PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

lunes, 26 de agosto de 2019

 Blog de Sergio Ramírez

IV. ÁNGELES BAJO ACOSO

En esta historia del asilo de ancianos de Providence, es la primera vez que me encuentro con la mención de un ángel de la muerte en forma de gato. Los gatos, ascendidos a divinidades de primer orden en la cultura religiosa egipcia, no estaban en los altares para asustar con veleidades fúnebres, sino para ser adorados como amables dioses domésticos, guardianes del hogar, y benefactores sociales, porque se comían a las ratas que depredaban las cosechas, y salvaban así a los súbditos del faraón de las hambrunas. Razones prácticas llevan a veces a la canonización.

Pero si lo vemos bien, escurridizo y misterioso como es, un gato está bien dotado para cumplir las funciones de heraldo de la muerte. Le faltan las alas, asunto que debe ser echado en falta, pero no tanto. Algunos de los más conspicuos ángeles del antiguo testamento, anunciadores de desgracias funestas, nada menos que la destrucción de Sodoma y Gomorra bajo una lluvia de fuego, que ni los bombardeos en Irak, no tenían alas del todo. Y esa vez eran tres, tan atractivos de estampa como para que los pervertidos vecinos de Sodoma quisieran violarlos, algo que impidió el viejo Lot con el sabio recurso de ofrecer a los amotinados sexuales a sus propias hijas doncellas, a cambio de que dejaran en paz a los varones celestiales.

Qué tal sin en lugar de mancebos de cabellera rubia hubieran sido gatos esos tres ángeles de la muerte. Se hubieran defendido mejor con sus zarpas afiladas del acoso de la turba lasciva.

[Publicado el 17/8/2007 a las 10:00]

Compartir:

Comentarios (6)

  • La verdadera Revolución Femenina se dará cuando las mujeres se nieguen, simplemente, a parir varones.

    Genéticamente las mujeres son el futuro de la humanidad: apenas tienen genes de la violencia, no suelen tener el gen de la dictadura ni el del genocidio y no practican (o apenas o poco) esa desgraciada conducta humana que consiste en cebarse en el más débil o indefenso (ejemplos: la FIESTA taurina, ¡olé!, y la violencia doméstica).

    Yo, con todos mis defectos machistas que debo tener, votaría por un gobierno enteramente en manos de mujeres. Y no me importaría mucho esperar el mismo período de tiempo que han tenido los hombres para demostrar que apenas pueden -y mal- lo que ahora conocemos.

    Comentado por: HjorgeV el 20/8/2007 a las 10:55

  • los esquimales ofrecen a sus mujeres, gente extremadamente seria.

    Comentado por: piel el 18/8/2007 a las 14:38

  • bueno, la Biblia está llena de historias insólitas, no nos extrañemos de que Lot haya ofrecido a sus hijas -que igual sí sería violación amigos!- ni de que los ángeles hayan tenido medias alas nada más. "En la Biblia están todos los temas de la literatura", me dijo hace mucho un connotado escritor de mi país -Q.E.P.D.- (ah, el escritor, no mi país!;)
    y claro que los gatos son imágenes atractivas. los gatos tienen una presencia distinguida, sobria, son bellos! no se merecen ser anunciadores de la muerte, los vinculo más con la vida :)

    Comentado por: lolichka el 17/8/2007 a las 21:30

  • Ah, cuando lo consiente y las ofrece el mismo padre no es violación.

    Perdona mi ignorancia Piel. Es que yo de esas cosas de la religión -felizmente- sigo sin entender mucho.

    Que tengas un buen padre.

    Comentado por: HjorgeV el 17/8/2007 a las 20:37

  • caramba con el viejo Lot! No HjV, no era violación puesto que fue consentido: el padre las ofreció. Y caramba con los vecinitos de Sodoma! Aunque si se piensa bien no está mal ese paraíso, en vez de huríes ¿gatos? No.

    Comentado por: piel el 17/8/2007 a las 14:34

  • ¿Y de esas cosas cuenta la Biblia? ¿Y si es a mujeres ya no es violación, según esos sagrados textos? ¿Y, encima, es 'sabio' el recurso aludido?

    Comentado por: HjV el 17/8/2007 a las 11:56

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2019 | c/ Méndez Núñez, 17 - 28014 Madrid | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres