PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 27 de octubre de 2020

 Sergio Ramírez

I. REGRESO A LOS INFIERNOS

Según ha proclamado el Papa Benedicto XVI, el infierno es real. Sus llamas eternas queman de verdad, y el castigo que uno debe esperar en sus antros pestilentes y caldeados no es metafórico, como hace apenas ocho años lo proclamó el Papa Juan Pablo II, al mandar desmantelar toda la escenografía del infierno, y declararlo un lugar del alma atormentada, y no destino del cuerpo pecador. Terrible corrección de rumbo que nos devuelve otra vez, de cabeza, no sólo a las simas horrorosas del tormento por fuego, sino a las oscuridades de la Edad Media. Es como si otra vez mandaran a abrir Auschwitz y los demás campos de concentración, y todo el GULAG en las estepas siberianas.

La peor de mis pesadillas cuando niño tenía que ver con el infierno y su cohorte de diablos armados de tridentes que buscaban empujarme hacia los insondables abismos de los que surgían indómitas llamaradas, o hacia los calderos de aceite hirviente en los que los supliciados debían purgar sus pecados. Aquellos diablos de pellejo colorado y cachos de buey, que olían a azufre y cuyos ojos de lumbre despedían un fulgor maligno, eran parte real de mis noches, como lo eran mis sudores helados al despertar, temiendo siempre regresar al sueño. Cerraron el infierno, para alivio de tantos, y, triste realidad, no era más que una medida provisional.

[Publicado el 10/5/2007 a las 08:30]

Compartir:

Comentarios (6)

  • EL INFIERNO ES UN ESTADO MENTAL. NO CREO QUE HAYA UN LUGAR FISICO DONDE LOS CONDENADOS ESTEN ARDIENDO ETERNAMENTE, ESO SERÍA IMPOSIBLE. ES INCOGNOSCIBLE PARA NOSOTROS LOS HUMANOS PRETENDER EXPLICARNOS COSAS QUE NO PODEMOS ENTENDER EN ESTA ESFERA TERRESTRE. EN ESTA ESFERA IMPERA LA SENSACION Y COMO PODEMOS VER PARA PODER SENTIR DOLOR O PLACER HAY QUE TENER UN CUERPO CON SENSORES, ENTONCES COMO PODRÍA UN ESPIRITU O ALMA EMITIR SONIDOS O GEMIR POR DOLOR? ATERRICEMOS ALGUNA VEZ, ESTAMOS EN ESTE PLANETA. RECOMIENDO LEER NUEVAMENTE A NIETZCHE.

    Comentado por: HERMENEGILDO CARDONA el 17/2/2009 a las 21:37

  • yo creo en dios, en el infierno, en el papa, en el paraíso, tal como dice la biblia.

    Comentado por: creyente el 10/5/2007 a las 21:52

  • còmo se puede seguir creyendo en la iglesia catòlica despues de tantos ires y venires...y peor despues de tantos desaciertos?
    personalmente creo que no hay fe que lo aguante.

    Comentado por: casi el 10/5/2007 a las 20:56

  • El infierno para mi son todas las frustraciones que se acumulan durante la existencia, claro eso debido a mis limitaciones humanas.
    Ya ni los infirnos de Dante me impresionan, al final no te has de morir sin pagar los elotes que te hayas comido.

    Comentado por: lejosdelatristeza el 10/5/2007 a las 17:45

  • Mal asunto. Este siniestro ex-inquisidor Ratzinger quiere responder al fundamentalismo islámico con el no menos sanguinario fundamentalismo católico. Parece mentira que aún exista tanta gente que crea en supersticiones medievales semejantes. Sobre todo en Latinoamérica, donde tantos crímenes se cometieron bajo el nombre de Cristo.
    Puestos a elegir, yo también prefiero ir al infierno, que es donde estará toda la gente interesante. El cielo que se lo quede el Papa y sus beatos meapilas.

    Comentado por: Filemón Pi el 10/5/2007 a las 16:15

  • EL infierno nunca dejó de existir, pero yo creo que el Papa Benedicto viene de una escuela más realista y radical...entonces al ver que la gente no le tiene respeto a nada y vive sin que le importe un carajo el prójimo ha tenido que recurrir a la vieja y efectiva arma del miedo...como Sergio lo dice nos aterroriza la idea de terminar ardiendo en llamas por toda la eternidad.

    El limbo nunca existió en la Biblia por lo que su existencia nunca fue real.

    De lo que me queda la duda es del Purgatorio.

    Comentado por: dorothy hale el 10/5/2007 a las 14:44

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres