PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 19 de diciembre de 2018

 Blog de Juan Pablo Meneses

El pianista de hotel (una teoría-blogger)

La teorí­a es simple: Los bloggers que publican en la web de un medio masivo son (aunque ellos mismos no se hayan dado cuenta) como un pianista de hotel.

El pianista de hotel sabe que la gente llega escucharlos porque, casualmente, iba pasando por el bar/lobby camino a su habitación.

El pianista de hotel entiende rápido que la fidelidad de su público es casi nula: el mismo dí­a que ellos se vayan, en su lugar aparecer un nuevo pianista de hotel para entretener a la gente que sigue pasando.

El pianista de hotel sabe, si es un buen pianista de hotel, qué temas disfrutan los pasajeros mientras se toma un trago o esperan las maletas. Si es un mal pianista de hotel, durará poco.

El pianista de hotel tiene, gracias a su trabajo de pianista de hotel, un dinero asegurado para fin de mes. Esto es muy importante, porque de esta manera  siente que vive de lo que toca: aunque toca sin que nadie lo escuche bien.

El pianista de hotel, cuando está afuera del hotel, toca las cosas que realmente le gustan: a veces, son parecidos a los que interpreta en el hotel. En otros casos, sus gustos personales son totalmente diferente al de los pasajeros.

El pianista de hotel juega a creer que tiene mucho público, que los asistentes se renuevan, que le piden autógrafos y él le cuenta a sus amigos de las miles de visitas que recibe a diario. Pero el pianista de hotel, si no le falla un tornillo, al final del día sabe que toda esa abultada audiencia no le pertenece.

El pianista de hotel puede ser alguien que nació para pianista de hotel, o alguien que logró el sueño de ser pianista de hotel, o alguien que terminó ahí­ porque no le quedó más remedio que terminar de pianista de hotel (tras una breve y glamorosa etapa de pianista a secas). Si bien hay diferentes tipos de pianistas de hotel, ninguno de los tres cuenta con su propio público.

El pianista de hotel tiene la esperanza, siempre, que se corra la voz de su trabajo. Y que llega público a escucharlo exclusivamente a él. Una audiciencia entusiasta, capaz de hacer callar a los pasajeros que molestan con el ruido de sus maletas o le gritan a sus hijos que corren por el lobby. Imagina a cientos y miles de personas que se aparecen diariamente en el salón, para pedirle una de sus nuevas composiciones o para vitorear aquella electrizante improvisación en vivo. Una más, una más. En esas cosas triunfales sueña el pianista de hotel, mientras toca para los pasajeros que no lo escuchan.

 

 

publicado en etiquetanegra.com.pe

 

@menesesportatil

 

[Publicado el 12/10/2011 a las 15:54]

Compartir:

Comentarios (6)

  • buenas, soy pianista de hotel tres días a la semana. Y la verdad, nunca supe qué cobrar por mis actuaciones. Soy autónomo y me dedico por las mañanas a otras funciones y por las tardes les paso factura de mis actuaciones al hotel de dos horas. Cobro 75€. Sé que es económico pero no se cuanto.

    Alguien me aconsejaría por favor?

    Comentado por: Josué L. el 22/7/2016 a las 12:59

  • el pianista de hotel para los que veo toca bajo presion tocas las cancione que le llegan al corazon de cadas cliente que esta serca una cancion es un recuerdo de cualkiel temas depersona que se acaban de de conoser algo por el estilo soy un pianista y se que tengo el deseo de trabajar en un hotel comopianista por primera vez el pianista ambientas las las compañias ambienta las noche y el gusto del cliente que se encuentra enojados con una cancion intrusmental todos vuerve ala normalidas

    Comentado por: francisco suazo perez el 14/7/2015 a las 22:48

  • Soy un pianista de Hotel y cada vez que toco es diferente, ninguna vez es igual a la otra,todo va dependiendo del estado en que me encuentre tanto a nivel fisico mental y espiritual,a veces toco para mi ,otras para el publico y en otras solo fluyo.Es impresionante como te vas adaptando a cada tipo de publico y aprendes a intuir sus gustos ,puedo relajar,mover, enamorar,odiar,volar,somos una estirme muchas veces incomprendida misteriosa y solitaria ,pero cuanda lanzas la primera nota inicias un vuelo hacia la aventura como buscando que algo o alguien te responda a veces tienes una mirada ,una sonrisa un aplauso timido eso es suficiente , es como el alimento primordial como el aire la vida misma.

    Comentado por: CARTERBLUE el 04/4/2012 a las 11:45

  • Me gusta

    Comentado por: Soledad V. el 17/10/2011 a las 16:10

  • y ?

    Comentado por: juan andres el 13/10/2011 a las 16:39

  • Buena teoría.

    Tengo la impresión de que el pianista de hotel, a pesar de todo, está contento o por lo menos lo pasa bien mientras toca/escribe. Tal vez si tocara/escribiera en un estadio lleno de gente, no sabría muy bien que hacer.

    Para completar la teoría creo habría que hablar de la excepción a la regla; y es que existen algunos hoteles que sobresalen por sus pianistas y a veces ciertos pasajeros deciden hospedarse ahí por ellos. Si ese pianistas se cambian del hotel, a un hostal o a su casa, la gente los sigue. Son los pocos. (Te seguimos JP).

    Comentado por: Chepo Sepulveda Egaña el 12/10/2011 a las 16:22

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

(Santiago de Chile, 1969). Escritor, cronista y periodismo portátil. Es autor de los libros Equipaje de mano (Planeta 2003); Sexo y poder (Planeta 2004); La vida de una vaca (Planeta/Seix Barral 2008, finalista Premio Crónicas Seix Barral); Crónicas Argentinas (Norma 2009) y Hotel España (Norma 2009  / Iberoamericana / Vervuert 2010), distinguida por el Consorcio Camino del Cid como uno de los ocho mejores libros de literatura de viajes publicados en España el 2010. Sus crónicas se han publicado en 25 países y traducido a cinco idiomas. Ha sido columnista y bloguero en medios como Clarín (Argentina), SoHo (Colombia), El Mercurio (Chile), Etiqueta Negra (Perú), Glamour (México) y Clubcultura (España). Estudió periodismo en la Universidad Diego Portales y en la Universitat Autónoma de Barcelona, y fue relator del taller de Tomás Eloy Martínez en la Fundación Nuevo Periodismo que preside Gabriel García Márquez. El 2006, la Asociación de Prensa de Aragón publicó un libro que transcribe su taller de periodismo portátil. Ha sido cronista invitado en universidades de América Latina y España, entre ellas la UNAM de México, la Complutense de Madrid y la Universidad de Chile. Fundó la Escuela de Periodismo Portátil, con alumnos conectados desde más de 20 países y que organiza, junto a la Universidad de Guadalajara, el "Premio Las Nuevas Plumas" de crónicas inéditas y en español.

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2018 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres