PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

viernes, 3 de abril de 2020

 Blog de Sergio Ramírez

EL CLÓSET Y EL RETRETE

El senador Larry Craig, del Partido Republicano de Estados Unidos, se presentó siempre como un verdadero guerrero de la decencia, incapaz de consentir el menor desvío sexual. Si le hubiera tocado vivir en tiempos de la rígida moral del siglo XVII, que bien retrata  Nathaniel Hawthorne en su novela La letra escarlata, habría sido uno de aquellos cuáqueros enemigos jurados del adulterio y la sodomía que imponían penas infamantes a los pecadores asediados por los vicios de la carne. Sólo las llamas del infierno podían purgar semejantes delitos, que mientras tanto era necesario denunciar en la tierra.

Severo como se le ve en las fotos, con el dedo alzado en admonición, nadie pudo imaginar nunca a este terrible juez con los pantalones abajo, proponiendo relaciones sexuales a otro hombre. ¡Y en un baño de varones de un aeropuerto! Metido dentro de la caseta del retrete, hizo al ocupante del cubículo vecino las señales indecorosas que corresponden a un código convenido entre homosexuales: unos golpes dado con la suela del zapato primero, y luego unos pases con la mano por la abertura debajo de la separación. Con la mala suerte de que el otro resultó ser policía.

Con lo que el intransigente senador Craig, enemigo número uno del matrimonio entre homosexuales, no salió del clóset, sino del retrete.

[Publicado el 06/9/2007 a las 08:11]

Compartir:

Comentarios (8)

  • La verdad sea dicha, me causa tristeza ingresar al blog de tan ilustre escritor y encontrar comentarios tan inocuos y bobos (por no decir estúpidos). Es claro que estamos en presencia de una noticia, abordada a manera de comentario sobre la misma, yo, por ejemplo, no me enteraba del suceso (y en realidad no me interesa demasiado el hecho en sí). Me parece acertado destacar la doble moral del funcionario público y podría dejar establecido el parangón para el momento en que nuestros flamantes "parias de la patria" mandan (y continúen mandando) a sus descuidadas amantes para que aborten hijos no deseados, en tanto, por otro lado, hoy han condenado, quién sabe a cuántas pobres mujeres, a la muerte por penalizar el aborto terapéutico...

    Comentado por: Carlos Pérez el 20/9/2007 a las 05:58

  • si es por escribir bien, todos observemos muy bien lo que ponemos. "Haber" no es lo mismo que "A ver", y las tildes se extrañan mucho en algunos textos. que se nota no es asunto de máquina, pues en una palabrita u otra aparecen. es decir, de haber tildes en la compu, sí que las hay. y discúlpenme, pero qué descortesía no facilitar los links en un tema tan sencillo. como si se tratara del super secreto de hiper investigación!. por Dios!
    más humildad hasta para increpar por favor!. que no entramos aquí con la toga de jueces a ver qué me dice este señor hoy que yo -el más bacán de todos- no sepa! qué difícil ser liviano, no? que no quiero decir, ser ligero.

    Comentado por: lolichka el 06/9/2007 a las 19:45

  • Querida Fatima:
    Yo se lo que significa Xenofobo, eso quise decir, indage usted sobre el pasado del policia que detuvo al senador Craig, use el adjetivo para darle literariedad al comentario. Le podria mandar varios "link" pero, eso seria facilitarle el trabajo. Yo tampoco creo que la detencio haya tenido algo que ver con la homofobia.

    Comentado por: Namor Adenip el 06/9/2007 a las 17:33

  • Xenófobos son los que tienen fobia los extranjeros.

    No creo que sea cuestión de homofobia, en algunos estados gringos incluso es prohibida la prostitución, ya sea femenina o masculina.

    Lo que a mí me llama la atención es que muchos de estos políticos de USA, recalcitrantes defensores de la moral, la familia y las "buenas costumbres" son luego sorprendidos en actos que ellos condenan ardorosamente.

    Comentado por: Fátima el 06/9/2007 a las 17:10

  • ¿Que?
    Escribe bien mi estimado Nomìn, para que hablemos, digo.
    XX OO

    Comentado por: Namor Adenip el 06/9/2007 a las 16:09

  • De Haber una aeromosa que su-cita la rompió, yo me iba A ver una aeromoza que suscita más cosas de las que cree usted.

    Comentado por: Nomín el 06/9/2007 a las 15:47

  • Yo me pregunto:
    El policia xenófobo hubiese actuado igual, si las señas se las hubiese enviado una bella aeromosa que escurridizamente se metio al sanitario de caballeros para tratar de tener alguna aventurilla antes del abordaje. Porque tambien ese seria un acto inmoral ¿o no?
    XX OO

    Comentado por: Namor Adenip el 06/9/2007 a las 15:03

  • Hola Don Sergio.
    Bueno pues, aterrice en su comentario, nuevamente lo que nos cuenta, es lo que vimos y escuchamos en las noticias que le dan vuelta a este mundo. Debido a eso la pregunta no es ¿En su opinion que hubiera pasado con el senador se el hecho se hubiese sucitado en el siglo XVII?, la verdadera pregunta es que va a pasar ahora, cuando el hecho se ha sucitado en el siglo XXI. Haber si aterriza Don Sergio. Por cierto, que pudoroso salio el policia.
    XX OO

    Comentado por: Namor Adenip el 06/9/2007 a las 14:56

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres