PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

martes, 27 de octubre de 2020

 Sergio Ramírez

II. APOCALIPSIS NOW

          El físico alemán W.O. Schumann probó hace medio siglo que la Tierra se halla rodeada por un campo electromagnético que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera, 100 kilómetros encima de nosotros. Ese campo tiene una resonancia constante de 7,83 pulsaciones por segundo.

          La resonancia de la Tierra (Resonancia Schumann) se había conservado por miles de años en 7.8 hertzios, pero desde 1980 se ha venido elevando hasta llegar hoy día a 12 Hertzios. Esto significa que 16 horas equivalen ahora a un día de 24 horas. El tiempo, por tanto, se está acelerando de verdad, no sólo en mi percepción mental.  La Navidad está cada año más cerca que antes.

          Los animales vertebrados, entre los que nos contamos, y el cerebro humano, tuvieron siempre esta misma frecuencia de 7,8 hertzios, que era la adecuada para conservar nuestro equilibrio natural, al mismo paso que “los latidos del corazón de la Tierra”.  A la pulsación acelerada de 12 hertzios, como ocurre ahora, todo dejó de ser normal. Vamos más rápido, cuerpo, mente, ambiente, tiempo y realidad.

            Y a la par de grandes desequilibrios ecológicos, tales como las perturbaciones climáticas,  tsunamis, huracanes y erupciones volcánicas,  no sólo se acelera nuestro sentido del tiempo, sino que cambian nuestros patrones de sueño, y cambia nuestro sistema inmunológico. Cambia nuestro ADN, “de 2 fibras, de regreso a un ADN de 12 fibras”.  Y también crecen las tensiones humanas, y los conflictos bélicos, los odios religiosos y raciales. El corazón del mundo bate más aprisa, con ansiedad y temor.

[Publicado el 07/5/2007 a las 08:30]

Compartir:

Comentarios (12)

  • Bien es sabido que 3/4 partes de nuestro planeta es agua. Casi 80% en masa de agua tenemos en nuestro cuerpo. La musica, el sonido son capaces de lograr algo en nuestros organismos. El interactuar con vibraciones idonéas en nuestras celulas que contienen agua, sales minerales, el sonido armonico reordena de manera natural cada estructura molecular (cada ser) logrando una reconeccion molecular y estructuras altamente definidas capaces de crear en el ser humano un flujo de energia mas optimo (equilibrio). La oracion, meditacion, sonidos armonicos ayudan a la reorganizacion de nuestras moleculas.

    Comentado por: Angeles el 16/11/2009 a las 17:57

  • Muchas palabras pero ni una sola referencia concreta a quien ha realizado esas mediciones
    En un principio huele a HOAX. ¿No les parece?
    "Alguien de total fiabilidad le dijo a otro que a su vez se lo dijo a un tercero que el mundo se va a acabar por X, Y ó Z. Lo de siempre. Si hubieran dicho que todo iba a seguir igual a nadie le interesaría. Pero ¡OOHHH! Si anuncia catástrofe, por inverosimil que resulte vende. Los seres humanos somos así de morbosos, oiga...

    Comentado por: Javier el 28/10/2007 a las 21:59

  • Creo que se han tomado varias ginebras antes de escribir ¿por que no estudian un poquito de física antes de difundir tantas tonterías?

    Comentado por: Jorge el 21/6/2007 a las 22:58

  • bueno, la verdad es que a mí sí se me hace creíle de que ahora el día de 24 horas equivale a uno de 16. uhmmm, así sí llego a comprender por qué el tiempo ahora se me pasa más rápido, y me asusta que ya llega el día de la madre, luego el del padre, y claro, a continuación, para la navidad ya es un suspiro no más, qué cosas. eso de aprovechar el tiempo es una cosa tan relativa...¿cuándo está bien aprovechado? ¿cuándo desaprovechado? ¿vivir frenéticamente es aprovechar al máximo el tiempo? ¿parar esa carrera loca y por un rato no hacer nada es perderlo? uhmmm. no sé! miro mi par de cactus nuevo y pienso en lo lindo que se verá en los simpáticos maceteros que recién compré y...¿será que pierdo el tiempo? total, este sigue igual sin mí...

    Comentado por: lolichka el 08/5/2007 a las 00:36

  • fátima, el tiempo pasa más rápido, está ( por ahora ) comprobado, las veinticuatro horas pertenecen a su reloj... al reloj... antes existían 13 meses al año.. qué le parece ..
    m?

    buenas noches
    Enea

    Comentado por: Enea el 07/5/2007 a las 21:58

  • ¡A mí, por favor, cuando me regresen el ADN, que me quiten un par de años, me pongan dentadura perfecta y ya saben!

    Comentado por: Pasquín el 07/5/2007 a las 16:44

  • ¡Buena doctora Fátima!

    Comentado por: Pasquín el 07/5/2007 a las 16:41

  • De lo que entiendo no es que el tiempo pase más rápido, porque la tierra se sigue demorando sus aprox. 24 horas en dar la vuelta sobre su propio eje, lo que ocurre es que ahora "el corazón le late más rápido", estaría, digamos, con hipertensión.

    Comentado por: Fátima el 07/5/2007 a las 15:16

  • Pues como dijo aquel habrá que espabilarse y hacer más cosas y más rápido, asi que empezaré por recomendarles que no pierdan el tiempo en mi web y vallan a leer a escritores más garantizados luego no digan que la culpa es mia. WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 07/5/2007 a las 15:11

  • El tiempo, por tanto, se está acelerando de verdad, no sólo en mi percepción mental.
    .........
    no es una percepción, no, es una interpretación (datos y análisis. interpretación)científica y personal...

    pasa el tiempo rápido especialmente cuando miramos ... la memoria, nuestro tiempo personal. La memoria. Dicen que la memoria no existe ... es un recuerdo. Existe el presente que puede ser diferente... bello es... intentarlo

    Enea

    Comentado por: Enea el 07/5/2007 a las 14:35

  • Sí ... y lo demostraron otros físicos entre ellos.. pero ...

    Cambia nuestro ADN, “de 2 fibras, de regreso a un ADN de 12 fibras”. ... ni idea! se que el adn, según dicen, cambia porque existe el lenguaje y parece que eso no son más fibras pero ni idea igual lo pregunto. el lenguaje en sentido real ha ampliado no el cerebro sino la diversidad cognitiva de las áreas no estáticas cerebrales, me gustó eso... resonancia mágneética ( con dos acentos) es la Tierra, bello pues.

    Música, señores, resonancia de Schumann música de quien perdió la cabeza...
    dicen que el Papa cuando visita paiss besa la Tierra, creo que a veces la muerde, esa mujer que casi parece india, de la fotografía, quizás indú, hindú parece escuchar la Tierra. La fiesta de los elefantes no me gusta, ni que les vistan, pero realmente ellos parecen contentos y baten las orejas como Dumbo. Todas las civilizaciones, todos los tiempos, todas las culturas tienen cosas bellas y menos bellas es correcto explicarlas todas.... y escuchar... por supuesto La Tierra...

    Enea

    Comentado por: Enea el 07/5/2007 a las 14:11

  • Ajústense los cinturones, por favor...

    (O sea que la culpa del calentamiento global, de la invasión de Irak y otros conflictos bélicos, las disminuciones de sueldo -se trabaja menos- ¡ya se la podemos pasar a Schumann! ¡El nuevo anticristo!)

    (¿Se habrá puesto a releer demasiado las historietas ilustradas de su niñez, el caballero? ¿Será por eso que el número de líneas de su bitácora ha sido siempre tan corto? ¿Uno de los primeros afectados por el síndrome empequeñecedor de Schumann?)

    (¿O le ha llegado la onda del tsunami experimental de su colega don Roncanessaóscar?)

    Comentado por: C.C. el 07/5/2007 a las 09:43

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres