PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 23 de noviembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 03/7/2017

CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA

Mary Shelley: La gran creadora

En este artículo de la revista Claves de Razón Práctica nº 252, Irene Gracia nos introduce a Mary Shelley, la creadora de Frankestein. Realiza un breve repaso de su biografía, haciendo hincapié especialmente en ese verano de 1816 cuando Shelley, con apenas 20 años y en compañía de su amante, su hermanastra, Lord Byron y John Polidori, se inspiró en sus pesadillas para escribir su novela más famosa. Gracia selecciona algunos fragmentos de sus diarios, de Frankestein, de Mathilda y de una de sus últimas novelas, El Último Hombre, para ofrecernos unas pinceladas de sus grandes creaciones.

 

[Comienzo del artículo]

Mary Shelley es la gran creadora. Gracias a su obra y a su vida, ha alcanzado lo que pocos creadores sueñan alcanzar: que su obra y su vida generen otras obras y otras biografías, a su pesar. Se podría decir que Mary Shelley es la gran superviviente de su vida terrible y bella, y de su muerte tan agridulce como sus sueños y sus pesadillas.

Mary Wollstonecraft Shelley nació en Londres el 30 de agosto de 1797, y también falleció en Londres, mientras dormía, tras llevar una vida errante. Todos conocemos la vida de Mary Shelley, y de sus inspiradores y sublimes acompañantes, pero ninguno de esos intelectuales ilustres es tan rememorado como Mary Shelley. Su padre fue el filosofo político William Godwin. Su madre fue la filosofa feminista Mary Wollstonecraft, que falleció diez días después de su nacimiento, dejando a su marido al cuidado de Mary y de su hermana de tres años, Fanny Imlay. Godwin se casó con una viuda que ya tenia dos hijas, con la que concibió un nuevo hijo.

Mary se pasaba las horas muertas en el cementerio de Saint Pancras, y aprendió a leer sobre la tumba de su madre. Mary tenía dieciséis años cuando se enamoró locamente de Percy Bysshe Shelley, que estaba casado y era discípulo de su padre. Los dos amantes se fugaron, junto con la hermanastra de Mary, Claire Clairmont y viajaron por Europa. Harriet, la esposa embarazada de Shelley siguió a los enamorados hasta La Spezia, la costa italiana donde los tres jóvenes se establecieron. Tiempo después, George Gordon Byron y John William Polidori conocerían al trio, y Claire Clairmont se convirtió en la amante de Byron y la madre de su malograda hija Allegra.

 

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres