PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 14 de diciembre de 2018

 Blog de Vicente Molina Foix

Leer en corto

Excepto novela negra, para la que siempre hay tiempo el resto del año, el verano admite todo tipo de lecturas. Muchos lectores prefieren llevarse de vacaciones la saga interminable o el novelón denso (acaban de reeditarse, por cierto, en Ediciones B, los cuatro tomos de ‘José y sus hermanos' de Thomas Mann, el libro menos refrescante pero más incitante que conozco). Hago una sugerencia en las antípodas: leer en pequeñas dosis el mayor antídoto que hay contra la rutina, la poesía. Yo mismo la estoy ingiriendo tres veces al día desde que en junio empezaron los calores, y me siento divinamente. Y es además tan práctica. Sentado en una hamaca junto al Mediterráneo, viendo el atardecer nublado del Cantábrico, o en la pausa para tomar resuello en la subida incaica, el lector que lleve en su bolsa de playa o su mochila un pequeño libro de poemas, puede renovarse y continuar en pocos minutos.

    Mi tratamiento poético salutífero ha consistido en leer a los jóvenes (Joaquín Pérez Azaústre, último Premio Loewe, con ‘Las Ollerías) y a los menos jóvenes (Lepoldo María Panero, en sus ‘Traducciones/Perversiones', ambos editados por Visor), dejando un lugar humanamente sagrado para los muertos, dos de los muertos más vivos de la poesía del siglo XX. Empecé con la última aparición en castellano del portugués Eugénio de Andrade, de quien Hiperión (que ya había dado a conocer otras grandes obras suyas) sacó en el 2011, en excelente traducción, ‘Oscuro dominio', donde se haya ‘Ariadna', a mi juicio uno de los mejores poemas de este autor fallecido en 2005. El lector que quiera rememorar o descubrir a otro grandísimo poeta muerto recientemente, el chileno Gonzalo Rojas, puede rastrear en las librerías al menos dos de sus recopilaciones, ‘Concierto', publicado por Galaxia Gutenberg, y la ‘Antología poética' del Fondo de Cultura Económica, que incluye dos cedés con las recitaciones, llenas de encanto, del propio Rojas. Crepuscular pero muy sensual Andrade, matutino y sarcástico Rojas, son ambos escritores que alivian y reaniman, incluso en las jornadas más sofocantes.

     Un poeta (nacido en 1964) al que sigo desde el inicio de su trayectoria, que incluye excelentes traducciones literarias del francés, es Jorge Gimeno, de quien acaba de salir ‘La tierra nos agobia' (Pre-Textos). Gimeno hace una poesía original, a veces aforística, a veces narrativa, y siempre con un pensamiento detrás que estimula, que desconcierta o intriga. Subrayé en mi ejemplar estos versos de su poema ‘La contera': "Una oveja muerta es lo más parecido / a una piedra con patas. /  Al menos por un tiempo. / Luego la piedra se come a la oveja".

   Muy distinto a él es Ramón Irigoyen, navarro de 1942 al que Visor le publica su ‘Poesía reunida 1979-2011' en un volumen de 300 páginas que no tiene desperdicio. El lector que no conozca el aparatoso incidente político en torno a ‘Los abanicos del Caudillo', su obra de 1982 boicoteada por unos y defendida por gente como Gil de Biedma o Ullán, lo puede seguir al detalle en este libro, donde se recoge el extenso poema y las respuestas que lo acompañaron. Del Irigoyen más reciente me quedo con su ‘Romancero satírico', en el que brilla la vena cáustica de un poeta que mezcla el arte epigramático de los grecolatinos con el desenfado del cancionero de burla. Resultan irresistibles, y no sólo en verano, sus coplillas sobre la última boda real, con versos como estos: "En la boda de los Príncipes / celebrada en la Almudena [...] / la estrella fue el arzobispo / Monseñor Rouco Varela. / Brotó la teología / en su homilía serena, / preñada de luces santas, como una tía o una tea".

[Publicado el 01/8/2011 a las 09:00]

Compartir:

Comentarios (2)

  • me fascin a, es imposible es ... así como un hecho! es impresionante ok! entiendo que otros no les gutse o no tanto o ni siquiera lo piensen no sabría sin

    Ayer pensé

    Quiero que sea oscuro
    porque es de noche
    y solo son necesarias las bombillas
    y la lluvia

    estaba leyendo a un poeta
    m
    no era Eliot ni Joyce que me fasicnan ni.. así pues

    Comentado por: Enea el 04/8/2011 a las 17:26

  • Bien pudiera haber dado usted algún título que otro del género novela negra.Algún autor de calidad, que aquí siempre hay medianías y algo de confusión.Si bien hay tiempo durante el resto del año, hay quien sólo lee eso.Yo por eso no hago mucho distingos, así caiga lo que sea menester leo sin atender mucho a la climatología.Se presta muy bien la poesía o alguna buena novela, más típico en verano esta última. "Ensayos de incertidubre" o "Variaciones de un tema romántico" de Juan Benet, que ahora reedita Lumen, serían otros de los títulos tentadores.Claro que esto lo mismo ya sería leer en largo.Saludos, Vicente.

    Comentado por: Francisco de Escaen el 01/8/2011 a las 16:26

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

 

Nació en Elche y estudió Filosofía en Madrid. Residió ocho años en Inglaterra, donde se graduó en Historia del Arte por la Universidad de Londres y fue tres años profesor de literatura española en la de Oxford. Autor dramático, crítico y director de cine (su primera película Sagitario se estrenó en 2001, la segunda, El dios de madera, en el verano de 2010), su labor literaria se ha desarrollado principalmente -desde su inclusión en la histórica antología de Castellet Nueve novísimos poetas españoles- en el campo de la novela. Sus principales publicaciones narrativas son: Museo provincial de los horrores, Busto (Premio Barral 1973), La comunión de los atletas, Los padres viudos (Premio Azorín 1983), La Quincena Soviética (Premio Herralde 1988), La misa de Baroja, La mujer sin cabeza, El vampiro de la calle Méjico (Premio Alfonso García Ramos 2002) y El abrecartas (Premio Salambó y Premio Nacional de Literatura [Narrativa], 2007);. en  2009 publica una colección de relatos, Con tal de no morir (Anagrama), El hombre que vendió su propia cama (Anagrama, 2011) y en 2014, junto a Luis Cremades, El invitado amargo (Anagrama), Enemigos de los real (Galaxia Gutenberg, 2016). Su más reciente libro es El joven sin alma. Novela romántica (Anagrama, 2017).

 

La Fundación José Manuel Lara ha publicado en 2013 su obra poética completa, que va desde 1967 a 2012, La musa furtiva.

 

Cabe también destacar muy especialmente sus espléndidas traducciones de las piezas de Shakespeare Hamlet, El rey Lear y El mercader de Venecia; sus dos volúmenes memorialísticos El novio del cine y El cine de las sábanas húmedas, sus reseñas de películas reunidas en El cine estilográfico y su ensayo-antología Tintoretto y los escritores (Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg).

 

Foto: Asís G. Ayerbe

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces

Información sobre la película El dios de madera

Audios asociados

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2018 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres