PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 26 de enero de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'Tumulto'
  • Ficha técnica

    Título: Tumulto | Autor: Hans Magnus Enzensberger | Traducción: Richard Gross | Editorial: Malpaso | Colección: No Ficción | Formato: Tapa dura | Tamaño: 14x21cm | Páginas 249 | ISBN 978-84-15996-90-3 | Precio:  18,50 euros

  • Foto de Hans Magnus Enzensberger
  • Biografía

'Tumulto'

Hans Magnus Enzensberger

MALPASO

Tumulto es un libro de memorias y a la vez una mirada a los movimientos políticos y sociales que sacudieron el mundo en los años sesenta y setenta.

Desde una perspectiva voluntariamente ambigua, Enzensberger combina con sutileza el relato de su experiencia en la Unión Soviética (a través de dos viajes casi iniciáticos) o de su estancia en Cuba durante los primeros años de la revolución castrista, con sus vivencias privadas. No son unas memorias donde el que escribe se desnuda y roza el exhibicionismo; al contrario, Enzensberger se funde en el paisaje, se asimila con la época y no renuncia a su condición de observador. Se construye a partir de lo que ocurrió y no sólo desde el recuerdo personal.

En Tumulto se encuentran las claves del propio Enzensberger (o al menos las que él quiere compartir) y también las claves de un época.

Noruega, Cuba, Camboya, Estados Unidos, Chile, Berlín... Enzensberger salta de un país a otro, de una ciudad a otra, sin que quede claro si huye del tumulto o si no acaba de llegar a tiempo para sumergirse en él. En los recuerdos de ese tránsito, que abarca de 1967 a 1970, se funden lo personal con lo coyuntural, los retazos del viaje con el análisis de los acontecimientos y Enzensberger concluye que de todo aquello no quedará nada más -y nada menos- que lo vivido, que su propia memoria y la de cada uno de nosotros, una memoria que él ofrece preservándose como individuo

«Ensayismo de alto voltaje.» (Deutschlandfunk)

«Una pequeña obra maestra.» (Deutschlandradio Kultur)

«¡Qué gran libro!» (Frankfurter Allgemeine Zeitung)

«Enzensberger adopta un tono eminentemente personal, algo insólito en él.» (Die Zeit)

«Un libro extraordinariamente perspicaz y siempre sugestivo.» (Neue Zürcher Zeitung)

«Una lectura enormemente esclarecedora.» (Westfälischer Anzeiger)

«Un gran libro de recuerdos.» (ORF Ex Libris)

«El Enzensberger viejo sostiene con su joven álter ego una controversia reflexiva, sibilina y cargada de humor.» (Westfälischer Anzeiger)

«Entre los muchos pasajes fascinantes figuran aquellos que Enzensberger dedica a la Banda Baader-Meinhof» (Badische Neueste Nachrichten) » (Badische Neueste Nachrichten) 

Apuntes sobre un primer encuentro con Rusia (1963)

Las señas no eran del todo correctas, pero la carta fue a parar a mi buzón: Budal Gar, Tome, Noruega. Los italianos suelen tener dificultades con las letras que faltan en su alfabeto. A primera vista no acerté a descifrar el remite. Consistía en una abreviatura: Comes. «Caro amico»... El hombre que me escribía con esta gentileza se llamaba Giancarlo Vigorelli y firmaba como secretario general y editor de la revista romana L'Europa Letteraria. Fue entonces cuando recordé que lo había conocido hacía mucho tiempo. En Italia los talentos como el suyo no escasean. La ambición, la habilidad y las buenas relaciones con distintos partidos políticos le ayudaron a obtener fondos de origen impreciso que aprovechó para crear una organización denominada Comunità Europea degli Scrittori. Las malas lenguas lo comparaban a un empresario de teatro o un director de circo. Pero era injusto, porque sus iniciativas tenían mérito. En plena Guerra Fría no había absolutamente nadie que pusiera tanta diligencia y bondad en salvar, al menos en el terreno de la cultura, los abismos entre los bloques enemigos. De ese modo ya había logrado alguna que otra reunión entre escritores «occidentales» y «orientales».

Lo que tenía en mis manos era la invitación a un encuentro que tendría lugar en Leningrado. No comprendí cómo había recalado en la lista de Vigorelli. Porque en ésta figuraban, según él me explicaba, autores de muchos países, entre ellos algunos de gran calibre. No era en absoluto obvio que Vigorelli hubiera pensado también en los alemanes occidentales. Para nosotros, Leningrado representaba un lugar mítico, por no decir prohibido, situado no en el oriente próximo sino en el oriente lejano: por una parte, un ejército alemán había ceñido, cercado y matado de hambre a esa ciudad veinte años atrás; por otra, Yalta la hizo desaparecer tras un telón de difícil apertura. A ambos lados del Muro de Berlín reinaba un ambiente militante, envenenado por el miedo a que la situación empeorara en la costura de los dos imperios.

[Etiquetas: Tumulto, Hans Magnus Enzensberger, Malpaso, memorias, movimientos políticos, sociedad, años sesenta, setenta, Unión Soviética, Cuba, ]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres