PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 23 de mayo de 2017

 Blog de Patricio Pron

Mercedes Cebrián / Tres poemas de "Malgastar"

imagen descriptiva

Derecho a la información
 
En virtud del artículo 20 de la Constitución del 78
no han de ocultarnos lo que sucede
a nuestro alrededor y sin embargo yo sólo puedo
intuir, mirar por la mirilla desde fuera,
pensar que quizá sí o quizá no,
sumar las pistas, honrarlas como añicos
de una vasija griega, exhumar
los rasgos de esa cara con la que me topé
en plena excavación.
 
El testimonio oral me ayudaría tanto
a la reconstrucción, porque no creo en los cuerpos
sino en su parloteo, en el dispositivo que produce la charla.
 
Alguien me dijo un día: "no te vuelvo a contar nada
porque después te acuerdas
de lo que te conté".
Pensé que eso era bueno y resultó
que no. "Es como si un análisis de sangre,
de tan exagerado, se hubiese convertido
en transfusión". Esa fue su respuesta.
 
La explicación no se parece en nada al tenedor
que pedimos al ver unos palillos en la mesa.
Si finalmente llega, el asunto es más bien
qué hacer con todo eso. La información la imagino
caliente y en la mano, como esos polluelos
que se caen por error del nido tras nacer. Si son
puro temblor, si son muy feos. Me recuerdan a mí,
con el pico muy abierto
en busca de algo más.
 
 
Adopción (quasi una fantasia)
 
La orfandad cobra formas insólitas
hoy día: ya no es niño harapiento y tiznado,
ya no es bebé pasado por el torno. El apellido Expósito
es capaz de un trayecto vital
como otro cualquiera.
 
He aquí la fantasía del adoptador: "le voy a dar un hogar
cálido y confortable donde no haya tristeza; le voy a dar
la mejor educación", pero la niña china
viene mal ensamblada de fábrica y el milagro
no es tal. Made in China el dolor. Se superpone
el cariño de la pareja nueva
con una vida previa. Es el pasado de la niña
un palimpsesto incómodo.
 
 
Una persona menos por aquí
 
Qué cosas miró y cómo; quién le abombó
el cristalino para mirar así
y no de otra manera. Fue el resultado,
la consecuencia de aquello fratricida que tanta fama dio
a nuestro país. Tantas fotografías de la contienda
y de lo posterior, tantas chicas y chicos
con mellas en los dientes, tantos zapatos crónicamente sucios.
 
Vivió en el peor gris, pero a ella le gustó el gris en que vivió,
las llaves del sereno entrechocando
como una sonaja que da seguridad en la metrópoli
de la alpargata seca.
 
Y luego se hizo causa: la causa
de mi caminar fuente de burlas. Fue, por lo tanto origen, resultado
y secuela, y todo eso alternando entre ella y ella misma.
 
Algunos de sus collares no diferían mucho
de los de Doña Carmen
Polo. Otros eran imitación
de los de Tita Thyssen.
Fue a China: no le gustó ver a los chinos escupir
por doquier. En cambio los fiordos, mucho mejor, pero
carísima la cerveza en Bergen.
Tuvo suerte: no le faltaron los dientes de delante, solo unas
cuantas muelas. Disimuló. El colesterol bien: pudo comer lechazo
y gambas con gabardina mientras quiso,
hasta casi el final. (Ese podría ser el epitafio
para alguien español).
 
 
Mercedes Cebrián (Madrid, 1971) ha publicado ficción, poesía y ensayo. Su último libro es el poemario Malgastar (La bella Varsovia, 2016). Sus relatos, poemas y ensayos han aparecido en Revista de Occidente, Letras Libres, Eñe y Diario de Poesía (Argentina), y en antologías como Cuento español actual (Cátedra, 2014). Colabora asiduamente con los suplementos El Viajero y Babelia de El País y Cultura/s de La Vanguardia. Asimismo, ha traducido al castellano a Georges Perec y Alan Sillitoe. Ha sido becaria de literatura en la Residencia de Estudiantes de Madrid y en la Academia de España en Roma, así como escritora residente en el Civitella Ranieri Center de Perugia. Tiene un Máster en Estudios Hispánicos por la Universidad de Pennsylvania (EE.UU.)

[Publicado el 04/4/2017 a las 12:45]

[Etiquetas: Mercedes Cebrián, Poesía, Citas]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

"La reconstrucción pública de la intimidad ajena"

imagen descriptiva

La publicación de El malestar al alcance de todos en 2004 supuso no solamente el descubrimiento de una autora, Mercedes Cebrián (Madrid, 1971), sino también, y particularmente, la aparición de una poética personal e intransferible cuyas características principales eran la precisión casi obsesiva en los detalles, un sentido del humor fino y de a ratos cruel y un tipo de mirada que encontraba su vehículo más adecuado en la alternancia de la prosa de ficción, la poesía y el ensayismo. A pesar de que la autora profundizó en el hallazgo de esa mirada en obras posteriores como Mercado Común (2006), 13 viajes in vitro (2008) y Cul-de-sac (2009), el lector acababa preguntándose todas las veces tras la lectura de esas obras si la mirada de Cebrián podría encontrar acomodo en piezas narrativas de cierta extensión, de allí que la publicación de La nueva taxidermia haya sido recibida por algunos con cierta perplejidad y con el temor que se siente cuando algo que funciona y nos gusta corre el riesgo de dejar de hacerlo.
 
La nueva taxidermia no es una obra unitaria; a pesar de que desde la contraportada se la presenta como "enlazando" dos historias, lo cierto es que ese vínculo no es argumental sino que tiene lugar en el ámbito del estilo y de las interpretaciones que pueden ofrecerse de los dos textos que la componen. En el primero de ellos, "Qué inmortal he sido", la narradora reúne elementos destinados a reproducir una fiesta anodina a la que asistió unos años atrás; en ese intento de reproducir un fragmento poco relevante del pasado hay un esfuerzo quizás más imperioso por poner orden en un presente que Cebrián desmenuza en marcas de ropa, en formas de circulación y en los modos dominantes de las relaciones humanas en nuestro presente histórico. En el segundo de los relatos, "Voz de dar malas noticias", la protagonista es una joven patológicamente tímida que recurre a tres muñecos de ventriloquía para comunicarse con el mundo. Ambos textos tienen como tema "la reconstrucción pública de la intimidad ajena" (29), a la que, en otro pasaje, la autora equipara con "un asesinato" (37); la fijación de esa intimidad es la taxidermia del título, que procura retener algo de un pasado permanentemente en fuga para su contemplación por parte de sujetos que "nos desmantelamos con él en pequeñas dosis" (43). En ambos textos se despliega todo el estilo de Cebrián, compuesto de fragmentos breves de narrativa, de a ratos ensayísticos, que hacen un uso paródico de las frases hechas y de los estereotipos y abordan a sus personajes con un humor ligero y de a ratos cruel.
 
Mercedes Cebrián es como una Georges Perec con faldas (la autora ha traducido en varias ocasiones al autor de La vida, instrucciones de uso), como una Rodrigo Fresán menos caudalosa, como una Felisberto Hernández igualmente interesada por lo inquietante y apenas un poco menos chiflada o como una César Aira que no hubiese renunciado a perder el control de lo que narra (por mencionar apenas a las que parecen sus principales influencias), pero su voz es rigurosamente personal. En La nueva taxidermia se ratifica como una de las escasas narradoras españolas de su generación de las que, en mi opinión, puede esperarse una obra seria y autoexigente y como la taxidermista de un tiempo y de una literatura que (por fortuna y contra todos los indicios en ese sentido) no parece haber muerto todavía.
 
 
Mercedes Cebrián
La nueva taxidermia
Barcelona: Mondadori, 2010

[Publicado el 31/1/2011 a las 11:49]

[Etiquetas: Mercedes Cebrián, Nouvelle, Mondadori]

[Enlace permanente] [1 comentario]

Compartir:

Foto autor

Biografía

Patricio Pron (1975) es doctor en filología románica por la Universidad Georg-August de Göttingen, Alemania. Su trabajo ha sido premiado en numerosas ocasiones, entre otros con el Premio Juan Rulfo de Relato, y traducido a diez idiomas. Entre sus obras más recientes se encuentran el libros de relatos La vida interior de las plantas de interior (2013), así como el ensayo El libro tachado: Prácticas de la negación y el silencio en la crisis de la literatura (2014) y las novelas El comienzo de la primavera (2008), El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia (2011), Nosotros caminamos en sueños (2014) y No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles (2016). En 2010 la revista inglesa Granta lo escogió como uno de los veintidós mejores escritores jóvenes en español. 

 

Fotografía: Javier de Agustín

Bibliografía

 
 
 
 

 
 

 

Ficción

No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles. Barcelona: Literatura Random House, 2016. 

Nosotros caminamos en sueños. Barcelona: Literatura Random House, 2014. 

La vida interior de las plantas de interior. Barcelona: Mondadori, 2013.

Trayéndolo todo de regreso a casa. Relatos 1990-2010. La Paz (Bolivia): El Cuervo, 2011.

El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia. Barcelona: Mondadori, 2011.

El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan. Barcelona: Mondadori, 2010.

El comienzo de la primavera. Barcelona: Mondadori, 2008.

Una puta mierda. Buenos Aires: El cuenco de Plata, 2007.

El vuelo magnífico de la noche. Buenos Aires: Colihue, 2001.

Nadadores muertos. Rosario: Editorial Municipal de Rosario, 2001.

Hombres infames. Rosario: Bajo la luna nueva, 1999.

Formas de morir. Rosario: Universidad Nacional de Rosario Editora, 1998.

 

No ficción:

El libro tachado. Madrid: Turner. 2014. 

 

Edición

Zerfurchtes Land. Neue Erzählungen aus Argentinien [Tierra devastada: Nuevos relatos de Argentina]. Coed. con Burkhard Pohl. Göttingen: Hainholz Verlag, 2002.

Crítica

"Aquí me río de las modas": Procedimientos transgresivos en la narrativa de Copi y su importancia para la constitución de una nueva poética en la literatura argentina. Göttingen: Niedersächsische Staats- und Universitätsbibliothek Göttingen, 2007.

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres