PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

domingo, 22 de septiembre de 2019 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 14/7/2015

REVISTA GRANTA

¿Nada es sagrado?

La revista Granta, nº 2 de la nueva época, que trata el tema de matar el tiempo, qué hacer durante esos tiempos muertos que antes se dedicaban al ocio y ahora están vacíos, y son cada vez más escasos en nuestros días, publica una conferencia de Salman Rushdie de hace un cuarto de siglo que trata este asunto. El escritor indio se pregunta si puede ser el arte el tercer principio que medie entre el mundo espiritual y el material, que a base de "tragarse" ambos mundos pueda ofrecernos algo nuevo, algo que pueda describirse como la trascendencia. En el contexto de la caída del muro de Berlín, describe la relación entre ideología, religión y literatura.

 

[Comienzo del fragmento]

Entre religión y literatura, como entre la política y la literatura, se da una disputa de origen lingüístico. Pero no se trata de una disputa entre simples opuestos. Porque así como la religión aspira a privilegiar un lenguaje sobre todos los demás, un juego de valores sobre cualquier otro, la novela siempre ha tratado sobre el modo en que diferentes idiomas, valores y narrativas se oponen, así como sobre las cambiantes relaciones entre ellos, que son relaciones de poder. La novela no busca establecer un lenguaje privilegiado, sino que insiste en la libertad de retratar y analizar la pugna entre los distintos aspirantes a tales privilegios.

Carlos Fuentes ha dicho que la novela es «una arena privilegiada». No se refi ere a que se trate de una especie de recinto sagrado en el que haya que quitarse los zapatos para entrar; no es una arena destinada a la veneración; no exige derechos especiales, exceptuado el derecho  a ser el escenario en el que tengan lugar los grandes debates sociales. «La novela -escribe Fuentes- nace de la evidencia de que no nos entendemos los unos a los otros, ya que se ha renunciado a un lenguaje unitario y ortodoxo. Don Quijote y Sancho, los hermanos Shandy, el señor y la señora Karenin: sus novelas son la comedia (o el drama) de sus incomprensiones. Si impones un lenguaje unitario, matarás a la novela, pero también a la sociedad.»

 

Traducción del inglés de Ramón de España.

[Fragmento seleccionado del texto en PDF]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres