PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 25 de noviembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 02/2/2017

REVISTA DOSSIER

Los expedientes de Filebo: dedicatorias para seducir a un crítico

Cecilia García-Huidoro escribe para el nuevo número de la revista Dossier (nº 33) un curioso artículo sobre las dedicatorias que el crítico chileno Luis Sánchez Latorre recibió a lo largo de su vida. Cuando la Biblioteca Nicanor Parra adquirió la completísima colección personal de literatura chilena de Filebo -el alias de Sánchez Latorre-, resultó llamativa la cantidad de títulos que llevaban dedicatoria manuscrita haciendo gala de una amistad o camaradería con él. Cecilia García-Huidoro ha analizado estas dedicatorias y hace un resumen de las más llamativas y originales.

[Comienzo del artículo]

Todos se declaran cercanos a Luis Sánchez Latorre. Si estableciéramos un conteo, estoy cierta de que superaría con creces al mismísimo Roberto Carlos. Porque, si atendemos a los libros que el crítico acumuló durante sus casi sesenta años de periodismo cultural, habría que concluir que tuvo más de un millón de amigos. Cuando la Biblioteca Nicanor Parra adquirió la completísima colección personal de literatura chilena de Filebo -el alias de Sánchez Latorre-, resultó llamativa la cantidad de títulos que llevaban dedicatoria manuscrita haciendo gala de una amistad o camaradería con él. Tanto, que llega un punto en que el término «amigo» se hace insuficiente y se acompaña de todo tipo de adjetivos: viejo, gran, querido, reconocido, dilecto, inapreciable, entrañable, compañero de ruta... No falta el que se va por el lado posesivo y lo llama «mi amigo» o el que intenta marcar una suerte de monopolio: «Tu mejor amigo». Están incluso los hiperbólicos que se lo dedican a su «auténtico amigo», como si en esto cupieran las imitaciones. Ah, y se me olvidaba la del sentido (el partido más grande de Chile, el partido de los sentidos, decía Neruda): «Distante amigo».

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres