PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 23 de agosto de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 12/6/2017

CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA

"El hombre veraz" de Hannah Arendt

Julián Sauquillo analiza, para la revista Claves de Razón Práctica nº 252, el libro "Verdad y mentira en la política" de Hannah Arendt. La filósofa judía afrontó ser veraz frente a las críticas enfebrecidas de los gobiernos y de la muchedumbre. Sostener la verdad no requiere contar con el referendo de miles de opiniones favorables. Para Arendt existe la verdad factual, aquello que la política no puede cambiar, los hechos históricos, que aunque estén permanentemente acosados por la mentira política organizada, se mantienen invulnerables.  

 

[Comienzo del artículo]

George Orwell, en 1984 (1949), exploró las consecuencias morales de un mundo futuro sin verdades fácticas. Su "distopía" auguraba un sistema político capaz de distorsionar los hechos y promocionar el "doble pensar" con evidente finalidad autoritaria. La estrategia de sus planificadores ya no se aupaba en las promesas de una liberación futura. Acaparaba el poder absoluto y obligaba a todos y para siempre. Construía una naturaleza humana sumisa y fabricaba a su antojo la verdad pasada y futura. Bastaba con remover hemerotecas y cambiar las estadísticas para disolver cualquier verdad histórica. Quien creyera que existen verdades como dos más dos son cuatro, inexpugnables a la manipulación de la mayoría, no le cabía sino estar loco. Este terrorífico diagnóstico de un trotsquista declarado, con buenas dosis de aventura en su vida, iba más allá de la crítica al nacionalsocialismo y al estalinismo. Apuntaba a un futuro próximo donde la realidad que rodea al hombre y su propia naturaleza podían ser convenientemente producidas. Y sorprende ver cómo, apenas quince o veinte años después, dos textos de la gran filósofa alemana, nacionalizada norteamericana, -"Verdad y política" (1964) y "La mentira en política" (1971)- se asientan en esta realidad vaticinada, ya cumplida en su exilio estadounidense. Uno, desde una fábula política aterradora, y otra, desde la irreconciliable disposición vital del filósofo con la política, ahondaban en las posibilidades manipuladoras del poder futuro sobre la verdad. También subrayaban la soledad infinita del hombre veraz.

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres