PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar
Converses formentor

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 1 de julio de 2016 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 16/2/2016

REVISTA LA GACETA

Breve historia del libro electrónico

Segunda entrega del estudio desarrollado por Ernesto Priani e Isabel Galina sobre el panorama del libro electrónico, publicado en la revista  La Gaceta  nº 538, en este caso recorren la historial del libro electrónico.

Desde sus inicios con el Proyecto Gutenberg, que se enfocó primordialmente a la digitalización de textos literarios, pasando por el boom de internet, el HTML, el PDF, el XML, el Epub, y llegando a los dispositivos de lectura modernos.

Los autores explican la historia del libro electrónico sobre tres líneas: como texto digital, de acuerdo con los dispositivos disponibles para su lectura, y una tercera, de acuerdo con el formato que se utiliza para codificar el texto digital (que afecta tanto a las posibilidades de presentación del texto digital como al dispositivo que se utiliza para leerlo).   

[Comienzo del artículo]

ANTECEDENTES DEL LIBRO ELECTRÓNICO

La idea de que las máquinas podrían auxiliarnos no sólo con procesos de cálculo sino también con el manejo y la recuperación de textos tiene sus inicios en 1945, cuando Vannevar Bush publicó el artículo "As We May Think", en el que describe un aparato llamado Memex,1 que combinaba microfilm con un lector y pantallas para que el usuario pudiera almacenar libros, registros y otros documentos, así como crear y recuperar vínculos entre estos distintos objetos. El aparato incluía la capacidad de crear índices, hacer anotaciones, cambiar las páginas, entre otras funcionalidades muy similares a las de un libro. Sin embargo, es difícil concebir la propuesta del Memex simplemente como un libro electrónico; más bien era un administrador de documentos. Bush nunca construyó el Memex pero sí dejó un importante antecedente de cómo el cómputo podía apoyarnos para el manejo, la lectura, el estudio y la recuperación de textos.

[ARTÍCULO COMPLETO EN PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2016 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres