PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

sábado, 30 de mayo de 2020

 Sergio Ramírez

II. La estampilla que cambió la historia de Nicaragua

Bunau-Varilla, un personaje de novela, había llegado a Panamá en 1884 como lugarteniente de Ferdinand de Lessep, quien nimbado por la fama de la construcción del canal de Suez logró reunir en Europa el capital suficiente para emprender las obras del canal de Panamá, donde fracasó ruidosamente. El proyecto no llegaría a ser consumado sino por el gobierno de Estados Unidos, después que el presidente Teodoro Roosevelt intervino para que el territorio de Panamá se independizara de Colombia en 1903.

En su libro Bunau-Varilla incluye una foto de la célebre estampilla de correos, emitida por el gobierno del general José Santos Zelaya en el año de 1900, con valor de un centavo. En el fondo aparece el volcán Momotombo coronado por un gran penacho de humo, y en primer plano el muelle del puerto lacustre que conectaba la línea ferroviaria de occidente con la ciudad de Managua por medio de barcos de vapor. Este muelle había sido destruido el año anterior, precisamente por una sacudida atribuida a las continuas erupciones del Momotombo.

Cuenta Bunau-Varilla que la balanza se inclinaba en el senado hacia la escogencia de Nicaragua, y era inminente una decisión contraria a Panamá. Recordó entonces la estampilla que había visto alguna vez, y recurrió a los agentes filatelistas de Washington que no sólo la tenían, sino que lograron conseguirle las noventa que necesitaba, una para cada senador. Eso fue suficiente. El alegato de los diplomáticos nicaragüenses, de que en Nicaragua no existían volcanes en erupción, quedó hecho trizas; y aún así, la votación fue apretada.

Esta inocente estampilla, como se ve, cambió radicalmente la historia de Nicaragua. ¿Qué hubiera ocurrido si el canal se construye a través de su territorio? ¿Cuál hubiera sido la suerte histórica de un país ya con suficiente mala suerte? Preguntas al viento.

[Publicado el 18/8/2010 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (4)

  • En el edificio de Archivos Nacionales vi esta semana (agosto 2014) exhibida una copia de la estampilla. Sí era de un centavo y quise re confirmarlo en este blog. Saludos, Sonia

    Comentado por: sonia ehlers el 27/8/2014 a las 23:08

  • La historia confirma que el detalle de la estampilla fue decisivo a la hora de inclinar la balanza hacia Panamá, claro entre otros detalles. Según leí la estampilla era la de un centavo.

    Comentado por: Sonia Ehlers el 08/10/2010 a las 19:56

  • DR. SERGIO RAMIREZ, MIS RESPETOS HACIA USTED, COMO PERSONA, COMO ESCRITOR, COMO NICARAGUENSE, ESTE ARTICULO SOBRE LA ESTAMPILLA, ES FICCIÓN O ES REALIDAD? NO CONOCIA ESA HITORIA...GRACIAS

    Comentado por: BOANERGES MENDEZ CAJINA el 07/9/2010 a las 17:24

  • Tal vez hubiera ocurrido que los Estados unidos no le hubieran entregado ni un centavo al Tesoro Nacional de las rentas del Canal. Tal vez nuestros politicos le hubieran cedido a perpetuidad los derechos del Canal. Tal vez una revolucion triunfante hubiera reivindicado el derecho sobre el Territorio Nacional y se lo hubiera entregado por solidaridad internacionalista a Rusia o Cuba, sin esperar participacion en las rentas por el uso del canal. No sabemos que hubiera pasado, pero esas hubieran sido unas buenas posibilidades. Bendito Momotombo, coloso que el solo retrato de tu portentosa figura no permitió mas desgracias a nuestro pais.

    Comentado por: Rene Torres el 06/9/2010 a las 16:19

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres