PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

NO SE MUERA VUESTRA MERCED, SEÑOR MÍO…

Se lee antes que nada por placer, luego devienen las filosofías y las pedagogías que se sacan como consecuencia de la lectura. No hay que tener miedo de identificarse entre los lectores que buscan libros recreativos, vuelvo a decirlo. Uno de los mejores elogios que Cervantes agradece, dentro del mismo texto de El Quijote, al comenzar con la segunda parte, es que aquellas aventuras eran leídas hasta por los pajes en las antesalas de los caballeros. Por tanto, es que se divertían con ellas. Fue hasta después que vinieron las lecturas didácticas que volvieron pesado al Quijote, al punto de infundir miedo a su grosor y majestad.

Gozar con un libro, llenarse de felicidad a medida que la lectura progresa, y sentirse invadido de pesadumbre cuando termina, como si hubiéramos perdido algo de nosotros mismos al despedir a los personajes que tanto han calado en nosotros. “No se muera vuestra merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía.”, exclama Sancho lleno de lágrimas frente a don Quijote que va a expirar, y es lo que nosotros repetimos con él. Alonso Quijano es ya real, tiene carne y sustancia perecedera, por eso va a dejar un hueco en nosotros.

[Publicado el 12/7/2007 a las 08:07]

Compartir:

Comentarios (5)

  • Dos veces empece a leerlo y dos veces me vencio sin terminarlo. Anyos despues, estoy intentado otra estrategia. Librivox es un sitio donde voluntarios leen obras cuyos derechos han caducado. Asi, cocino o viajo al trabajo en transporte publico o bicicleta mientras un reproductor mp3 me transporta a la Mancha.

    Comentado por: Jose-Luis el 21/7/2007 a las 23:32

  • HJorgeV: cuestión de gustos. El sólo recuerdo de la portada del libro me hace estremecer.

    Comentado por: Fátima el 13/7/2007 a las 17:14

  • Fátima:

    El Lazarillo de Tormes fue el primer libro que me devoré -literalmente- a mis escasos doce añitos, sin poder dejarlo para nada durante las dos o tres horas que me tomó leerlo (subía y bajaba del automóvil de mi primo Chacho sin poder apartar mis ojos del texto, mientras lo acompañaba en ya no sé qué diligencias allá en Lima). Además, con él aprendí que la literatura podía ser divertidísima.

    Conservo ese -maltratadísimo- objeto con especial cariño.

    Es un libro ideal para un adolescente, porque trata -entre otros- el tema de la libertad en cautiverio, o sea, justamente, de la adolescencia.

    ¡Qué sabia la respuesta de tu sobrino!

    Comentado por: HjorgeV el 13/7/2007 a las 07:21

  • Sergio, le leí días pasados. Ayer, Eliseo Alberto publicó una crónica -de las suyas, ya usted sabe- sobre esa situación. ¿La leyó?
    Me alegro muchísimo de esas palabras y las suscribo totalmente.

    Comentado por: estrella el 13/7/2007 a las 06:48

  • Totalmente de acuerdo. Para mí es tema de frecuente debate por qué en los colegios insisten en "obligar" a los estudiantes a leer libros pesados desde lo más íntimo de su ser.

    Sin embargo, hasta en eso podemos equivocarnos. Yo le comentaba a mi sobrino que me parecía criminal que El Lazarillo de Tormes sea todavía lectura obligada en algunos colegios, y me espetó "¿Y qué tiene de malo el Lazarillo? Yo no tuve problema en leerlo".

    Comentado por: Fátima el 12/7/2007 a las 18:28

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres