PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 26 de septiembre de 2017

 Blog de Vicente Verdú

Poema 108

Tuve la fortuna

de que las mujeres

a quienes más amé

(bellísima todas)

también me amaron.

Y algunas,

incluso después de tantos años,

siguen queriéndome

con inesperada riqueza.

Parece excepcional.

Pero,

de otra parte,

es muy cabal.

Nos quisimos

,aún efímeramente,

sin dobleces

y cuando la vida

se dobla y redobla tanto

aquello que fuera

un descampado carnal

(con algún delirio. Y lirios)

luce ahora

mucho más.

Son puntos

de amor iluminado,

voces a ti debidas

que guardo como

un puñado de brillantes,

monedas o fármacos,

para casi toda adversidad.  

Con ellas,

intercambio

a su gusto

raciones de dolor

por cucharadas de esperanza,

decepciones repetidas

por su consuelo

sin causa.

Canjeo, en suma,

Hasta donde

humanamente puedo

el mal

por este privilegio  

capaz de reabsorber,  

con la memoria  

endulzada,

aquello que fue,

en muchas ocasiones,  

un pastel de primera.

Un confite  

cuyo  sabor

más  certero

no ha caducado

ni con

el salobre

de la edad. 

[Publicado el 17/3/2017 a las 09:00]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 107

 

Veo los días felices

como conejos blancos

o moteados de gris  

que corretean

sobre un prado

allanado

por gominolas de menta y

,en apariencia,

infinito.

No es real

su vastedad absoluta

ni la mayor ofrenda,

se concentrra en ella.

Pero la vista

se sacia  

completa

y hasta un

lontananza, 

suave y enternecida.

Allí, los pequeños conejos

Juguetean y pacen  

sin hablar, ni reconvenirse.

Sin aspiraciones abstrusas,

Odios o desgracias.

Sólo triscando y brincando   

como signos del

tiempo sin

caducidad.

Ese tiempo,

cronológicamente efímero,

-ya los sabemos, nosotros-

se halla eliminado,  

y veo reinar  

esta escena feliz,

no muy larga,

como una suerte de

melatonina al cien por cien.

Un sueño blanco

y sin límites

del que

han desaparecido las traiciones

y las tradiciones.

Un espacio inaugural,

sin amenazas, ni crimen.

Sin enfermedad

y sus  constantes

bulbos malignos.

Sin diarios y telediarios,

anuladas las broncas

con la esposa y las

compañías de seguro.

Ausente el dolor de estómago

Y la vetustez, tan repetida.

Oxigenado el olor a ser humano

cuando,

expulsado el mal,

El paisaje se puntea

de yerba fresca

 y el recreo de  

mensajeros  conejos blancos.

 

[Publicado el 16/3/2017 a las 09:00]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 106

La sensación

de albergar lagunas

en el estómago

no era la única

que concluía

el malestar.

Un aroma turbio

y acidulado

corría

entre las fisuras

del cerebro,

poco consistente,

ahora,

para recibir

un síntoma adicional.

Y mientras se abandonaban

las sábanas

el lecho parecía,

contemplado

desde la puerta,

un malversador.

En la noche fue un regazo

y, después,

al vaciarse,

una ominosa

esperanza

de final

o de reclusión. 

[Publicado el 15/3/2017 a las 09:00]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 105

En un paisaje

inverosímil,

se reunían colores

y formas

de una memoria

en adviento.

No era penosa

la impresión

sino tan inédita

que poseía el fulgor

asombroso

y convincente

de lo nunca visto.

Ese paisaje evocaría

alguna experiencia

extraordinaria

o venía a anunciar

un próximo suceso

de un tamaño descomunal.

¿Glorioso? ¿Infausto?

La imposible

interpretación

de aquél panorama

confería

una temible autonomía

a la complicada estampa

que siendo promiscua

y cargada de signos

se cerraba a  ser

entendida.

Nada que sea inteligible,

parecía decir,

merece admiración.

Y esta fue

la incógnita

sagrada

con la que desperté

del sueño más bello

 y enigmático.

La incógnita de una aparición

sin apariencia real.

Una mensaje absoluto

que guardé  conmigo

todo el día

sin  que nada real

redujera su presencia.

Su incomparable majestad.

 

[Publicado el 14/3/2017 a las 12:11]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 104

En mitad de la noche,

mientras no estaba

el sueño en acción, 

se alzó una barrera

de espejos gigantescos

que reflejaban

la  historia pasada

de tardes y fiestas,

muertos y bodas.

Imágenes

o secuencias

continuadas

en un carrusel

de postales coloreadas.

Estampas y sucesos

congelados.

Unos tediosos,

otros enaltecidos

por la magnitud

de los espejos gigantes 

que enmarcaban

la importancia

de una vida en planos,

sin cesar.

Vista y no vista

de la vida

reflejada   

y pulimentada  

exponencialmente

sobre el cristal

o el azogue.

El ahogo

en vertical

que habría sido

el discurrir

incalculado

de un océano

sin remedio

ni razón.

Fragmentado  

entre luces y sombras,

entre la angustia

y la líquida

velocidad

de ser y no ser ya.

[Publicado el 10/3/2017 a las 12:00]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 103

Sólo en

sobres,

de tono violeta,

fueron archivándose 

las noticias

más entristecidas.

No eran siempre objetivas,

tampoco confirmadas

por la ilusión.

A menudo se trataba de

suspiros corrientes

que poseían

como  distinción

el color,

extraordinariamente malva.

Se trataba con esta documentación

privada

de girar, 

en el futuro,

algunos proyectos

mal calculados.

Planes que no se habían contratado

con gotas de sangre.

Porque, en el fondo,

ese matiz de color

venía a ser

un resultado sin algaradas.

La capacidad que la hemorragia

alcanzaba

cuando, al depositarse sobre superficies marmóreas,

viraba en la dirección de un cielo

que nunca lograba

poseer

y, en el intervalo,

se transformaban es la morada

melancolía de una

voz decapitada. 

[Publicado el 10/3/2017 a las 09:30]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 102

Con sacos de polvo

en las espaldas,

anidadas por

serpientes

que bufaban,

energúmenos

sin rostro

se acercaban

para tomar la ciudad.

No la tomaron,

sino que la cruzaron

como vivos

enjambres de cigarras

y se fundieron pronto

en las nubes

de polvo y de pólvora,

de carbón y de cieno que

desprendían sus cuerpos.

Sus hombros, sus talones,

 el fosco color del pelo

que los asemejaba a

una horda  

con toneladas

de pan  negro

en los dientes cortantes

Aquellos

que nos hacían temer,

en la barahúnda,

una batalla

de brazos y piernas quebrados,

y oscuros,

quemados por

el furor.

 

[Publicado el 09/3/2017 a las 16:37]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 101

El espíritu derivaba

de una ecuación

en apariencia

simple y

tras haber sido

sometida

a una laminación

de altísimas temperaturas.

Sin embargo,

el espíritu

se hallaba

frío.

Ni siquiera

a la temperatura

de la piel

o las lágrimas

en los inviernos.

Frío como una inane

exhalación.

Y ahí radicaba su

su autoridad

y su elocuencia.

Tan ajeno

a las circunstancias

que se erigía

en el centro de

todas ellas.

Y, a su alrededor,

se desplegaba

su íntimo helor

que si no era luz

ocupaba el lugar

de un inmóvil

relámpago. 

[Publicado el 08/3/2017 a las 17:48]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 100

¿De dónde vienen

los días esperanzados?

¿Qué grado de influencia

tiene el buen humor?

Y ¿qué grado de humor

determina la buena conciencia?

¿Y qué salud del cuerpo

no proviene del alma

y propia y sus ganglios?

¿O qué alma buena

no requiere

densidad y buen tono?

¿Y qué pintan los demás

en todo esto.

Para mejorarte,

para amargarte,

para olvidarte.

para asesinarte.

En suma:

todo parece ser dueño de los demás,

nuestros guardianes,

nuestros asaltantes.

Los seres próximos.

transparentes pero exteriores,

que se aproximan

a la piel

o  los órganos internos,

-nunca insertos sin su

aquiescencia-,

que, a distancia,

nos husmean, hurgan

u organizan.

El bien se halla,

por tanto, en las afueras

del círculo

que pobremente abordamos.

¿Y será el mal, entonces,

quien se opone  

como un parásito blanquecino.

tupido y reforzado?  

Nuestros débiles

Filamentos

perfeccionados por

los  bordados de su artificio

sobrepuesto a nuestra entidad.

Siendo nosotros

falsos capitanes,  

gobernadores ausentes

de nuestra posible vida.

Una existencia de hojalata

custodiada noche y día ,

por grandes maquinarias

de sangre,

bronce y fuego.

Ángeles anteriores

emperadores sobre  

la miniatura de nuestro

incierto universo.

¿Universo que  nunca será propio?

Nunca existió.

Nunca existiría

sin que antes

hubiera desaparecido

todo.

[Publicado el 07/3/2017 a las 10:30]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Poema 99

De modo casi mágico,

tras la tercera sesión de quimioterapia  

el tumor manzano

se ha convertido

en un garbanzo  

y, también,

las metástasis óseas han

regresado como ciegas carcomas

a sus escondrijos.

Otras han concluido, además,

sin dejar rastros vivos.

En su lugar,

una blanca sensación

de cura primogénita

sopla desde ayer   

como una brisa sencilla 

sobre la superficie

o incluso la hondura

infame e ilocalizable

de este cuerpo tan  propenso

a reaccionar sufrir

sin terminar aún.  

Cantones y revueltas

de una blanda arquitectura 

tan propensa a la confusión

parecen ahora conmoverse

benefactoramente

ante la llegada del veneno

 tan siniestro como diabólicamente

salvador.

Una  melodía medicinal

acompaña

su paso

y ya se escucha

en sus guaridas,

cada vez más desgastadas

el débil sonido de un perfume

proverbial.  

Tiempo adicional

sobre reductos

aun más atemorizados,

ante la guerra química

que, en este caso,

se administra

 en una sala de juego hospitalario

donde otros calvos y calvas, reciben  

semejante colación,

insulsa,  incolora, inconsecuente.

diga lo que diga

la nueva medicina de colores.

Puesto que esta afección

proviene de

sentinas sin luz,

acaso pecadoras natas,

y tan oscuras ofuscadas

que, ni ellas mismas,

inermes,

trasmiten la razón de su

quehacer.

Todo embozado, acorazado,

insensato.

Enfermedad medieval

sin crónica ni catalogación.

Una invasión de

menudos alicientes vermiculares, 

virus o bacterias,

que se evaden,

juntan o tropiezan

entre  torpes

maniobras

de animales y sus deyecciones

 plantas y su fatal putrefacción.

Suma de bendiciones

o maldiciones sin nombre 

que derivan en

en el indolente sueño

por goteo, por insonora perversión.

La suerte las divide y nos divide

por la divina arbitrariedad de conceder

bien y mal, vida y muerte en

actos de indiferencia absoluta.

Mentira, ignorancia, verdad.

Ni la mendacidad ni la veracidad

ni la venalidad ni el crimen

cuentan.

El destino obra sin tino.

Mediante pocas palabras

(Des-tino. Desa-tino)

y pese a la creencia

universal

A pesar de ese confiar

En la capacidad de su mente

y en su sagrada o

tan reescrita

longitud de miras.

[Publicado el 06/3/2017 a las 10:35]

[Enlace permanente] [0 comentarios]

Compartir:

Foto autor

Biografía

Nació en Elche en 1942. Escritor y periodista, se doctoró en Ciencias Sociales por la Universidad de la Sorbona y es miembro de la Fundación Nieman de la Universidad de Harvard. Escribe regularmente en el El País, diario en el que ha ocupado los puestos de jefe de Opinión y jefe de Cultura. Entre sus libros se encuentran: Noviazgo y matrimonio en la burguesía española, El fútbol, mitos, ritos y símbolos, El éxito y el fracaso, Nuevos amores, nuevas familias, China superstar, Emociones y Señoras y señores (Premio Espasa de Ensayo). En Anagrama, donde se editó en 1971 su primer libro, Si Usted no hace regalos le asesinarán, se han publicado también los volúmenes de cuentos Héroes y vecinos y Cuentos de matrimonios y los ensayos Días sin fumar (finalista del premio Anagrama de Ensayo 1988) y El planeta americano, con el que obtuvo el Premio Anagrama de Ensayo en 1996. Además ha publicado El estilo del mundo. La vida en el capitalismo de ficción (Anagrama, 2003), Yo y tú, objetos de lujo (Debate, 2005), No Ficción (Anagrama, 2008), Passé Composé (Alfaguara, 2008), El capitalismo funeral (Anagrama, 2009) y Apocalipsis Now (Península, 2009). Sus libros más reciente son Enseres domésticos (Anagrama, 2014) y Apocalipsis Now (Península, 2012).

 

 

 

OBRA PICTÓRICA/ WEB OFICIAL

 

Bibliografía

Enseres domésticos (2014). Anagrama. 

Apolcalipsis Now (2012), Península.

El capitalismo funeral (2009), Anagrama.

Passé Composé (2008), Alfaguara.

No Ficción (2008). Editorial Anagrama 

Yo y tú, objetos de lujo (2005). Editorial Debate

La ciudad inquieta: el urbanismo contemporáneo entre la realidad y el deseo (2005). Fundación Central Hispano

Noviazgo y matrimonio en la sociedad española: 1974-2004 (2004). (Coautor con Alejandra Ferrándiz). Taurus Ediciones

Alberto Schommer, el poeta de la visión (2003). La Fábrica

El estilo del mundo: la vida en el capitalismo de ficción (2003). Editorial Anagrama

Guillermo Vázquez Consuegra: obras y proyectos, 1996-2001 (2001). (Coautor con García-Solera Vera, Javier). Colegio Oficial. Arquitectos Comunidad Valenciana

Cuentos de matrimonios (2000). Editorial Anagrama

Señoras y señores (1998). Espasa-Calpe

El planeta americano (1997). Círculo de Lectores

Nuevos amores, nuevas familias (1992). Tusquets Editores

El éxito y el fracaso (1991). Ediciones Temas de Hoy

Poleo menta (1990). Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert

Días sin fumar (1989). Editorial Anagrama

Héroes y vecinos (1989). Editorial Anagrama

Sentimientos de la vida cotidiana (1984). Ediciones Libertarias

El fútbol, mitos, ritos y símbolos (1981). Alianza Editorial

Las solteronas (1978). Editorial Dopesa

Si Vd. no hace regalos le asesinarán (1972). Editorial Anagrama

La Ausencia (2011). Editorial Esfera de los libros

La hoguera (2012).  Editorial Temas de Hoy. Premio de Hoy 2012.

 

Portada de 'El capitalismo funeral'

 

Enlaces

Entrevista en Canal 2 Andalucía.

 

Reseña en Babelia.

 

Reseña en El País.

 

Reseña en El Cultural de El Mundo.

 

Reseña en El País - País Vasco

 

Entrevista en Periodista Digital

Premios

2012 Premio de Hoy de Ensayo 

2006 Premio Escritor del Año (Grupo Conde Nast)

2006 Grand Prix du Livre des Dirigeants

2002 Premio Julio Camba de Periodismo

1998 Premio Espasa de Ensayo

1997 Premio González Ruano de Periodismo

1996 Premio Anagrama de Ensayo

Vídeos asociados

Audios asociados

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2017 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres