecto a André Gide, éste le instó a que convirtiera el material en una novela escribiendo en tercera persona.

El resultado fue, como Simenon recuerda en el prefacio de 1957, un libro en el que «todo es verdad pero nada es exacto». A través de la historia de Roger Mamelin, un niño belga precoz e inquieto que alcanzará la mayoría de edad dolorosamente, el autor nos transporta a los inestables inicios del siglo XX, desde las amenazas terroristas de la primera década hasta el final de la Primera Guerra Mundial, y nos ofrece una epopeya de la vida cotidiana llena de intensidad.

"Un libro extraño en la novelística de Simenon. Un libro hermoso y triste a la vez, alejado de las tramas rocambolescas y entregado a una narración pausada que cuenta, como lo hizo con maestría el escritor Stefan Zweig, los avatares de una época que expira lentamente". Daniel Vázquez Sallés, El Mundo.

"Como atestigua este libro, Simenon fue mucho más que Maigret. Quizá por ello Pedigrí es tan decisiva en su carrera". Natalio Blanco, Esquire.

"Una «no biografía» donde Simenon vierte toda la fuente de su angustia, la curva de su temperamento y la agitación de su alma, a través de la épica discreta y silenciosa de las pequeñas situaciones".Ángeles López, La Razón

"Aún alejándose de su mundo habitual, el policíaco, esta novela tiene todo el tono y el regusto del mejor Simenon". Mercedes Monmany, ABC

"Un monumental memoir destinado a convertirse en la clase de libro que encierra un mundo, que encierra el pasado. Un cruce perfecto entre el costumbrismo, a ratos naïf, de Honoré de Balzac y la exhaustiva memoria sensorial de Marcel Proust. Un poderoso (y lírico y honesto y profundo) monumento a la infancia (y a la familia)". Laura Fernández, El Mundo

"Libro de una extraordinaria intensidad, de una poesía de lo común, de una fuerza arrolladora en esa calma de días que pasan, que pasan con sus temores, pequeños descubrimientos, desilusiones...". Juan Jiménez García, Détour.

PREFACIO

Hasta hace poco aún estaba de moda que un autor presentase cada una de sus obras con un prefacio, un prólogo o una advertencia que en cierta forma lo ponían en contacto directo con el lector, hasta el punto de que la fórmula «Querido lector» era casi tan corriente como en la radio el famoso «Queridos oyentes».

No sé si es porque actualmente los periódicos, con sus entrevistas, sus reseñas y sus encuestas literarias no dejan que los lectores ignoren nada de las intenciones y la vida de los escritores, pero lo cierto es que esa moda ha caído en desuso.

Con motivo de esta nueva edición de Pedigrí, no puedo resistir la tentación de recurrir a esa costumbre del pasado, por razones diversas y sin duda poco perentorias. Me han preguntado, y todavía me preguntan continuamente, acerca de este libro; se ha escrito mucho sobre él, y no siempre lo que se ha escrito es cierto. También sé que André Parinaud me hace el honor de dedicarme un importante estudio en tres tomos con el título abrumador de Connaissance de Simenon, que está a punto de salir y que aún no he leído. Al parecer, busca en Pedigrí la explicación, si no de mi obra, sí al menos de algunos aspectos y de ciertas tendencias.

¿Me tacharán de presuntuoso por dar aquí, muy sencillamente, algunos detalles de primera mano?

Pedigrí no fue escrito ni de la misma forma, ni en las mismas circunstancias, ni con las mismas intenciones que mis otras novelas, y por eso sin duda constituye una especie de islote dentro de mi producción.

En 1941 , cuando me hallaba retirado en Fontenay-le-Comte, un médico, a la vista de una radiografía sospechosa, me anunció que me quedaban como mucho dos años de vida y me condenó prácticamente a la inacción completa.

Por aquel entonces yo sólo tenía un hijo de dos años, y pensé que cuando fuera mayor no sabría casi nada de su padre ni de su familia paterna.

Para colmar en parte esta laguna, compré tres cuadernos con tapas de cartón jaspeado y, renunciando a mi habitual máquina de escribir, empecé a contar en primera persona y en forma de carta una serie de anécdotas de mi infancia al muchacho que un día me leería.

A la sazón, yo mantenía correspondencia con André Gide. Le picó la curiosidad. Tenía ya unas cien páginas escritas cuando me manifestó el deseo de leerlas.

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: Pedigrí, Georges Simenon, Acantilado, novela, siglo XX, guerra mundial, sociedad, ]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres