PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 30 de mayo de 2020

 Vicente Molina Foix

Cine o literatura

Como disyunción o como pregunta, esos dos términos acechan a todo escritor con veleidades fílmicas, sean pasivamente cinéfilas o sean más activas. El primer registro se ha hecho muy amplio desde los tiempos en que yo era un ‘joven turco' de la crítica especializada, rodeado de chicos todos en torno a los 20 años y todos poetas (entonces la crítica cinematográfica hecha por chicas era una entelequia, o como mucho un desideratum). Escritores cinéfilos ‘mayores' se contaban con los dedos de una sola extremidad, y los modelos literarios vivos que teníamos a mano no eran en absoluto proclives a esa operación de equidad estética que para nosotros resultaba natural: poner en el mismo altar del ‘walhalla' estético a Rilke y a Fritz Lang, a Montale y a Rosellini, a Proust y a Bresson, a Faulkner y a John Ford. Para nuestros maestros, Juan Benet, Gil de Biedma, Barral, García Hortelano, Claudio Rodríguez, la cinematografía era poco más que un arte aplicada, a la altura del diseño de muebles o la filatelia, y sólo el ‘western' despertaba (en Benet, sobre todo) una leve emoción épica, teñida de distanciamiento irónico.

   Hoy ya no es así, y los escritores, unos por cautela y otros sinceramente, conviven con el cine, cuentan con él en su repertorio imaginativo, van incluso asiduamente a las salas de exhibición, y nadie se escandaliza en una cena de novelistas (como a mí me pasó de adolescente) si se menciona con reverencia el nombre de un cineasta taiwanés o turco que acaba de estrenar una película tan buena o más que el último libro de Coetzee o Echenoz.

   Y luego está la segunda y más rebuscada categoría, a la que  -sin yo haberlo previsto en los treinta últimos años de mi vida- me veo ahora perteneciendo de modo creciente: la categoría del escritor que se acerca al cine con la intención de tomárselo tan a pecho que acaba haciéndolo él mismo, no ya como guionista sino como director. Estoy tranquilo, a ese respecto, cuando quedan sólo unos días para lo que antes se llamaba la primera vuelta de manivela de mi segunda película, porque también ahí tengo precedentes o contemporáneos de gran solvencia, que actúan como colchón (si no como inspiración) en el salto mortal que es siempre rodar con un amplio equipo de actores y técnicos. Pasolini (un guía siempre para mí, en todo lo que hizo), Cocteau, Genet, Edgar Neville, Robbe-Grillet, Marguerite Duras, Samuel Beckett, Susan Sontag, Gonzalo Suárez, Paul Auster. Algunos ejemplos, unos más persistentes tras la cámara que otros, de esta rara voluntad de no contraponer excluyentemente el cine a la literatura, que para ellos, y por tanto para mí, dejan de ser hermanos regañones o amantes furtivos, convirtiéndose en formas paralelas -aunque no similares- de contar historias.

[Publicado el 07/9/2009 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (5)

  • Pero, hombre de Dios, dígalo claro: el cine es un entretenimiento muy menor. Sea como Gil-Albert. No se puede comparar a Nabokov con Ozores, por ejemplo. Por favor, aplique sus mismos criterios conservadores a todas las artes. Ganaría más comentarios. Y tal vez se daría cuenta de lo mucho que sus afirmaciones se parecen a las que hace sesenta años otros hacían sobre su otra pasion favorita.

    Comentado por: Martillo Tilón el 26/9/2009 a las 05:11

  • Pues sí, mi querido "jbv a 10.710 km", me pillaste. Me encanta esa película, su atmósfera, su mensaje, su música. Gracias por las fotos, Vicente!

    Comentado por: jfsebastian el 11/9/2009 a las 15:46

  • guán
    blade runner, esa obra maestra, está basada en un librito modestito, "¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?"
    dos
    jfsebastian es un personaje importante de la peli : el principal fabricante de los replicantes
    tres
    pregunto : el bloguero (¿o es, somos, comentarista?) toma su... ¿nick, dícese así? de blade runner?

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 11/9/2009 a las 14:19

  • Hace ya unos cuantos años me sorprendió encontrar un pequeño librito de la editorial Tusquets sobre la magnífica película "Blade Runner" en el que se recopilaban una serie de ensayos de intelectuales tan sesudos como los filósofos Savater o Argullol (también en el Boomeran(g)), artistas como Urculo y, last but not least, escritores como nuestro VMF("Irrealismo sucio" se llamaba el ensayo de Vicente). Me chocó que un género "menor" como la ciencia ficción recibiera la atención de tanta gente culta, bastante antes además de que la película fuera tan conocida como lo es hoy (la primera edición del libro data de 1988, seis años después de un estreno en el que pasó sin pena ni gloria por los cines). Suerte con tu película, Vicente! Espero que nos cuentes detalles.

    Comentado por: jfsebastian el 08/9/2009 a las 21:17

  • sorry, perdón, no cine o literatura
    cine&literatura
    o : literatura&cine

    Comentado por: jbv a 10.710 km el 07/9/2009 a las 14:57

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

 

Vicente Molina Foix nació en Elche y estudió Filosofía en Madrid. Residió ocho años en Inglaterra, donde se graduó en Historia del Arte por la Universidad de Londres y fue tres años profesor de literatura española en la de Oxford. Autor dramático, crítico y director de cine (su primera película Sagitario se estrenó en 2001, la segunda, El dios de madera, en el verano de 2010), su labor literaria se ha desarrollado principalmente -desde su inclusión en la histórica antología de Castellet Nueve novísimos poetas españoles- en el campo de la novela. Sus principales publicaciones narrativas son: Museo provincial de los horrores, Busto (Premio Barral 1973), La comunión de los atletas, Los padres viudos (Premio Azorín 1983), La Quincena Soviética (Premio Herralde 1988), La misa de Baroja, La mujer sin cabeza, El vampiro de la calle Méjico (Premio Alfonso García Ramos 2002) y El abrecartas (Premio Salambó y Premio Nacional de Literatura [Narrativa], 2007);. en  2009 publica una colección de relatos, Con tal de no morir (Anagrama), El hombre que vendió su propia cama (Anagrama, 2011) y en 2014, junto a Luis Cremades, El invitado amargo (Anagrama), Enemigos de los real (Galaxia Gutenberg, 2016), El joven sin alma. Novela romántica (Anagrama, 2017). Su más reciente libro es Kubrick en casa (Angrama, 2019).

 

La Fundación José Manuel Lara ha publicado en 2013 su obra poética completa, que va desde 1967 a 2012, La musa furtiva.

 

Cabe también destacar muy especialmente sus espléndidas traducciones de las piezas de Shakespeare Hamlet, El rey Lear y El mercader de Venecia; sus dos volúmenes memorialísticos El novio del cine y El cine de las sábanas húmedas, sus reseñas de películas reunidas en El cine estilográfico y su ensayo-antología Tintoretto y los escritores (Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg).

 

Foto: Asís G. Ayerbe

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces

Información sobre la película El dios de madera

Audios asociados

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres