PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 22 de julio de 2019

 Blog de Juan Pablo Meneses

Tu mochila es una bomba

La mochila está pasando su peor momento. Algunos ya presagian que el viejo equipaje que colgamos sobre los hombros, viajero como ninguno, vive sus últimos días. Días finales y explosivos que las han mostrado estallando y rompiendo y cortando y atravesando y quemando todo lo que se les interponía. El atentado en el Maratón de Boston ha vuelto a ponerla en los titulares, junto a imágenes de sangre, de muertos, de ciudades del primer mundo acordonadas, de médicos con el mejor equipo del planeta corriendo de un lado a otro, de llanto, de gritos, de testimonios agitados, de testigos, de heridos y de mochilas diseminadas en millones de pedazos por sobre la ciudad.

Pocas cosas están tan asociadas al viaje como una mochila. Por eso las mochilas explotan en aviones, en buses, en trenes, en maratones y no en redacciones de revistas, ni en salas de directorio, ni en acaloradas comisiones, ni en los canales de televisión. Las mochilas están en la espalda de los que se mueven. De los que van de un lado a otro y, de alguna manera - de una rarísima manera- el mundo nos enseña, a partir de ellas, que ya nada es lo mismo: de inofensivos, vagos y descreídos, los mochileros recorriendo el primer mundo han pasado a ser peligrosos, sangrefrías, eventuales terroristas.

Leo que en Estados Unidos, y ahora los sigue Europa, están educando a la gente para que reconozca a un viajero mochila-bomba dentro de los buses y trenes. No sólo eso, me entero que en los últimos años se han matado a balazos a varios mochileros sospechosos en espera de un tren.
Es la guerra, ya lo sabes.
Y la mochila siempre ha sido guerrera: Napoleón decía que cada soldado lleva en su mochila el bastón de mariscal. En Chile algunos estudiantes llevaban adentro de ellas molotov, aunque la mayoría apenas lleva un cuaderno.

Lo que pocos entienden, aunque ahora viva su peor momento, es que las mochilas siempre han tenido una carga. Y una muy explosiva. ¿O creen que el tipo que por fin abandona todo, se pone la mochila en la espalda y sale a recorrer el mundo lleva en la mochila solamente ropa? También carga una bomba de tiempo.

 

 

@menesesportatil 

[Publicado el 24/4/2013 a las 18:08]

[Etiquetas: mochila; bomba; viaje]

Compartir:

Comentarios (19)

  • Esta moda o comportamiento, es gracias a las mentes radicales y a la falta de una verdadera educacion con una intencion verdaderamente constructiva, en el caso de mexico ¿cuantos estudiantes universitarios no esconden explosivos y artefactos incendiarios en sus mochilas?, es lamentable que un objeto de tanta utilidad e indispensable para algunos (me incluyo)sea en la actualidad motivo de sospecha de quien la porta y motivo de temor de quien esta cerca.

    Comentado por: carlos manuel roman angulo el 05/12/2013 a las 03:54

  • Me parece interesante la reflexión de Juan Pablo Meneses con respecto a las mochilas, aunque para mi es muy difícil verla de otra manera que no sea en las espaldas de un niño el primer día de cada ciclo escolar, con esa sonrisa de orgullo y satisfacción por mostrarles a sus compañeros su mochila nueva. Considero importante que tratemos de darle a cada cosa su objetivo principal, ya que somos nosotros los que distorsionamos la realidad sobre el uso de cada cosa, en fin espero que ningún alumno que haya estado conmigo utilice su mochila para otra cosa que no sea cargar libros e ilusiones de un nuevo año escolar

    Comentado por: María Alicia Valencia Infante el 04/5/2013 a las 00:32

  • Todos cargamos una bomba de tiempo en algún momento y no precisamente en una mochila. La mochila no es culpable, de todo lo que se le puede culpar en estos dias, siempre ha sido y seguirá siendo una herramienta de viaje muy útil para cargar libros, documentos y artículos de viaje sobre todo para los jóvenes, son prácticas, permiten un rápido y mejor acceso a su interior. Si la mochila vive sus últimos dias, tenemos que buscar con que sustituirlas pero nada será como una práctica mochila al hombro, asi que esperamos que los mochileros sigan recorriendo el mundo.

    Comentado por: Alfonsa Cruz el 28/4/2013 a las 20:58

  • Desde tiempos muy antiguos la mochila se habia caracterizado por ser una herramienta muy útil, no solo para los viajes sino para tranpostar los materiales necesarios para nuestra educación(libros) asi como cosas variadas(un cambio de ropa en alguna situación extraordinaria, víveres, etc). El uso de la mochila en el presente no es solo por el gusto de traer una, sino una necesidad para muchas personas ya que es muy práctica, pero siempre hay algún uso alterno y mientras muchas personas la usan para cosas cotidianas, algunas otras las emplean para cargar cierto tipos de materiales que pueden llegar a ser nocivos. Cabe decir que es una pena que se haya puesto a la mochila(La que siempre ha ayudado) como una referencia de peligro.

    Comentado por: Sergio Mota el 28/4/2013 a las 20:33

  • La Inseguridad en Ambos Países, llevan a medidas de seguridad muy estrictas, el objeto más sospechoso se ha convertido en la mochila¡ inocente,dudosa, llamativa, amorosa, impecable, sucia, grande , pequeña, no importa siempre lleva algo , que a su vez nos delata quienes somos. Nuestra verdadera identidad no la revela nuestra ropa, nuestra vestimenta, un carro , me atrevo a decirlo que ni tu propia casa , si no lo que llevas dentro , lo que descubren al ver el interior de una simple mochila.Hubo un registro en el que encontraron una arma y dinero en una mochila de un niño de Kinder, esto es demasiado alarmante, cabe señalar que aquí el que pedía a gritos de ayuda era el niño, el entrego a sus propios padres.
    Sin duda alguna, la bomba puede estallar en cualquier momento. Es algo desalentador y des motivador que cuando veas a alguien caminar con una mochila pueda llevar tristeza para un país.

    Comentado por: IRENE DE LEON el 27/4/2013 a las 00:57

  • Junto a lo expresado por Juan Pablo Meneses el día de hoy, en México, se daba la noticia de que en el Aeropuerto Internacional de la Cd de México, un grupo de "seguridad privada" usaba los detectores de armas, que tienen monitores para ver el contenido del equipaje, para así ubicar dónde estaban los objetos de valor y poder extraerlos con precisión y rapidez a los miles de turistas que viajas por dicho medio.
    Mientras que las mochilas en Boston son objeto de sospecha, las maletas de equipaje en México son objeto de sospechosos.
    En Boston se puede llevar una bomba en la espalda y los hombres de seguridad están sospechando de todos.
    En México una maleta es ultrajada a espaldas del dueño y nadie sospecha de los hombres de seguridad; para mi la inseguridad aquí y allá son como una bomba a espalda de todos.

    Comentado por: Marcos Flores Torres el 26/4/2013 a las 08:24

  • No puede ser que ahora la culpable sea la mochila.Las bombas o los ataques terroristas son en diferentes tipos de dispositivos no podemos andar en la calle pensando que toda mochila vaya a explotar. Es un articulo indispensable y se debe seguir ocupando.

    Comentado por: Jose Alberto Ceron Torres el 25/4/2013 a las 20:53

  • No puede ser que ahora la culpable sea la mochila.Las bombas o los ataques terroristas son en diferentes tipos de dispositivos no podemos andar en la calle pensando que toda mochila vaya a explotar. Es un articulo indispensable y se debe seguir ocupando.

    Comentado por: Jose Alberto Ceron Torres el 25/4/2013 a las 20:51

  • No puede ser que ahora la culpable sea la mochila.Las bombas o los ataques terroristas son en diferentes tipos de dispositivos no podemos andar en la calle pensando que toda mochila vaya a explotar. Es un articulo indispensable y se debe seguir ocupando.

    Comentado por: Jose Alberto Ceron Torres el 25/4/2013 a las 20:11

  • La mochila siempre ha sido desde su invensión motivo de viaje, si a otros sitios geográficos, laborales, de aprendizaje, de recreo, deportes, en fín; siempre se trata de una herramienta que nos facilita el transporte de otras, esta muy útil herramienta ha crecido y desarrollado con nosotros sus usuarios y porque no decirlo, también se ha degenerado con nosotros como sociedad, ya hace tiempo debimos haber aprendido que lo que no nos agrada debemos de intentar cambiarlo en un marco de cordialidad y civilidad, respetando nuestro derecho y el de los demás.

    Es una lástima que la tan satanizada mochila, sea sinónimo de violencia y terrorismo y no la portadora de sueños y realidades de este viaje que emprendemos a diario mientras pasamos por este mundo.

    Saludos.

    Luis

    Comentado por: Luis Villagrán el 25/4/2013 a las 09:23

  • Se señala la mochila como si en todas se portara la amenaza, pero no es el único objeto donde pueden portar armas de destrucción. Con personas con ese tipo de ideas destructivas se pueden esperar atentados con otro medio, tal vez inimaginable e igual de cotidiano. hay que ver los coches bomba y los terroristas por cumplir con su objetivo están dispuestos a perder la vida.

    Comentado por: Alejandra Aragon el 25/4/2013 a las 07:35

  • La mochila no es la culpable de las cosas que carga , es como todo los anteriores medios que se usaban para hacer mal uso de ellos: cartas, paquetes, coches , inclusive gabardinas y cuando la gente trae bombas bajo la ropa , son las personas que las quieren utilizar de esa manera, desafortunadamente ese mal uso pone a la gente en contra de quien las usa y sobre todo prejuzga a la gente por su apariencia. ¿al ver las fotografias de los jovenes del atentado de boston, pensarias que serian capaces de eso?

    ¿porque en mexico en los eventos del zocalo se revisan mochilas y prohiben ciertos objetos? y en los EU no hacen revisones, o es otro pretecto para justificar sus acciones, desafortunadamente todos los que usamos mochilas saldremos afctados.

    Comentado por: Francisco Martinez Espinosa el 25/4/2013 a las 07:14

  • Es preocupante que muchas de nuestras acciones cotidianas se vean afectadas por el miedo; vemos con recelo a los extraños, a los coches que pasan por nuestro vecindario e incluso a que nuestros pequeños salgan a jugar. Sin duda la violencia ha cambiado nuestra percepción de la vida.

    Comentado por: María Guadalupe Hernández Hernández el 25/4/2013 a las 05:34

  • La gran utilidad de algo que se dice ser una mochila, cuando pasa de ser un articulo indispensable para la escuela, pero que en realidad lo que cargamos en nuestras espaldas es el gran futuro de nuestra vida llamado educacion sin darnos cuenta en esas etapas de nuestra vida, la cual dependiendo de nuestro empeño cambiara por completo el rumbo de las mismas.

    Comentado por: Luisa Flores el 25/4/2013 a las 05:14

  • Estoy seguro que las mochilas, maletas, portafolios o cualquier accesorio en el que la gente lleva y trae cosas de todo tipo seguirá viajando por el mundo, las veremos de día y de noche, con hombres y mujeres de todos colores, edades y nacionalidades. El punto para mi no es la sospecha que puede cargar una mochila sino revisar las medidas de seguridad y las políticas públicas que generan este resentimiento social.

    Comentado por: Eugenio Sánchez Aguilera el 25/4/2013 a las 04:37

  • Es preocupante la delincuencia en todos sus niveles tan preocupante es que el temor al deambular por nuestras calles nos acompaña siempre.
    Así mismo es triste darse cuenta que hacen falta mas cuadernos para las mochilas.

    Comentado por: J Jesus Almejo Guzman el 25/4/2013 a las 03:50

  • Como una herramienta que sencillamente no es más que una bolsa con una cuerda, que junto con la forma o estilo con la que se porta “LA MOCHILA”, sea catalogado tanto a la herramienta como a la persona quien la porta, como la mayor amenaza en el mundo… NO señores la mochila es culpable y a la vez inocente de ser utilizada como instrumento de muerte y destrucción, que al prohibir su uso, no se está acabando con el problema, sino que solo se les está quitando una de las tantas herramientas que las mentes retorcidas, traumadas y psicópatas tienen para causar daño. O que acaso si explota una pañalera o una bolsa de supermercado ¿también se prohibirán y asesinara a quien las porte? Dejemos de ver la parte superficial del problema y pongamos atención en el origen del mismo. Y a los gobiernos causantes de esto, traten de solucionar los problemas que ocasionaron sus políticas racistas y conquistadoras, que son las causantes de estas guerras, que quien las pelea o están en el ojo del conflicto, no son los líderes de esos países, sino millones y millones de personas inocentes que hoy en día son sospechosos de atentado terrorista solo por cargar en sus mochilas libros u objetos que podrían salvar su vida.

    Comentado por: Miguel Ángel Velázquez Báez el 24/4/2013 a las 23:10

  • Que giro ha dado la utilidad de una mochila, de ser un objeto en el que cargabamos parte de nuestra educación y futuro, ahora es un intrumento de destrucción y sigue cambiando el rumbo de nuestra vida.
    EDUCACIÓN, RESPETO Y TOLERANCIA, deberían de cargar todas las mochilas.

    Comentado por: Adriana Lanuza Jasso el 24/4/2013 a las 20:55

  • Es sorprendente como un utensilio como la "mochila" será motivo de desconfianza, gracias a los pensamientos distorsionados y llenos de fanatismo de algunas personas.

    Comentado por: Jesús Ángel Romero Fuentes el 24/4/2013 a las 20:19

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

(Santiago de Chile, 1969). Escritor, cronista y periodismo portátil. Es autor de los libros Equipaje de mano (Planeta 2003); Sexo y poder (Planeta 2004); La vida de una vaca (Planeta/Seix Barral 2008, finalista Premio Crónicas Seix Barral); Crónicas Argentinas (Norma 2009) y Hotel España (Norma 2009  / Iberoamericana / Vervuert 2010), distinguida por el Consorcio Camino del Cid como uno de los ocho mejores libros de literatura de viajes publicados en España el 2010. Sus crónicas se han publicado en 25 países y traducido a cinco idiomas. Ha sido columnista y bloguero en medios como Clarín (Argentina), SoHo (Colombia), El Mercurio (Chile), Etiqueta Negra (Perú), Glamour (México) y Clubcultura (España). Estudió periodismo en la Universidad Diego Portales y en la Universitat Autónoma de Barcelona, y fue relator del taller de Tomás Eloy Martínez en la Fundación Nuevo Periodismo que preside Gabriel García Márquez. El 2006, la Asociación de Prensa de Aragón publicó un libro que transcribe su taller de periodismo portátil. Ha sido cronista invitado en universidades de América Latina y España, entre ellas la UNAM de México, la Complutense de Madrid y la Universidad de Chile. Fundó la Escuela de Periodismo Portátil, con alumnos conectados desde más de 20 países y que organiza, junto a la Universidad de Guadalajara, el "Premio Las Nuevas Plumas" de crónicas inéditas y en español.

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres