PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 11 de diciembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 23/11/2017

REVISTA DOSSIER

Un arte espectral

La revista Dossier Nº 35 publica unos extractos del libro de Norman Mailes "Un arte espectral. Reflexiones sobre la escritura". Este 10 de noviembre se cumplieron 10 años de la muerte del escritor estadounidense. En este artículo podemos leer sus comentarios sobre la importancia del estilo, el oficio de ser escritor, las giras publicitarias, los cuidados que se debe tener a a hora de introducirse en las reuniones de la clase alta, el azar que se esconde detrás de un éxito literario, la relación con los críticos y otra serie de consejos y reflexiones sobre la literatura. 
 
[Comienzo del artículo]
 
UNO
A estas alturas, soy un poquito cínico respecto del oficio. Creo que hay una mística natural en la novela que es importante. Después de todo, uno está tratando de capturar realidad, y eso es extraordinaria y excepcionalmente difícil. El oficio es meramente una serie de estaciones intermedias. Pienso en él como en un sanbernardo con su pequeño barril de brandy bajo el cuello. Cada vez que te metes en problemas, el oficio puede mantenerte caliente el tiempo suficiente para que te rescaten. Desde luego, esto es exactamente lo que impide a los buenos novelistas convertirse en grandes novelistas. Robert Penn Warren podría haber escrito una novela importante si no hubiese tenido justo ese pequeño extra del oficio para sacarlo de todos los problemas en Todos los hombres del Presidente. Si no hubiese sabido nada sobre la literatura isabelina, lo que había en él de aspirante a isabelino podría haber producido una novela fantástica. Tal como fueron las cosas, sabía lo suficiente sobre el oficio para usarlo como escotilla de escape. Y su trama degeneró en una serie de entradas y salidas, confrontaciones, tragedias, rápidos gemidos y aflicción. Pero en realidad estaba forzando un escape de su problema literario, que era el terror de enfrentar una realidad política que podía abrirse a más y más ansiedad.
 
El oficio lo protege a uno de enfrentar realidades en expansión sin fin: el terror, digamos, de perder tu novela en las profundidades de percepciones filosóficas con las que no estás dispuesto a vivir. Creo que este tipo de terror nos deprime tanto que producimos evasiones: como el oficio. De hecho, creo que esta adoración del oficio convierte a la literatura en una iglesia para esa vasta cantidad de escritores que se encuentran en algún punto de la curva estadística entre la mediocridad y el talento.

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres