PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 24 de noviembre de 2017 suscribirse a novedades

Novedades

imagen descriptiva

www.elboomeran.com | 05/3/2010

MUESTRA

Galería Jotager

 

   
                                        

 

Me llamo Jerzy Gintel. 

Este nombre, Jerzy, es de origen polaco, se pronuncia "yesi" y se traduce Jorge.

Jotager es el seudónimo creado de mi monograma JG. La ere que aparece al final la puse solamente como decoración. Nada extraño que Jotager  deambule por este mundo sin cédula, sin nombre de pila, sin número de teléfono, como un espíritu, un fantasma o como el hombre invisible cuya presencia se nota cuando queda en el sitio un dibujo con este monograma .

Hace muchos años, nací en Kraków (Cracovia) una ciudad famosa por su cultura, su universidad y su buena suerte. En efecto, pasó todas las guerras de Europa sin sufrir daños mayores, como Varsovia, por ejemplo. En un museo de esa ciudad se encontraba entonces, y pienso que todavía está allí, la pintura más bella del mundo: "La dama del armiño". Esta dama, Cecilia Gallerani -no confundirla con Monna Lisa- es tan encantadora que se graba en la mente de quien la mira con una huella imborrable. Entonces descubrí que lo fundamental en la vida es observar, comprender las leyes que la gobiernan, no hacer caso a los brujos, astrólogos, mentirosos, charlatanes, es decir, comportarse tal como lo hacía Leonardo en su tiempo. Quizás por ello me dirigí hacia las ciencias exactas logrando ser admitido como profesor a la recién creada Facultad de Ciencias en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Esto fue el año 1958, cuando comenzó mi carrera universitaria en la UCV.

 

    

 


Pintar cuadros era, al principio, tarea de artesanos, ahora lo hacen artistas. Pero no es artista sólo el que pinta. Ya saben que yo gano mi sustento pensando. A veces pienso sobre cosas ya pensadas por otros. En esos tiempos los críticos de arte apreciaban las simetrías en los cuadros, pero desde que se descubrió que las simetrías no favorecen a la pintura, más bien la tildan de sosa, y por ello los pintores abandonaron las molestias de la composición. A mí tampoco me importa la composición formal; no obstante, tengo que admitir que existen cuadros con algún elemento submicroscópico, el cual, cuando existe, hace al cuadro atractivo y cuando falta se nota.

Esta partícula elemental se llama compositón, ella le penetra a uno por el ojo y le hace admirar lo que mira. Pero a otros, con poca sensibilidad a la compositosis los deja indiferentes. Así se reconoce la existencia de los compositones.

No sé cómo se consiguen los compositones, pero estoy convencido de que deambulan en el espacio y, a veces, se depositan sobre mi mano y la guían para ejecutar un dibujo. Raras veces un pintor está consciente de aquel poder sobrenatural. Nosotros, los humanos, no manejamos mentalmente las partículas elementales, ni electrones, ni compositones, ni siquiera fotones. Mas pienso que todos mis dibujos nacen en esta forma. La culpa la tiene el compositón. Si tú no crees en él y no sufres la compositosis en tu ojo, no te queda otro remedio que añadir esto como un cuento a otras leyendas dispersas en el mundo. En cada fábula hay una pizca de verdad.

Un currículo es una presentación del que lo compone, el mismo que lo presenta y que lo distribuye. Frecuentemente consta de elogios al mencionar éxitos y de excusas para disminuir la amargura de los fracasos.

Me presento arriba no en busca de estos propósitos sino que quiere explicar las razones que me impulsan a dibujar, diseñar, colorear, pintar, recortar, pegar y, finalmente, dejar aquí las ganas que tengo de regalar los frutos de esta actividad. Nunca jamás traté de definir en qué consiste la gracia de una obra mía y cuál debería ser el valor en pecunia de la misma. Estas preguntas las debe pensar y, eventualmente, responder el público. Los lectores son para mí el Público que admiro, del que deseo saber lo que dice. Y si no habla miro su pulgar, si indica hacia arriba me pongo feliz.

 

Jerzy Gintel

 

Galería virtual en Facebook elaborada por Humberto Carvajal Chitty.

 

Perfil biográfico de Jerzy Gintel (1920-2010) por  José Álvarez Cornett

[Más ilustraciones]

Compartir:

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres