PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

LA MÁS TEMIBLE ARMA SECRETA

            En el año de 1994, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos comenzó a desarrollar una nueva arma secreta en los laboratorios Wright ubicados en el estado de Ohio. El programa, en el que se invirtieron 7.5 millones de dólares, fue concebido por la empresa Sunshine Project, con sede en Texas.

            El plan era desarrollar una sustancia para ser rociada sobre las tropas de infantería enemiga, algo que en este sentido no es nada nuevo: ya sabemos de sustancias y gases paralizantes, o capaces de causar vómitos y diarrea incontenible —el sueño dorado de los estrategas militares de ver a los adversarios corriendo a campo traviesa en busca de un retrete, o de un paraje donde bajarse los pantalones. Y aún gases y sustancias capaces de provocar risa incontenible: matar de risa, y así ahorrar balas.

            Pero esta nueva arma buscaba otros efectos aún más devastadores: provocar en los soldados enemigos una desenfrenada urgencia sexual, tan irreprimible que los obligara a lanzarse unos en brazos de otros, y rodar por los suelos en éxtasis de amor carnal, convertidos todo en gays gracias a una reacción química filtrada por los poros.

            Los científicos que idearon esta terrible arma secreta, capaz de dejar al enemigo tendido en el campo de batalla, no se hicieron, sin embargo, una pregunta crucial: ¿qué pasaría si los soldados rociados con la sustancia afrodisíaca, en lugar de buscarse entre ellos para saciar sus urgencias, se lanzaran sobre las trincheras contrarias en busca de los soldados del otro bando?

            Por fin, la paz.

[Publicado el 26/6/2007 a las 08:30]

Compartir:

Comentarios (8)

  • Pues que se haria la paz y no la guerra!!
    que saquen esa arma,que la saquen y que nos la rocien a todos a ver si dejamos de odiarnos entre nosotros !!

    Comentado por: Alejandro el 11/7/2014 a las 22:43

  • El imperio ya no sabe que inventar para matar, agredir o vulnerar al tercer mundo, pero seguros deben estar que algun dia les saldra el tiro por la culata. Ese dia pediran clemencia, y se preguntaran DIOS MIO que hemos hecho, para recibir este castigo.

    Comentado por: EURODUZA el 28/8/2011 a las 22:11

  • Por dios si hay algo que odio es la diarrea que emana de las manos he aqui un ejemplo para gay no se necesita un quimico aunque claro esa posibilidad existe no creo que sea signo de una columna

    Comentado por: Esclavo el 17/8/2011 a las 00:16

  • hacia años que no leia algo tan ridiculo,

    Comentado por: victor el 02/5/2011 a las 00:04

  • quiero conocer como es el arma

    Comentado por: carlos el 04/8/2010 a las 23:23

  • Esta historia me recuerda la novela "A confederacy of dunces" (¿"Conjura de los necios" le pusieron en español?) en donde Ignatius J. Reilly tiene un plan para acabar con las guerras, introduciendo homosexuales en el ejército, para que al momento de enfrentarse en batalla los soldados corran unos a otros y se enfrasquen en una orgía (uno de sus tantos planes para hacer un mundo "mejor").

    Comentado por: Raúl Pavón Terveen el 27/6/2007 a las 02:12

  • este blog era más leido cuando al menos SRM se esforzaba por los posts...

    Comentado por: Rodrigo Peñalba el 27/6/2007 a las 02:05

  • No se si todo esto que cuentas es verdad o es una tomadura de pelo. En todo caso me hizo recordar la escena de la frustrada ejecucion del personaje principal en la película ''El Perfume''.
    No creo que la humanidad invierta en formas tan ''bonitas'' o ''suaves'' de derrotar al enemigo. Siempre preferira achicharrarlo con napalm o algo por el estilo.

    Comentado por: Guido el 26/6/2007 a las 17:56

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres