PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 25 de noviembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 12/1/2017

REVISTA LA GACETA

Norman Manea, la impronta del destino

En este artículo de la revista La Gaceta  nº 552, Ramón Cota analiza la obra del gran escritor rumano Norman Manea, a quien le ha sido otorgado el Premio FIL en Lenguas Romances 2016. El antisemitismo, la doble vida y la deshumanización de mucha gente en Rumanía bajo el fascismo y el comunismo es un tema constante en la obra de Manea. Contra ciertos vaticinios desmoralizantes, demuestra rotundamente que sí se puede escribir gran literatura después del Holocausto, aunque de manera distinta a la precedente en Europa.

 

[Comienzo del artículo]

Los escritores del Holocausto y el totalitarismo suman legión, pero son pocos los que han logrado penetrar el núcleo de la condición humana a través de las muchas capas de horror de esos infiernos del siglo XX. Norman Manea es uno de ellos, con la singularidad de que, después de haber vivido la experiencia del campo de concentración nazi en su infancia, vivió la "utopía envenenada" del régimen comunista antisemita de Nicolae Ceausescu, hasta que se marchó a Berlín occidental protegido por una beca, y luego a Nueva York, protegido por otra beca, donde ahora vive un "trauma privilegiado", según sus palabras. Y aun en los Estados Unidos ha sido objeto de ataques denigrantes desde la Rumania poscomunista.

Los habitantes de este lado de Occidente debemos admitir la dificultad de escribir o reflexionar con honestidad sobre acontecimientos tan funestos, pues no hemos vivido nada parecido. Esto no significa negar los horrores y sufrimientos de nuestros propios pueblos; es sólo que éstos no son nada en comparación con los de la Europa de aquellos años. Aquí la gente también muere de desnutrición, enfermedades prevenibles y  hasta por motivos políticos, pero la aniquilación deliberada, planificada y sistemática de pueblos enteros por odio racial no ha tenido lugar en nuestra experiencia... hasta ahora.

 

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres