PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

PUEDES PERDER LA CABEZA

No todo para, desgraciadamente, con las periodistas afganas, víctimas de la intolerancia y la corrupción ejercidas desde el poder, sea éste el poder oficial, o el que emana desde las sombras. En los territorios palestinos, un grupo clandestino de extremistas islámicos que se hace llamar “Espadas de la verdad”, ha prometido decapitar a las presentadoras de televisión pública de Gaza como represalia por mostrarse en la pantalla descubiertas de la cabeza, peinadas y maquilladas.

La amenaza ha llegado a las presentadoras a través de un correo electrónico que no puede ser menos explícito: “les cortaremos la garganta vena a vena, para proteger el espíritu y la moral de esta nación”, reza el texto. Y no están bromeando. En la cuenta de las “Espadas de la verdad” hay ya una buena lista de mujeres que han sido asesinadas por el sólo hecho de vestir jeans o blusas desmangadas, y los mismos son también autores de atentados contra ciber-cafés, librerías, y video clubes que ofrecen películas donde se muestran desnudos, o escenas eróticas.

            Estos terribles guardianes de la moral pública y de la decencia femenina, que andan por allí con la espada desenvainada, matan en el nombre de Dios, como los inquisidores torturaban y hacían que sus víctimas fueran consumidas por las llamas, también en el nombre de Dios. Pero bajo las negras sotanas de ayatolas y curas inquisidores, se han escondido siempre pervertidos o reprimidos sexuales, no nos quepa duda. Lo mismo que Jack el destripador.

[Publicado el 12/6/2007 a las 08:40]

Compartir:

Comentarios (2)

  • No pues siendo así, mejor si me quedó en Sinaloa¡¡¡
    Que horror, no es algo que ignoraba de los territorios palestinos, solo que anestecia uno con olvido esas culturas, a veces si es necesario mejor no enterarse de algunas noticias... son deprimentes sin duda alguna.
    No es un consuelo pero al menos en México si te mantienes al márgen de todo lo prodrido si la libras, pero en cuestiones como esas de fanátismo en aquellos lares es decepcionante ver como "Dios" entontece.
    Pobres mujeres¡¡ Se me ocurre como sueño huajiro (así decimos por acá) que todas ellas hicieran una protesta, si no todas un gran número salieran a la calle vestidas como les diera su gana a ver que procedía; algo así como cuando Ghandi convocaba a esas reuniones masivas de forma pacífista. Pienso que la unión hace la fuerza.
    Saludos.


    Comentado por: Eréndira Gallardo el 12/6/2007 a las 16:43

  • Las degollarán, no hay duda. Ellas saben lo que se juegan. Tarde o temprano. Los narcos me gustan más porque practican un asesinato laico, limpio. Y, si exhiben demostraciones de confesionalidad, o no se lo creen ni ellos; o se trata de una confesionalidad pagana, más centrada en el Animismo y los fetiches que en la religión institucionalizada.
    Así mueres mejor. Porque sólo te mata un loco. Lo malo es cuando 'Dios' se vuelve también loco. Los asesinos religiosos, no sólo matan: a la vez, condenan a sus víctimas.
    Los asesinos religiosos pierden la condición humana. Los asesinos laicos, que matan por dinero, resultan desgraciadamente demasiado humanos.
    Saludos.

    Grifo

    Comentado por: Grifo el 12/6/2007 a las 09:55

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres