PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 21 de octubre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'El Gran Tour'
  • Ficha técnica

    Título: El Gran Tour. Alrededor del Mundo con la reina del misterio | Autor: Agatha Christie | Traducción: José Jesús Fornieles Alférez | Editorial: Confluencias | Colección: Grandes Viajes | Formato: 170 x 230 mm | Encuadernación: Rústica |Páginas: 335 |ISBN: 978-84-942742-6-8 | Precio: 24 euros

  • Foto de Agatha Christie
  • Biografía

'El Gran Tour'

Agatha Christie

CONFLUENCIAS


En 1922 Agatha Christie embarcó en un viaje de diez meses alrededor del mundo. Su marido Archie había sido invitado a unirse a una misión comercial para promover la Exposición del Imperio británico. Fue una decisión que cambiaría la vida de la joven novelista, un verdadero viaje de descubrimiento que inspiraría su escritura futura. Las cartas están llenas de relatos de mareos y quemaduras solares, viajes en vehículos de motor, de surf en las playas, de glamour y charleston, pero también de pobreza y miseria. Los lugares que visitó y la gente que vió cobran vida en las fotos que Agatha Christie tomó con su cámara, además se incluyen algunas de las postales originales, recortes de periódicos y objetos que coleccionó a lo largo de su Gran Tour.




 

PREFACIO

Agatha Christie

Había escrito ya tres libros, estaba felizmente casada y mi deseo más íntimo era vivir en el campo. Archie y Patrick Spence -un amigo nuestro que también trabajaba en Goldstein, la firma de la City- eran más bien pesimistas acerca de su futuro laboral: las promesas y los proyectos no llegaban a materializarse y algunas de las compañías rozaban la bancarrota. Spence llegó a decir: «Creo que toda esta gente no es más que un hatajo de condenados ladrones. Todo legal, ya sabes. Aun así, no me gusta. ¿Y a ti?».

Archie respondió que, desde luego, algunas de las cosas que allí ocurrían no eran muy respetables. «Lo único que deseo es un cambio», dijo pensativamente. Le gustaba la City y tenía aptitudes para los negocios, pero a medida que el tiempo pasaba, se sentía cada vez menos unido a sus jefes.

Y, entonces, ocurrió algo imprevisto.

Archie tenía un amigo, el mayor Belcher, sin duda todo un personaje. Era un hombre con una terrible capacidad de farolear. Había alcanzado, según su propio relato, el puesto de Controlador de Patatas durante la guerra. Cuánto de esta historia es verdad, o cuánto es invención, nunca lo sabremos, pero de cualquier modo construyó una buena historia con aquello. Tendría unos cincuenta años cuando comenzó la guerra (Primera Guerra Mundial, 1914-18) y cuando le ofrecieron permanecer en el país en un puesto del Ministerio de Defensa, no lo celebró gran cosa. De cualquier modo, cenando una noche con un VIP, la conversación se centró en el asunto de las patatas, lo que constituía un gran problema en aquel tiempo. Puedo llegar a recordar que el abastecimiento se cortó al poco tiempo. Al menos, en el hospital donde trabajé durante la guerra, nunca las tuvimos. Si la escasez se debía a las inoperantes actividades de Belcher, nunca lo sabré, pero no me extrañaría.

«Este pomposo tipo con el que estuve -nos dijo Belcher- me habló de que la provisión de patatas se estaba convirtiendo en una cosa seria, muy seria». Le dije que había que hacer algo; había demasiadas manos metidas en el negocio. Alguien debía tomar las riendas. «Bien», convino conmigo. Pero le dije que debería ser pagado generosamente, si queríamos a alguien verdaderamente bueno, le comenté. Se le debería ofrecer al menos... -y entonces él mencionó una cifra de varios miles de libras. «Eso es mucho dinero», dijo el VIP. «Usted debe conseguir al mejor -dijo Belcher-. En cualquier caso, si me lo ofrecieran, no lo aceptaría por menos».

Esa fue la frase clave. Unos días más tarde, tuvieron que rogar a Belcher, en sus propios términos, para que aceptara el puesto de control del suministro de patatas por esa suma.

[Adelanto del libro en PDF]


[Etiquetas: El Gran Tour, Agatha Christie, Confluencias, Grandes Viajes, Biografías, Autobiografías, Memorias]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres