PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 21 de octubre de 2019 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'El vigilante'
  • Ficha técnica

    Título: El vigilante | Autor: Peter Terrin | Traductor:  Maria RosichIlustración: Eduardo Estrada | Editorial: Rayo verde | Colección: Rayos Globulares   | Género: Novela | ISBN: 978-84-15539-78-0 | Formato: 21,3  x 14,3  | Páginas: 224 |  PVP: 18,00 euros 
  • Foto de Peter Terrin
  • Biografía

'El vigilante'

Peter Terrin

Dos vigilantes, aislados en el aparcamiento de un edificio de lujo, esperan la llegada de su relevo y de las provisiones que les mantienen con vida. Tienen prohibido comunicarse con los residentes, y la situación se agrava cuando observan cómo todos excepto uno abandonan el edificio en el mismo día. La suposición de que en el mundo exterior haya ocurrido una catástrofe, la falta de provisiones y la posibilidad de que todo sea una prueba para conseguir un ascenso les llevarán al límite de su resistencia.

El miedo al exterior y al otro, la necesidad de aguantar y sus obsesiones hacen de esta obra una maravillosa metáfora sobre la sociedad actual y la soledad del ser humano.

Novela ganadora del Premio de Literatura de la Unión Europea.

Se trata de una novela que es una metáfora de la sociedad actual, los dos vigilantes del parking de un edificio de alta seguridad quedan aislados durante semanas mientras esperan su relevo. Tienen prohibido abandonar su puesto y pese a ver que todos los residentes del edificio, excepto uno, huyen del mismo, temen que todo sea una prueba de sus superiores para conseguir un ascenso, por lo que esperan la llegada de los vigilantes que tienen que relevarles o en su defecto la llegada de provisiones. Con el paso del tiempo las paranoias crecen en la mente de los vigilantes, hasta que se aventuran a subir a los pisos de los residentes, algo que tienen totalmente prohibido.

«Una mezcla de thriller psicológico y ciencia ficción. Con esta extraña novela, maravillosamente claustrofóbica del autor belga Terrin ganó el Premio de Literatura de la Unión Europea».  John O'Connell, The Guardian.

«La fabulosa y fría alegoría distópica del escritor flamenco representa el mundo actual, un extraño lugar paralizado por una amenaza desconocida. Una gran novela, a veces terriblemente divertida y siempre inquietante».  Eileen Battersby,
Irish Times.

«Terrin ha enriquecido la literatura flamenca con una novela inteligente, moderna, pero a la vez universal, una paranoia que termina en un perfecto pas de deux».
De Morgen.

«El vigilante es una novela que te deja atónito con su belleza y exhaustividad».
NRC Handelsblad.

«Un libro sublime. Esta novela tiene mucho que ofrecer, ante todo, una historia magistralmente contada».
Het Parool. 

UNO

1

       -Tiene que salir bien.

      Harry, nervioso por el aprovisionamiento, despliega el plano del sótano sobre la mesilla, aunque nos lo sabemos de memoria: ciento veinte plazas de aparcamiento, divididas en cuarenta garajes vigilados, uno para cada apartamento de lujo de mil metros cuadrados. Lástima que no lo construyeran simplemente rectangular; tal vez lo impedían la estructura y los cimientos del edificio. No soy ingeniero. Pero una planta rectangular con las plazas de aparcamiento dispuestas a lo largo habría facilitado en gran medida las labores de vigilancia. Harry sospecha que este diseño tan caprichoso se hizo a instancias de los clientes, que se dio prioridad a su comodidad y privacidad.

      -Ya sabes cómo van estas cosas -dice.
Huelo su inquietud. Huele a nuez, a nuez verde recién caída del árbol, con una cáscara durísima, húmeda. Estudiamos el plano. Le pongo una mano en el hombro; decido que no es buena idea y la retiro. No hablamos. Sin mirar, tanteo el arma que llevo en la cadera; por costumbre, porque no hay ningún peligro inminente. Doy un paso a un lado para que la bombilla ilumine todo el plano.

     -Entrará por aquí -su dedo señala la puerta, que mide cuatro metros de ancho y está diseñada para resistir un ataque con misiles. Es la única entrada al edificio: según parece, la planta baja está cerrada herméticamente; no hay ventanas ni puertas. Por motivos de seguridad, no disponemos de pase digital ni de mandos de infrarrojos, y los escáneres no reconocen nuestras huellas dactilares. Nuestro único cometido es vigilar en todo momento el acceso al sótano. Fuera, aun cerca de la puerta, nuestra licencia ya no es válida-. Abrirá la puerta y entrará con la furgoneta. Tú te pones al lado del garaje 3, que te vea, y le apuntas en todo momento con el arma. ¿De acuerdo?

       Asiento con la cabeza.

[Principio del libro]


[Etiquetas: El vigilante, Peter Terrin, Rayo verde, novela, thriller psicológico, ciencia ficción, miedo, sociedad, soledad]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres