PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 12 de diciembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 10/4/2017

CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA

De animales y animalismos

En este artículo de la revista Claves de Razón Práctica nº 251, dedicado al animalismo, Augusto Klappenbach se plantea si se puede hablar de "derecho" cuando se habla de animales. Se refiere al sentido moral de término y busca cuáles son los límites aceptables que se deben esperar del ser humano en el trato hacia otras especies. Tiene claro el papel instrumental de las especies animales y su aprovechamiento para la alimentación o el trabajo, pero eso no nos exime de evitarles sufrimientos innecesarios. El trato que les dispensemos a los animales tiene consecuencias en la sociedad humana.  

[Comienzo del artículo]

No está de más recordar que los seres humanos no somos los únicos animales en este mundo y hablar un poco de nuestros parientes. Nuestra sufrida humanidad es solo una entre millones de especies, y comparándola con la mayoría es una recién llegada. Y si bien tenemos razones para ufanarnos de nuestra superioridad sobre todas las demás, no faltan tampoco argumentos para demostrar que somos los únicos capaces de provocarnos daño a nosotros mismos y al resto del mundo con plena consciencia de lo que hacemos. Pero no se trata aquí de cultivar vanaglorias ni culpas, sino de reflexionar acerca de las relaciones que mantenemos con estos otros habitantes del planeta.

Aunque ya hay precedentes entre los viejos griegos y en la filosofía budista, hace poco tiempo que han proliferado en occidente movimientos de defensa de los llamados "derechos de los animales", entre los cuales el Proyecto Gran Simio propone reconocer a chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes derechos morales y jurídicos, incluyendo el derecho a la vida, a la libertad individual y la prohibición de la tortura. Incluso existe en España un Partido Animalista cuyo programa propone la prohibición de la caza, el sacrificio cero de animales y el fomento de la dieta vegetariana, entre otras cosas. Nadie -casi nadie- duda de que los animales merezcan un trato correcto y se eviten crueldades innecesarias.

El problema radica en atribuirles "derechos", concepto que

conviene examinar más despacio, y eximirles de la inevitable cuota de

sufrimientos que implica cualquier vida animal o humana.

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres