PRISA utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Al continuar con tu navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Cerrar

El Boomeran(g)

El blog literario latinoamericano

miércoles, 5 de agosto de 2020

 Sergio Ramírez

III. NO LLORARÍAMOS TANTO

            Me paso a las telenovelas aprovechando el puente de Disney. De esa lucha rotunda entre buenos y malos no se salvan ni los novelistas clásicos algunas veces, como no se salva Dickens, dígalo si no El almacén de antigüedades donde la protagonista, la pequeña Nell, es buena y sufrida hasta las lágrimas, y si no muere no lloraríamos tanto, mientras que su enemigo Quilp, “el enano más feo que pudiera verse en cualquier feria por un penique” es malvado hasta el asco. Y aunque no se trata de un autor de historietas a lo Disney, la telenovela está en deuda con Dickens. Hay que tomar en cuenta que sus novelas se publicaban por partes o capítulos en revistas y diarios en Inglaterra, e igual que cada capítulo de una telenovela hoy, las entregas eran seguidas por miles, al punto que la gente se arrebataba los ejemplares de los periódicos para enterarse de lo que había ocurrido con los personajes desde la vez anterior.

            El mecanismo de las telenovelas es el mismo: la lucha constante de los buenos contra los malos, los obstáculos que se oponen, también de manera constante, a la realización de un amor: la oposición de una madrastra malévola como la de Blancanieves, o el abismo entre las posiciones sociales de los enamorados, ella una empleada doméstica que se enamora del hijo del millonario en cuya casa sirve. Las mismas viejas historias, en odres nuevos.

[Publicado el 19/3/2007 a las 09:30]

Compartir:

Comentarios (3)

  • la telenovela latinoamericana, tal vez solo se salva la brasilera, y eso, con contadas excepciones.
    los gringos si han llevado a otro nivel la cuestion con lo que se llaman las ''soup operas'', de un nivel casi cinematografico y mucho mas interesante, como ejemplos tendriamos ''the x files'', ''the O.C.'', ''HEROES'', etc. etc.
    yo soy adicto a varias de esas series.
    al cesar lo que es del cesar y los gringos hacen buenas series pues, no ese bodrio que son las telenovelas venezolanas o mexicanas.

    Comentado por: solano manuel arriola pajares palma el 20/3/2007 a las 02:32

  • Hoy los amores más sonados son los de viejos con chicas jovenes, osea viejos millonarios con chicas de clase más bien baja. los tiempos cambian que es una barbaridad especialmente en la cuestión amorosa.Esa es mi opinión y eso es lo que digo. WWW.antoniolarrosa.com

    Comentado por: Antonio Larrosa Diaz el 19/3/2007 a las 23:25

  • Sergio:
    Una gran diferencia entre Dickens y las telenovelas actuales, que no es formal, como la entrega por capítulos, sino muy de fondo: Dickens pintaba, en su literatura, una realidad social, la de la Inglaterra industrial del siglo XIX, con sus injusticias y miserias. Las telenovelas actuales - culebrones - soslayan la realidad, salvo algunas honrosas excepciones.
    Saludos


    Comentado por: Elvira el 19/3/2007 a las 19:34

Deja un comentario




Tu correo electrónico:


Escribe los caracteres de la imagen (para evitar SPAM):

Comentario:


Foto autor

Biografía

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas (2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos (2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Su web oficial es: http://www.sergioramirez.com y su página oficial en Facebook: www.facebook.com/escritorsergioramirez.

Foto Copyright: Daniel Mordzinski 

 

 


Bibliografía

Página diseñada por El Boomeran(g) | © 2020 | Fundación Formentor | Barceló Torre de Madrid. Plaza de España, 18 28008 Madrid (España) | | Aviso Legal | RSS

Página desarrollada por Tres Tristes Tigres