PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 25 de junio de 2019

 Blog de Sergio Ramírez

Ni paredes ni cerrojos

Un equipo científico de la Universidad de Berkeley, encabezado por el doctor Xiang Zhang, bajo financiamiento del Ejército de Estados y la Fundación Nacional de Ciencias,  ha dado con la clave para ocultar a las personas de la luz visible, y por supuesto también a los objetos. /upload/fotos/blogs_entradas/invisibilidad_med.jpgEstán pensando, por supuesto, en soldados, comandos, o batallones enteros, con sus armas, impedimentas, carros de combate y todo, pero como los inventos militares nunca tardan en pasar a los usos civiles,  seguro que un amante podrá llegar pronto sin que nadie lo vea hasta el lecho de la amada, por muchas paredes y cerrojos que la resguarden, que es lo mismo que asaltar una fortaleza. El reporte dice que los científicos empezaron por lograr la invisibilidad de objetos de dos dimensiones, pero ya han pasado a los de tres.

El hallazgo que desarrollan consiste en recubrir a la persona, o al objeto, con un llamado metamaterial  -mezcla de metal y placas con circuitos impresos-  capaz de desviar la luz que cae sobre la materia, igual que ocurre con el agua que gira alrededor de una piedra en medio de una corriente. Así, el poder del ojo de percibir el reflejo de la luz, quedaría anulado. Volverse invisible significa que alrededor de uno no se creen ni reflexiones ni sombras, y es lo que los científicos de Berkeley están logrando.

¿Dónde había ya algo parecido, en cuanto al procedimiento científico? Por supuesto, en una novela, que son las que crean primero la realidad.

[Publicado el 14/8/2008 a las 10:05]

Compartir:

Comentarios (3)

  • Estimado Sergio Ramirez,
    Lo leo desde hace tiempo, sus libros, porque el blog al final es una anécdota, pero hoy, justo hoy, no me lo creo.
    No me lo creo a usted, que acepte sí ¡a las barbaridades!, ¿será que ya la radicalidad es sólo la que suponemos pero no la que queremos o por la que hemos (cada cual a su medida, honestamente), luchado? Al menos desde algún lugar de las utopías (posibles), humanas, (humanamente posibles porque no es posible ignorar la historia, que es la de los aciertos y de los errores que ya deberíamos aprender de una vez, ...........,

    Comentado por: ¿? el 15/8/2008 a las 15:58

  • me ha sobrado un que

    Comentado por: aliblue el 14/8/2008 a las 13:56

  • Sí, eso he leído, es fascinante. Un tejido con relieves de millonésimas de milímetro que hace que la luz rodee al objeto en vez de que atravesarlo o ser reflejada. Dicen que al igual que alguien que esté más abajo en el río no puede saber si éste ha rodeado una piedra si no quedan señales en el agua, no se puede ver (supongo que "saber") un objeto que no causa disturbios en la luz. Vuelve la pregunta inmediata, qué es la luz, y qué son los ojos, cómo la captan.
    Está claro que, al menos yo, ya en dos días he pensado en unas gafas de "murciélago" que permitan detectar los objetos a través de métodos distintos a la visión y que de hecho ya existen ¿no? La visión nocturna? Pues imagino ellos, por la cuenta que les trae. De todas formas será toda una revolución, a ver cuánto queda para viajar en el tiempo... y contradecir a Einstein.

    Comentado por: aliblue el 14/8/2008 a las 13:54

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres