PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 28 de octubre de 2020 suscribirse a avances editoriales

Librería: escaparate de novedades

  • portada de 'La biología de la toma de riesgos'
  • Ficha técnica

    Título: La biología de la toma de riesgos. Cómo nuestro cuerpo ayuda a afrontar el peligro en el deporte, la guerra y los mercados financieros | Autor: John Coates | Traducción: Marco Aurelio Galmarini | Editorial: Anagrama | Colección: Argumentos| Nº páginas: 384 | Precio: 19,90 euros
  • Foto de John Coates
  • Biografía

'La biología de la toma de riesgos'

John Coates

ANAGRAMA

El objetivo principal de este libro es destruir definitivamente, sobre la base de las neurociencias, la concepción racionalista según la cual el ser humano toma decisiones mediante el uso exclusivo de una razón completamente separada del cuerpo. A través de múltiples experimentos científicos ajenos y propios, así como de ejemplos tomados de deportistas de élite, en particular del críquet y el tenis, el autor expone convincentemente la intervención de todo el cuerpo en la toma de decisiones en momentos cruciales de riesgo, así como el nivel preconsciente en el que se producen tales procesos. Luego muestra, de modo igualmente convincente, que lo mismo ocurre en la sala de transacciones financieras.

A través de la vivaz descripción y el minucioso análisis de un breve período de trabajo en el parqué, donde se juegan centenares de millones de dólares prácticamente en cuestión de segundos, describe el ambiguo escenario entre el mundo conocido y familiar de la razón y el desconocido e inquietante mundo de la fisiología. Hace así patente el sustrato material de la conducta humana, que durante milenios el pensamiento platónico y el cristiano mantuvieron al margen de la concepción de la naturaleza humana.

La biología de la toma de riesgos puede llegar tanto al lector de temas financieros como al interesado en el comportamiento humano, y despertar la curiosidad por el campo de las neurociencias en quienes no conozcan aún el inmenso alcance revelador de estas disciplinas.

«La imagen de los seres humanos como máquinas económicas racionales se ha ido al garete. Este libro expone las razones biológicas por las cuales esto es un mito, y nadie mejor que Coates para hacerlo, pues es a la vez neurocientífico, economista, ex operador de Wall Street y un escritor extraordinario. Un libro magnífico» (Robert Sapolsky).

«Espléndido... Este libro debería encabezar la lista de lecturas de verano de Jamie Dimon, director ejecutivo de J. P. Morgan, y de toda persona que se pregunte por qué los operadores ponen en peligro con tanta frecuencia a las entidades financieras» (The Financial Times).

«¡Fascinante! Un experto agente de Wall Street de pronto abandona y entra subrepticiamente en el mundo de la neurociencia para estudiar a sus colegas Amos del Universo en plena acción en el parqué mientras apuestan miles de millones en una billonésima de segundo y alcanzan niveles de testosterona médicamente inimaginables hasta ahora» (Tom Wolfe).

 

 

Primera parte
Mente y cuerpo en los mercados financieros

 

INTRODUCCIÓN

 

La asunción de riesgos es el recordatorio más insistente de que poseemos un cuerpo, pues, por su propia naturaleza, el riesgo amenaza con dañarnos físicamente. Un conductor que conduce a una velocidad excesiva en una carretera sinuosa, un surfista cabalgando sobre una ola monstruosa en el preciso momento en que pasa sobre un arrecife de coral, un alpinista que continúa su ascenso pese a la inminencia de una ventisca, un soldado que atraviesa a toda carrera una tierra de nadie, todos y cada uno de ellos afrontan una elevada probabilidad de resultar heridos, cuando no de morir. Y esa misma posibilidad agudiza la mente y desencadena una abrumadora reacción biológica conocida como respuesta de «lucha o huida». En efecto, tal es la sensibilidad del cuerpo a la toma de riesgos, que podemos vernos inmersos en este torbellino visceral incluso cuando la muerte no constituye una amenaza inmediata. Toda persona que practique un deporte o lo mire desde las gradas sabe que, aun cuando «se trata sólo de un juego», la sensación de riesgo se apodera de todo nuestro ser. Winston Churchill, curtido veterano de las guerras más mortíferas, reconocía esta capacidad del riesgo no mortal para apoderarse de nosotros en cuerpo y alma. Al escribir sobre los primeros años de su vida, habla de un partido de polo que su regimiento disputaba en el sur de India y que llegó al último chukker con el marcador igualado: «Pocas veces he visto rostros tan tensos en ambos equipos», recuerda. «Nadie habría pensado en absoluto que se trataba de un juego, sino de una cuestión de vida o muerte. Situaciones críticas mucho más graves provocan una emoción menos exaltada.»

Emociones y reacciones biológicas de análoga intensidad pueden dispararse a partir de otra forma de riesgo no letal: la toma de riesgos financieros. Con excepción del ocasional suicidio de algún broker (lo que puede tener más de mito que de realidad), raramente los agentes bursátiles profesionales, los gestores de activos y los individuos que invierten desde su casa afrontan la muerte en sus transacciones. Pero las apuestas pueden amenazar su empleo, su casa, su matrimonio, su reputación y su pertenencia a una determinada clase social. El dinero adquiere un significado especial en su vida, y en la nuestra. Actúa como un poderoso símbolo del que emanan muchas de las amenazas y de las oportunidades ante las que nos hemos visto a lo largo de milenios de evolución, razón por la cual ganar y perder dinero puede activar una antigua y poderosa respuesta fisiológica.

 

[Primeras páginas en pdf]


[Etiquetas: John Coates, Anagrama, Ensayo, Investigación, Toma de riesgos, Economía, Sociedad, ]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres