PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 25 de junio de 2019

 Blog de Sergio Ramírez

Las leyes de Somoza

/upload/fotos/blogs_entradas/pedro_joaqun_chamorro_cardenal_libro_med.jpgEl viejo Código Penal usado por el juez para condenar al poeta Ernesto Cardenal, fue reformado en tiempos de la dinastía Somoza gracias al poder de un personaje llamado Cornelio Hüeck, allegado íntimo del dictador, que inició un pleito por injurias y calumnias contra Pedro Joaquín Chamorro, quien desde las páginas del diario La Prensa fustigaba los negocios sucios y los abusos de poder del propio Somoza, y de su cómplice Hüeck.

Fue una reforma pasada a todo vapor el Congreso Nacional dominado por Somoza, y hecha a la medida de los deseos de venganza de Somoza y de Hüeck contra Chamorro: se creó así un procedimiento sumario para los juicios por injurias y calumnias, sin derecho a recurrir el acusado ante la Corte Suprema de Justicia en caso de ser condenado. La "ley Hüeck" dice también que en caso de que el condenado se niegue a pagar la multa, que en este caso es de 20.000.00 córdobas, deberá sufrir un día de cárcel por cada córdoba de la cantidad total, es decir, el poeta Ernesto Cardenal debería ahora cumplir una condena de 20.000 días, para lo que un hombre como él, de 83 años de edad, necesitaría otra vida entera.

Las leyes de Somoza sirven entonces para juzgar y condenar a mansalva a un poeta de talla universal, y que fue uno de los símbolos de la revolución, sólo porque, igual que en tiempos de Somoza, decir lo que uno piensa del régimen se vuelve un delito de lesa majestad.

[Publicado el 29/8/2008 a las 07:00]

Compartir:

Comentarios (9)

  • Naci en la ciudad de Leon,desconosco de la epoca de Somoza,pero creci durante la revolucion fracasada de los que se dicen llamarse Sandinista.No es de asustarse que ahora le suceda a esta persona (Ernesto Cardenal)lo que le estan haciendo los Ortegista.A mi hermano que fue un verdadero guerrillero que no estuvo en Costa Rica escondido como los llamdos Nueves creo que asi era su nombre o como los que tuvieron bajo las camas y que ahora dicen llamarse Sandinista,una vez que triunfa la revolucion fracasada lo quieren llevar al paredon porque lo acusan de ser contrarevolucionario por el simple hecho de no aceptar la farsa con que ellos llegan al poder.Ahora desde el exilio (Miami)me doy cuenta que la revolucion fracasada no fue mas que una obra del asesino Fidel Castro y su titere el asesino Daniel,su hermano y todos los que participaron de una o otra manera.
    En realidad mi manera de pensar es que mi patria va hacer libre cuando se acabe la ignorancia que los gobiernos que hemos tenido nos someten y paren algunos Nicaraguense que dicen llamarse,no sigan mas traicionando muestra querida patria (NICARAGUA).

    Comentado por: Enrique el 02/9/2008 a las 04:32

  • Nací en 1980 y crecí durante la revolución, aprendí quién era Ernesto Cardenal, me conmoví con las historias de los mártires, sus sacrificios, aprendí a respectar a la dirección nacional del Frente Sandinista, canté, recité de memoria las hazañas de nuestros héroes, vivos y muertos. Hoy resulta que ya no tenemos héroes sino personajes de caricatura, no sé si alguna vez fueron reales, ya no quedan hazañas para cantar, los ideales eran mentiras, trestas, discursos. Estoy perdida, no sé quién es Ernesto Cardenal, tampoco sé quièn soy yo.

    Comentado por: Lorena el 01/9/2008 a las 08:52

  • Ciertamente, como dijo Sergio en su post anterior, el juez no sabe quién es Ernesto Cardenal, ni le importa. Pero la verdad, quién sabe quién es Ernesto Cardenal? Figura de una revolución fracasada, perdida, defensor de ideales que no llegaron a nada más que a la desastrosa tiranía de Daniel Ortega, defensor de Chavez que sí sabemos quién es, perseguido hoy por sus amigos del pasado. Qué triste para el poeta y para nosotros que tal vez nunca sabremos realmente quién es Ernesto Cardenal.

    Comentado por: Anita el 01/9/2008 a las 08:41

  • Chipote, ese no es el asunto. Lo de Cardenal ahora es que se reabre un caso por supuestas injurias hace años y que
    ya fue terminado, aquel caso. Y se reabre ahora injustamente por razones politicas (la pareja Orteda), ese es el asunto. Ya lo aclaro Sergio Ramirez aqui y seria buene releyeras lo que en es ultimo envio de Ramirez lol deja aclarado...
    No confunda las cosas!!

    Comentado por: Fernando el 01/9/2008 a las 00:56

  • Era de esperarse, la historia es circular me recuerdo cuando era apenas un adolecente y oia y leia al Poeta Cardenal en un obra a escondida bajo la editorial Casa de las Americas, coleccion Honda de La Habana, Cuba. Los esplendidos poemas historicos y de denuncia social.La llegada de Cortazar a Solentiname junto con ud. Y luego en la orden de aprension contra el en el 78, la cual le costo el exilio en Costa Rica.
    Ahora, lo mismo, que cosa.

    Daniel y Somoza son la misma cosa!

    Comentado por: Ray el 31/8/2008 a las 03:39

  • Al gran poeta nicaraguense, al que nos hizo amar primero a Solentiname y después a la Revolución, un abrazo fraterno, desde la Argentina.

    Comentado por: cora el 31/8/2008 a las 01:57

  • cuando leo este tipo de cosas, me digo: ¿Dios Mío, cuándo nos libraremos de este tipo de gente y de régimen? hasta cuándo la vida de millones de personas depende de unos cuantos enfermos, que se marean con el poder y se olvidan de la gente por la que prometieron trabajar para hacerles justicia social?. Entiendo a los que observan a Saramago que se inmuta por Cardenal, pero no es cierto que lo hace sólo cuando afectan a uno de su gremio, eso no es justo afirmar. él se ha manifestado también por otros en otros pueblos lejanos, qué bueno que sepa de Cardenal!. ni el poeta ni nadie merece maltrato. qué pena que Ernesto Cardenal tenga que pasar por esto, a estas alturas de la vida. ¿a quién quejarse para conseguir una acción concreta contra esta maldad?

    Comentado por: lolichka el 30/8/2008 a las 21:46

  • Ahora Saramago clama contra Ortega. Un poder judicial al mando de un caudillo intenta aplastar a una persona, y se producen estas lógicas reacciones.
    Pero tanto Saramago como Cardenal han apoyado con entusiasmo al teniente Coronel Chávez, que también convirtió el poder judicial venezolano en una oficina propia en la que se siguen fielmente sus arbitrariedades.
    Lástima que los miles de venezolanos que están siendo persguidos por la "justicia" chavista no sean poetas famosos para conseguir la solidaridad del Pope de Lanzarote.
    Qué hipocresia esta odble moral que condena un delito, una barbarie sólo cuando afecta a uno de los nuestros, y no cuando afecta a un ser humano que piensa distinto de nosotros.
    En todo caso, solidaridad infinita con Ernesto Cardenal. La solidaridad y el deseo de justicia que él y algunos como él le han negado a otras víctimas.

    Comentado por: armando el 30/8/2008 a las 00:51

  • buena la ocasión para que Cardenal recuerde que su alegría por Chávez produce este tipo de monstruos. También en la Venezuela chavista que él tanto alaba hay represaliados politicos como él; y él debería saberlo y no quedarse callado. Porque al final, a todos nos pasa como en el poema de Brecht: al final vienen por nosotros, que nunca dijimos nada cuando se llevaban a los demás.

    Comentado por: chequera bolivariana el 29/8/2008 a las 11:42

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres