PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

jueves, 27 de febrero de 2020 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

Vladimir Putin. Ilustración de Loredano.

www.elboomeran.com | 06/2/2008

Claves de la Razón Práctica nº179

¿Por qué gana Putin?

En este ensayo político Sergei Kovalev, presidente del Instituto para Derechos Humanos en Moscú, baraja varias hipótesis para intentar explicar y explicarse el secreto de la popularidad del actual Presidente de Rusia, "responsable de una nueva generación de presos políticos" y "del asesinato multitudinario de población civil pacífica en Chechenia".

De esta manera arranca su tesis: "Creo que Vladimir Putin es la figura más siniestra de la historia coetánea de Rusia. Desde el principio mismo de su mandato ha dirigido -y casi concluido ya- una amplia contrarrevolución antidemocrática en Rusia". Y así le pone su punto final: "En 2008 no será el "pretendiente" o siquiera un "heredero" quien gane las elecciones, sino una evidente figura decorativa (...). Me temo que pocos de nosotros viviremos para ver la reinstauración de la libertad y la democracia en Rusia".

Su exposición comienza en el fracaso demoledor del golpe de agosto de 1991 y sus imprevisibles y penosas consecuencias: alto nivel de corrupción del gobierno Yeltsin, la fusión de empresas con el crimen organizado... Así, Putin barrió en la primera vuelta de las elecciones presidenciales ofreciendo a los ciudadanos "un sentimiento de relativa estabilidad y relativa seguridad", se convirtió en "ídolo del pueblo" gracias a la guerra en el Cáucaso y el desprestigio de los considerados demócratas -"no fue un voto "para" sino un voto "en contra", en contra de los demócratas"- e instauró una democracia "dirigida" o "soberana".

Otro de los puntos importantes de estas páginas versa sobre la nostalgia del pasado soviético. "Putin entendió perfectamente la importancia de la retórica histórica en la política. Al acceder al poder, empezó a inculcar su propia mitología histórica (...). Ha creado en efecto un mito del Estado imperial que viene a sustituir a la memoria histórica. Había deseos de este tipo de mito sustitutorio y él lo proporcionó, vinculando así su propio régimen a una larga tradición rusa de gobierno autoritario. Su popularidad se debe en buena parte a esto".   

En los últimos párrafos describe y desmantela el supuesto "carisma" del Presidente porque "nadie parece poder explicar de modo coherente en qué consiste exactamente ese carisma" y regresa de nuevo a aquellas elecciones de 2000 buscando y mostrando nuevas pistas que provocaron su victoria. "Putin representaba simultáneamente el poder del Estado oficial -como Presidente en funciones- y, en tanto que chequista, su esencia íntima. La gente no sólo votó a Putin; votó a favor del cetro y el orbe -los símbolos del poder zarista- y también de la espada y el escudo, los emblemas de la Checa-KGB".

[Documento completo en PDF]

[Etiquetas: Rusia, Putin]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres